Revista Española de Cardiología Revista Española de Cardiología
Rev Esp Cardiol. 2018;71:292 - Vol. 71 Núm.04 DOI: 10.1016/j.recesp.2017.06.029

Fístula coronaria congénita gigante

Elena Sanz Pascual a,, Antonio Cartón Sánchez a, Montserrat Bret Zurita b

a Servicio de Cardiología Infantil, Hospital Universitario Infantil La Paz, Madrid, España
b Servicio de Radiología Infantil, Hospital Universitario La Paz, Madrid, España

Artículo

Full English text available from: www.revespcardiol.org/en

A un neonato producto de gestación a término no controlada, hijo de madre consumidora de cocaína, al que se valoró cardiológicamente por episodio de cianosis perioral con pausa de apnea de segundos de duración y recuperación espontánea, se lo exploró con auscultación cardiaca y pulmonar que se halló sin datos relevantes y se observó ausencia de hepatomegalia. En el ecocardiograma había presiones pulmonares elevadas atribuibles a circulación transicional neonatal, foramen oval permeable y flujo sistodiastólico que recorría el surco auriculoventricular izquierdo y parecía desembocar en el ventrículo derecho (VD). Las coronarias mostraban un patrón normal, con coronaria derecha normal en porción inicial y leve dilatación del tronco coronario izquierdo (TCI). No presentaba dilatación de cavidades ni defectos segmentarios de la contractilidad. El electrocardiograma no presentaba datos de isquemia coronaria ni alteraciones significativas para la edad del paciente. Las determinaciones de troponina y creatincinasa se encontraban dentro del intervalo normal, y no había otros parámetros alterados.

Tras establecer el diagnóstico de sospecha de fístula coronaria, se realizó tomografía computarizada coronaria (figura 1, figura 2, figura 3) a los 23 días de vida, con imagen compatible con fístula arterial al VD que transcurría por la pared posterior basal de este, previo al origen de la arteria coronaria descendente posterior. Presentaba una dudosa comunicación con la pared lateral de la aurícula derecha (AD) coincidiendo con un bucle arterial de la arteria coronaria circunfleja (ACX).

Figura 1.

Figura 2.

Figura 3.

A los 2 años y medio permanecía asintomático desde el punto de vista cardiológico, tratándolo de manera conservadora y manteniendo actitud expectante, con revisiones periódicas ambulatorias, en las que ha mostrado adecuada ganancia ponderal sin signos de insuficiencia cardiaca.

Autor para correspondencia: elenasanzpascual@gmail.com

0300-8932/© 2018 Sociedad Española de Cardiología. Publicado por Elsevier España, S.L.U. Todos los derechos reservados.

Politica de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.