Revista Española de Cardiología Revista Española de Cardiología
Rev Esp Cardiol. 2014;67:1055 - Vol. 67 Núm.12 DOI: 10.1016/j.recesp.2014.02.019

Cierre de aneurisma coronario con stent de pericardio evaluado con tomografía de coherencia óptica

Carlos Ortiz a,, Ana Serrador a, José Alberto San Román a

a Servicio de Cardiología, Hospital Clínico Universitario de Valladolid, Instituto de Ciencias del Corazón (ICICOR), Valladolid, España

Artículo

Un varón de 62 años con antecedentes de hipertensión arterial y tabaquismo ingresó en nuestro hospital por un infarto de miocardio con elevación del ST. Durante el traslado al hospital, los servicios de emergencias le administraron un tratamiento fibrinolítico intravenoso que resultó efectivo. La angiografía coronaria ordinaria mostró una lesión moderada en la descendente anterior izquierda proximal, un aneurisma coronario proximal (figura 1, asterisco) y lesiones significativas en el segmento medio de la arteria circunfleja (flecha blanca) y el segmento proximal de la segunda marginal (punta de flecha). Se comentó el caso con el equipo cardiaco y se tomó la decisión de realizar una intervención coronaria percutánea.

Figura 1.

Se llevó a cabo una predilatación con balón y se implantó un stent liberador de fármaco en la segunda marginal, seguido del implante directo de un stent liberador de fármaco en el segmento medio de la circunfleja, con un ajuste del stent proximal en el origen distal del aneurisma. Se implantó un stent de pericardio de 3,5 × 18 mm (Aneugraft, ITGI Medical Ltd., Israel) en el aneurisma de la circunfleja, solapado con el stent liberador de fármaco distal; el resultado final fue bueno (figura 1). Se utilizaron varios exámenes de tomografía de coherencia óptica mediante retirada escalonada, para confirmar la implantación correcta del stent de pericardio (figura 2, asterisco) y el solapamiento correcto con el stent liberador de fármaco distal (figura 2, flecha blanca). Se dio de alta al paciente con tratamiento antiagregante plaquetario combinado doble con ácido acetilsalicílico y clopidogrel durante 1 año.

Figura 2.

Aunque inicialmente diseñados para la angioplastia con injerto venoso, los stents de pericardio se han utilizado para tratar otros problemas en cardiología intervencionista, como el aneurisma coronario, y hay poca experiencia al respecto. Presentamos aquí lo que, hasta donde sabemos, es el primer caso de uso de la tomografía de coherencia óptica para evaluar el resultado final del implante de un stent de pericardio en un aneurisma coronario.

Full English text available from: www.revespcardiol.org/en

Autor para correspondencia: ortiz.bautista.carlos@gmail.com

0300-8932/© 2014 Sociedad Española de Cardiología. Publicado por Elsevier España, S.L.U. Todos los derechos reservados.

Politica de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.