Revista Española de Cardiología Revista Española de Cardiología
Rev Esp Cardiol. 2014;67:948 - Vol. 67 Núm.11 DOI: 10.1016/j.recesp.2014.01.021

Aneurisma coronario tras angioplastia con balón recubierto de paclitaxel

Salvador Montalbán Larrea a, Francisco J. Lacunza Ruiz a,, Eduardo Pinar Bermúdez a

a Servicio de Cardiología, Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca, El Palmar, Murcia, España

Artículo

Un varón de 54 años, diagnosticado de síndrome antifosfolipídico primario y con antecedente de trombosis venosa, en tratamiento con acenocumarol, acudió por infarto inferior. La coronariografía mostró oclusión trombótica de la coronaria derecha (figura 1A). Se incluyó al paciente en el protocolo PEBSI-01. Tras predilatar la lesión, se implantó stent convencional (Pro-Kinetic Energy 3 × 20 mm, Biotronik) y posteriormente se realizó angioplastia con balón recubierto de paclitaxel (Pantera Lux 3 × 25 mm, Biotronik) (figura 1B). Se lo mantuvo en tratamiento con clopidogrel durante 6 meses y ácido acetilsalicílico y acenocumarol indefinidamente. La revisión angiográfica 8 meses después muestra un aneurisma coronario en el segmento medio del stent implantado previamente (figura 1C). La tomografía de coherencia óptica demostró buena aposición distal y proximal de los struts del stent. El segmento aneurismático alcanzó un diámetro máximo de 5,8 mm, y se observó una discreta cantidad de material trombótico adherido a los struts que no se encontraban en contacto con la pared vascular. La figura 2 muestra la reconstrucción longitudinal de la coronaria derecha (a la izquierda, el extremo distal) y secciones a nivel distal, del segmento aneurismático y proximal del stent, con detalles de cada región.

Figura 1.

Figura 2.

Full English text available from: www.revespcardiol.org/en

La formación de aneurismas tras el intervencionismo coronario es una complicación conocida aunque infrecuente. Estos fenómenos se han relacionado con procesos de inflamación/arteritis por la presencia de determinados polímeros en los stents farmacoactivos. Otro mecanismo es el implante de stents en arterias con abundante material trombótico, que tras su lisis podría causar mala aposición del stent. Se ha teorizado que la angioplastia con balón recubierto de fármaco podría tener una tasa de efectos deletéreos mayor que los stents farmacoactivos, dadas las mayores concentraciones locales de fármaco alcanzadas. Su tratamiento es controvertido, pero la opción conservadora es la más utilizada. La tomografía de coherencia óptica es la herramienta más eficaz para el estudio de estas complicaciones.

Autor para correspondencia: javierlacunzaruiz@gmail.com

0300-8932/© 2014 Sociedad Española de Cardiología. Publicado por Elsevier España, S.L.U. Todos los derechos reservados.

Politica de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.