Está usted entrando en un web con contenidos médicos
¿Es usted profesional de la salud?

 
Revista Española de Cardiología Revista Española de Cardiología
Rev Esp Cardiol. 2016;69:1237 - Vol. 69 Núm.12 DOI: 10.1016/j.recesp.2016.09.032

¿La implantación del código infarto implica cambios en el tratamiento y el pronóstico de los pacientes con síndrome coronario agudo sin elevación del ST? Respuesta

Alberto Cordero a,, Pilar Carrillo a, Araceli Frutos a, Ramón López-Palop a

a Departamento de Cardiología, Hospital Universitario de San Juan de Alicante, San Juan de Alicante, Alicante, España

Contenido Relacionado

¿La implantación del código infarto implica cambios en el tratamiento y el pronóstico de los pacientes con síndrome coronario agudo sin elevación del ST?
Alfonso Jurado Román, Ignacio Sánchez Pérez, María T. López Lluva, Fernando Lozano Ruiz-Poveda
Rev Esp Cardiol. 2016;69:1236-7
Texto Completo - PDF

Artículo

Sr. Editor:

Agradecemos las felicitaciones y los comentarios del equipo de la Unidad de Hemodinámica del Hospital de Ciudad Real. Coincidimos en que los resultados observados en los pacientes con síndrome coronario agudo sin elevación del segmento ST (SCASEST) de nuestro estudio1 tienen difícil explicación, ya que el código infarto se centra en el síndrome coronario agudo con elevación del segmento ST. Respecto a su primera pregunta, los pacientes con SCASEST de alto riesgo aumentaron del 3,9 al 12,6% (p < 0,01) tras la implantación del código infarto, con un aumento en la tasa total de revascularización del 65,2 al 87,5% (p = 0,04), pero no en la revascularización en las primeras 24 h (el 69,6 frente al 62,5%; p = 0,89).

Segundo, coincidiendo con la difusión del protocolo del tratamiento antiagregante en el código infarto, y en concordancia con las recomendaciones de las guías de práctica clínica2, observamos que el grupo terapéutico que más varió entre ambos periodos en el SCASEST fueron los nuevos antiagregantes, cuya utilización se incrementó del 1,4 al 32,6% (p < 0,01); ticagrelor, de 0 al 26,3%, y prasugrel, del 1,4 al 6,3% (ambos, p < 0,01). La mayor tasa de revascularización, el mayor empleo de nuevos antiagregantes y la reorganización general de los servicios implicados en el código infarto podrían explicar los beneficios observados en el SCASEST.

A excepción de 1 hospital con gestión privada que siguió empleando la trombolisis, la angioplastia primaria se convirtió prácticamente en el único sistema de reperfusión en nuestro medio. Salvo contraindicación clínica, se remitió a todos los pacientes directamente desde la sala de hemodinámica a su unidad de cuidados intensivos de referencia. La organización del código infarto en Alicante con 2 zonas de asistencia fuera del horario laboral permite una concentración racional y coherente de recursos de la provincia y, gracias al empeño de los profesionales implicados, la generalización de la angioplastia primaria y el beneficio de la población.

Autor para correspondencia: acorderofort@gmail.com

Bibliografía

1. Cordero A, Lopez-Palop R, Carrillo P, Frutos A, Miralles S, Gunturiz C, et al. Cambios en el tratamiento y el pronóstico del síndrome coronario agudo con la implantación del código infarto en un hospital con unidad de hemodinámica. Rev Esp Cardiol. 2016;69:754-9.
2. Grupo de Trabajo de la SEC/SECTCV para la guía de la ESC/EACTS 2014 sobre revascularización miocárdica, revisores expertos para la guía de la ESC/EACTS 2014 sobre revascularización miocárdica y Comité de Guías de la SEC. Comentarios a la guía de práctica clínica de la ESC/EACTS 2014 sobre revascularización miocárdica. Rev Esp Cardiol. 2015;68:92-7.

0300-8932/© 2016 Sociedad Española de Cardiología. Publicado por Elsevier España, S.L.U. Todos los derechos reservados.