Revista Española de Cardiología Revista Española de Cardiología
Rev Esp Cardiol. 2013;66:743 - Vol. 66 Núm.09 DOI: 10.1016/j.recesp.2011.11.024

Cambios hemodinámicos alertan del espasmo ductal espontáneo

Georgia Sarquella-Brugada a,, Yvan Mivelaz a, Nagib Dahdah a

a Cardiology Division, Department of Pediatrics, CHU Sainte-Justine, University of Montreal, Montreal, Quebec, Canadá

Artículo

Lactante de 14 meses, prematura, con ductus arterioso persistente grande y tubular. Durante el seguimiento ecográfico, se halló disparidad de diámetros del ductus, pero la persistencia de dilatación de cavidades izquierdas y falta de medro nos llevaron a presentarla para cierre percutáneo.

Anteriormente a cualquier intento de cruzar este ductus, se realizó una angiografía en aorta (Ao) descendente con catéter pigtail, que demostró un gran ductus (figura). Inmediatamente después se observó un aumento de presión diastólica (figura). Una segunda angiografía demostró oclusión completa del ductus (figura).

Figura.

Pasados 60 min de monitorización continua, se observó disminución progresiva de la presión diastólica. Una nueva angiografía demostró repermeabilización del ductus. Se procedió al cierre mediante implantación de dispositivo Amplatzer® Duct Occluder II (AGA Medical Corp.; Plymouth, Minnesota, Estados Unidos) con base en medidas tomadas en la primera angiografía. El seguimiento extrahospitalario ha confirmado estabilidad del dispositivo y ausencia de flujo residual.

Dos meses después, su hermana gemela fue sometida a cateterismo por presentar también un ductus persistente. Sorprendentemente, se constató el mismo fenómeno de espasmo ductal con la angiografía.

El cierre funcional intermitente del conducto arterioso está típicamente asociado a la manipulación de catéteres. En nuestros casos, el espasmo ocurrió después de la angiografía. En ambos pacientes, la monitorización continua de presión arterial nos permitió diagnosticar el espasmo y la posterior repermeabilización del ductus. Creemos que no se debería subestimar la variabilidad de tamaño de los ductus grandes. Mediante la vigilancia de presión diastólica, se podría evitar errores de medida y, por lo tanto, la embolización de los dispositivos de cierre de los conductos arteriosos.

Full English text available from: www.revespcardiol.org/en

Autor para correspondencia: georgia@brugada.org

0300-8932/© 2013 Sociedad Española de Cardiología. Publicado por Elsevier España, S.L.U. Todos los derechos reservados.

Politica de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.