Revista Española de Cardiología Revista Española de Cardiología
Rev Esp Cardiol. 2018;71:291 - Vol. 71 Núm.04 DOI: 10.1016/j.recesp.2017.06.033

Confirmación patológica in vivo de neoaterosclerosis

Pilar Jiménez-Quevedo a,, Nieves Gonzalo a, Fernando Alfonso b

a Departamento de Cardiología, Hospital Clínico San Carlos, IdISSC, Madrid, España
b Departamento de Cardiología, Hospital Universitario de La Princesa, Instituto de Investigación Sanitaria, IIS-IP, Universidad Autónoma de Madrid, Madrid, España

Artículo

Full English text available from: www.revespcardiol.org/en

En estudios anatomopatológicos previos se ha descrito la neoateroesclerosis en el stent como un nuevo sustrato anatomopatológico de los eventos trombóticos tardíos. Un varón de 63 años, al que se había implantado un stent farmacoactivo en la parte media de la arteria coronaria derecha 2 años antes, sufrió un infarto de miocardio con elevación del segmento ST de cara inferior. En la coronariografía de urgencia se observó una trombosis del stent en la arteria coronaria derecha (figura 1, flecha). La aspiración del trombo obtuvo un material abundante y produjo un flujo coronario anterógrado normal (figura 1). A continuación, se trató la arteria con una angioplastia con balón, y se obtuvo un buen resultado angiográfico (figura 1). Inmediatamente después de la aspiración del trombo se realizó una tomografía de coherencia óptica (figura 2), que reveló una neoateroesclerosis consistente en áreas amplias de lípidos (+) que ocultaban la mayor parte de los struts subyacentes y una amplia rotura de la cubierta (figura 2). Se observó también una neoíntima brillante que cubría los depósitos de lípidos (+) y una cavidad de la placa (flecha) con origen en la rotura de la cubierta adyacente (figura 2). En la luz se aprecia claramente un trombo blanco (T) (figura 2). El asterisco (*) indica un artefacto de la guía. También había una leve proliferación de la neoíntima en el borde del stent (figura 2). Para el examen histopatológico de las muestras intracoronarias obtenidas tras la aspiración se utilizó tinción con tricrómico de Masson (figura 3; ×20). El examen del tejido obtenido a mayor aumento (figura 3; ×40) mostró que consistía en el trombo (T), cristales de colesterol (flechas), macrófagos espumosos cargados de lípidos (puntas de flecha) y un gran núcleo necrótico (NC), que es la característica distintiva de la neoateroesclerosis en el stent.

Figura 1.

Figura 2.

Figura 3.

Este caso muestra, in vivo, la estrecha correlación existente entre las exploraciones de imagen intracoronarias y el correspondiente sustrato anatomopatológico en un paciente con una neoateroesclerosis en el stent complicada por la rotura de la placa ateroesclerótica, que causó una trombosis tardía del stent.

Autor para correspondencia: patrop@telefonica.net

0300-8932/© 2018 Sociedad Española de Cardiología. Publicado por Elsevier España, S.L.U. Todos los derechos reservados.

Politica de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.