Está usted entrando en un web con contenidos médicos
¿Es usted profesional de la salud?

 
Revista Española de Cardiología Revista Española de Cardiología
Rev Esp Cardiol. 2016;69:781-2 - Vol. 69 Núm.08 DOI: 10.1016/j.recesp.2015.12.027

Disección coronaria espontánea multivaso en el puerperio

Luis Enrique Lezcano Gort a,, Sebastián Alejandro Romani a, Cecilio Raúl Rodríguez Carreras a

a Unidad de Hemodinámica y Cardiología Intervencionista, Servicio de Cardiología, Hospital San Pedro de Alcántara, Cáceres, España

Contenido Relacionado

Artículo GratuitoSistema de puntuación para el enfoque diagnóstico y terapéutico de la disección coronaria espontánea
Dario Buccheri, Davide Piraino, Giuseppe Andolina
Rev Esp Cardiol. 2016;69:878-9
Texto Completo - PDF

Artículo

Puérpera de 40 años, sin antecedentes de interés, que ingresó por infarto sin elevación del segmento ST 12 días después de parto natural. La coronariografía emergente mostró disección de primera diagonal de la descendente anterior izquierda, lesión intermedia en segunda obtusa marginal de circunfleja y estenosis grave en descendente posterior de coronaria derecha (figura 1, flechas). En la rama diagonal, la ecografía intracoronaria y la tomografía de coherencia óptica confirmaron hematoma intramural (figura 2A, asteriscos) y flap intimal (figura 2A, flechas). Esta última técnica reveló hematoma intramural que causaba estenosis en la obtusa marginal (figura 2B, asterisco), hallazgo que no se confirmó en la descendente posterior por fracaso del procedimiento (calidad de imagen subóptima). Se implantaron en la diagonal dos stents bioabsorbibles solapados y ajustados al origen, y en la descendente anterior dos stents bioabsorbibles solapados, por extensión del hematoma desde la diagonal, y se finalizó con técnica de kissing balloon (figura 3).

Figura 1.

Figura 2.

Figura 3.

La disección coronaria espontánea es causa importante de síndrome coronario agudo en mujeres menores de 50 años, con prevalencia de hasta un 30%. En su patogenia interviene una arteriopatía predisponente, como la displasia fibromuscular o la asociada a la gestación. Con el advenimiento de las técnicas de imagen intracoronaria, el reconocimiento de esta entidad ha mejorado considerablemente. Su tratamiento es conservador en la mayoría de casos, y la decisión de revascularizar (vía percutánea o quirúrgica) depende del estado clínico del paciente y la anatomía coronaria afectada. El uso de stents bioabsorbibles tiene el beneficio teórico de evitar la mala aposición tardía tras reabsorción del hematoma intramural.

Full English text available from: www.revespcardiol.org/en

Autor para correspondencia: lezcanogort@gmail.com