Revista Española de Cardiología Revista Española de Cardiología
Rev Esp Cardiol. 2012;65:726-33 - Vol. 65 Núm.08 DOI: 10.1016/j.recesp.2012.03.008

Prevalencia y características clínicas de la enfermedad arterial periférica en la población general del estudio Hermex

Francisco J. Félix-Redondo a,, Daniel Fernández-Bergés b, María Grau c, José M. Baena-Diez d, José M. Mostaza e, Joan Vila c

a Centro de Salud Villanueva Norte, Servicio Extremeño de Salud, Villanueva de la Serena, Badajoz, España
b Unidad de Investigación Área de Salud, Programa de Enfermedades Cardiovasculares, Servicio Extremeño de Salud y Fundesalud, Villanueva de la Serena, Badajoz, España
c Grupo de Epidemiología y Genética Cardiovascular, Programa de Investigación en Procesos Inflamatorios y Cardiovasculares, IMIM, Barcelona, España
d Centro de Salud La Marina, Instituto de Investigación en Atención Primaria Jordi Gol, Institut Català de la Salut e IMIM, Barcelona, España
e Unidad de Arteriosclerosis, Hospital Carlos III, Madrid, España

Palabras clave

Enfermedad arterial periférica. Claudicación intermitente. Índice tobillo-brazo. Epidemiología. Factor de riesgo. Enfermedad cardiovascular. Consumo de alcohol. Actividad física.

Resumen

Introducción y objetivos

Determinar la prevalencia de enfermedad arterial periférica mediante el índice tobillo-brazo y evaluar los factores de riesgo, clínicos y diagnósticos asociados.

Métodos

Estudio transversal realizado entre 2007 y 2009, con muestra aleatoria de 2.833 sujetos entre 25 y 79 años representativa del área de salud de Don Benito (Badajoz). Se consideró diagnóstico de enfermedad arterial periférica un índice tobillo-brazo < 0,90. Se utilizó el cuestionario de Edimburgo para identificar formas sintomáticas. Se evaluaron las recomendaciones actuales de cribado, los cambios del riesgo coronario estimado conseguidos con su uso y la asociación con los factores de riesgo.

Resultados

La prevalencia de enfermedad arterial periférica fue del 3,7% (intervalo de confianza del 95%, 3,0-4,5%); el 5,0% (3,9-6,3%) en varones y el 2,6% (1,8-3,5%) en mujeres (p=0,001). Las prevalencias acumuladas a partir de 50, 60 y 70 años fueron del 6,2, el 9,1 y el 13,1% respectivamente. La enfermedad era sintomática en el 13,3% (6,8-19,8%) de los casos. Las recomendaciones actuales de cribado no detectaron al 29,6% de los enfermos asintomáticos. El uso del índice aumentó el 32,7% los casos de riesgo coronario alto. Se halló asociación positiva de la enfermedad con edad, tabaquismo, hipercolesterolemia, sedentarismo, microalbuminuria y enfermedad cardiovascular, y negativa con el consumo de alcohol.

Conclusiones

El uso del índice tobillo-brazo es aconsejable para el diagnóstico de esta enfermedad, dada la baja prevalencia de formas sintomáticas y su capacidad para cambiar el riesgo coronario estimado. Se debería adaptar los grupos de cribado a la población española. Tabaquismo e hipercolesterolemia son los principales factores de riesgo.

0300-8932/© 2012 Sociedad Española de Cardiología. Publicado por Elsevier España, S.L.U. Todos los derechos reservados.

Politica de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.