Revista Española de Cardiología Revista Española de Cardiología
Rev Esp Cardiol. 2013;66:819 - Vol. 66 Núm.10 DOI: 10.1016/j.recesp.2011.11.025

Aneurisma gigante sobre injerto coronario de safena

Rafael Muñoz a, Javier Miguelena a,, Andrea Ferreiro a

a Servicio de Cirugía Cardiaca Adultos, Hospital Ramón y Cajal, Madrid, España

Artículo

Varón de 74 años, intervenido en 1986 con cuádruple bypass aortocoronario con injertos de vena safena, asintomático hasta 1 año antes, acude con disnea progresiva de moderados esfuerzos. En la radiografía de tórax, presentaba una masa en silueta paracardiaca derecha (figura 1). En el ecocardiograma se objetiva, adyacente a cavidades derechas, una masa de 65 × 86 mm con flujo en su interior, insuficiencia mitral moderada y fracción de eyección conservada. La tomografía computarizada torácica se informó como bypass coronario derecho con seudoaneurisma y trombosis del saco aneurismático que producían compresión extrínseca de la aurícula derecha (figura 2).

Figura 1.

Figura 2.

Se intervino quirúrgicamente (figura 3) realizando exclusión del aneurisma que, aunque radiológicamente se informó como seudoaneurisma, intraoperatoriamente se comprobó la implicación de todas las capas de la pared del injerto (figura 3, flechas, cuadrante inferior izquierdo), por lo que se trataba de un aneurisma verdadero con abundante contenido aterotrombótico en su interior. Además se realizó implante de prótesis mitral y revascularización miocárdica.

Figura 3.

La degeneración aneurismática de los injertos coronarios con vena safena es una complicación poco frecuente que se suele presentar de manera tardía. La mayoría de los casos son asintomáticos, aunque también pueden manifestarse por angina, infarto o disnea. El diagnóstico de sospecha debe realizarse ante la presencia de una masa en mediastino en la radiografía de tórax en un paciente con antecedentes de revascularización coronaria, y se confirma mediante tomografía computarizada y coronariografía.

Debido a la importante morbimortalidad que conlleva por el riesgo de rotura, embolización o infarto, se debe considerar la cirugía para la extirpación o exclusión del aneurisma como tratamiento definitivo.

Full English text available from: www.revespcardiol.org/en

Autor para correspondencia: jmiguelena@hotmail.com

0300-8932/© 2013 Sociedad Española de Cardiología. Publicado por Elsevier España, S.L.U. Todos los derechos reservados.

Politica de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.