Revista Española de Cardiología Revista Española de Cardiología
Rev Esp Cardiol. 2008;61:123-9 - Vol. 61 Núm.02 DOI: 10.1157/13116199

Los adolescentes físicamente activos presentan una mayor probabilidad de tener una capacidad cardiovascular saludable independientemente del grado de adiposidad. The European Youth Heart Study*

Francisco B Ortega a, Jonatan R Ruiz a, Anita Hurtig-Wennlöf b, Michael Sjöström c

a Unidad de Nutrición Preventiva. Departamento de Biociencia y Nutrición de NOVUM. Karolinska Institutet. Huddinge. Suecia. Departamento de Fisiología. Facultad de Medicina. Universidad de Granada. Granada. España.
b Unidad de Nutrición Preventiva. Departamento de Biociencia y Nutrición de NOVUM. Karolinska Institutet. Huddinge. Suecia. Departmento de Medicina Clínica. Universidad de Orebro. Orebro. Suecia.
c Unidad de Nutrición Preventiva. Departamento de Biociencia y Nutrición de NOVUM. Karolinska Institutet. Huddinge. Suecia.

Palabras clave

Adolescentes. Capacidad cardiovascular. Actividad física. Acelerometría.

Resumen

Introducción y objetivos. Se considera que la capacidad cardiovascular (CCV) es un marcador de salud en todas las edades. La finalidad principal de este estudio fue examinar si las recomendaciones actuales de actividad física (AF) están relacionadas con un mejor CCV en los adolescentes. Métodos. Se estudió a un total de 472 adolescentes (14-16 años de edad). La CCV se estimó a partir de una prueba máxima en cicloergómetro y la actividad física, mediante acelerometría. Se clasificó a los sujetos en las categorías de CCV alta o CCV baja según los valores de corte del Cooper Institute y en AF alta o baja, dependiendo de si los adolescentes practicaban un mínimo de 60 min diarios de AF moderada o intensa. La grasa corporal se estimó a partir de los pliegues cutáneos. Resultados. La regresión logística binaria mostró que las adolescentes que satisfacen las recomendaciones de AF actuales (al menos 60 min/día de AF de moderada a intensa) presentaban 3 veces más probabilidad de tener un nivel de CCV alto que las que no satisfacían dichas recomendaciones, después de controlar por maduración sexual (según los estadios de Tanner) y de tejido graso. Asimismo, los varones adolescentes que cumplían las recomendaciones de AF presentaban 8 veces más probabilidad de tener un nivel de CCV alto que los que no las satisfacían. Conclusiones. Los resultados indican que dedicar un mínimo de 60 min diarios a practicar una AF de moderada a intensa se relaciona con una CCV más saludable en los adolescentes, independientemente de su estado de maduración sexual y de adiposidad. Los patrones de esta relacion fueron similares en mujeres y varones, pero el hecho de que fuese más débil en ellas requiere más estudio.

0300-8932/© 2008 Sociedad Española de Cardiología. Publicado por Elsevier España, S.L.U. Todos los derechos reservados.

Politica de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.