Está usted entrando en un web con contenidos médicos
¿Es usted profesional de la salud?

 
Revista Española de Cardiología Revista Española de Cardiología
Rev Esp Cardiol. 2016;69:962-72 - Vol. 69 Núm.10 DOI: 10.1016/j.recesp.2016.04.047

Dispositivos de protección embólica durante el TAVI: evidencias e incertidumbres actuales

Omar Abdul-Jawad Altisent a,b, Rishi Puri a, Josep Rodés-Cabau a,

a Quebec Heart and Lung Institute, Laval University, Quebec City, Quebec, Canadá
b Hospital Universitari Mútua de Terrassa, Terrassa, Barcelona, España

Contenido Relacionado

¿La protección embólica debe pasar a ser una medida estándar para la prevención del ictus durante el TAVI?
Brandon M. Jones, Amar Krishnaswamy, Samir R. Kapadia
Rev Esp Cardiol. 2016;69:890-3
Texto Completo - PDF

Palabras clave

Implante percutáneo de la válvula aórtica. Ictus. Resonancia magnética.

Resumen

El implante percutáneo de válvula aórtica (TAVI) es actualmente la principal opción terapéutica para los pacientes con estenosis aórtica grave considerados inoperables o de alto riesgo quirúrgico. La extensión de las indicaciones del TAVI a una población con un perfil de riesgo inferior puede verse limitada por las tasas relativamente altas de eventos cerebrovasculares asociados a la intervención. Estudios realizados con resonancia magnética cerebral con ponderación de difusión demuestran una alta incidencia de infartos cerebrales subclínicos de probable origen embólico tras el TAVI. Algunos estudios han relacionado estas lesiones con un deterioro cognitivo posterior. Los dispositivos de protección embólica nacen como una protección mecánica para impedir la embolización de partículas de material diverso hacia el cerebro durante la intervención. Se presenta una revisión de la evidencia y las incertidumbres existentes respecto a los tres dispositivos actuales (Embrella, TriGuard y Claret) diseñados específicamente para TAVI. Los estudios realizados tienen carácter exploratorio y evalúan el daño neurológico en tres aspectos: clínico, subclínico y cognitivo. El implante de los tres dispositivos parece viable y seguro. Por lo que respecta a la eficacia, ninguno ha mostrado una reducción significativa de las tasas de eventos clínicos. Sin embargo, los dispositivos Embrella y Claret han mostrado reducciones significativas del volumen total de lesión cerebral en las imágenes de resonancia magnética con ponderación de difusión. Los estudios que han evaluado los efectos en la capacidad cognitiva han mostrado resultados poco concluyentes. En conclusión, a pesar de que los dispositivos de protección embólica muestran reducciones del volumen total de lesión cerebral en la resonancia magnética con ponderación de difusión, la eficacia clínica en prevención del ictus/deterioro cognitivo deberá confirmarse en estudios más amplios.

Artículo

Puede acceder al texto completo de este artículo :

Socios de la Sociedad Española de Cardiología


Suscriptores de Revista Española de Cardiología

Si lo desea puede adquirir este artículo por 30.00 €

Comprar ahora
Suscriptores de ScienceDirect