Está usted entrando en un web con contenidos médicos
¿Es usted profesional de la salud?

 
Revista Española de Cardiología Revista Española de Cardiología
Rev Esp Cardiol. 2014;67:406 - Vol. 67 Núm.05 DOI: 10.1016/j.recesp.2013.09.024

Quiste cardiaco gigante: imagen singular de aneurisma ventricular

Francisco J. Hernández-Pérez a,, Jesus G. Mirelis a, Luis Alonso-Pulpón a

a Servicio de Cardiología, Hospital Universitario Puerta de Hierro, Majadahonda, Madrid, España

Artículo

Full English text available from: www.revespcardiol.org/en

A un varón de 71 años se le realizó una cardiorresonancia magnética a los diez años de un infarto de miocardio anterior, previa implantación de un desfibrilador automático implantable. En las secuencias cine (figura 1) se observó un gran aneurisma anteroapical, con diferencia de señal entre el miocardio y el tejido que lo tapiza, lo que indica una trombosis extensa de la pared ventricular (*). En las secuencias tras administración de gadolinio (figura 2) se apreció realce tardío transmural (flecha) de toda la zona aneurismática e imagen hipointensa en su interior correspondiente con un extenso trombo mural en el lecho aneurismático.

Figura 1.

Figura 2.

Dos años tras implantársele el desfibrilador automático implantable, se realizó un cateterismo por angina de esfuerzo. En este (figura 3; vídeo) se objetivó una imagen redondeada y calcificada de gran tamaño, que tenía movimiento sincrónico con la punta del electrodo del ventrículo derecho, correspondiente con el aneurisma anteroapical trombosado diagnosticado previamente. La coronariografía (figura 3 [TCI: tronco coronario izquierdo; DA: descendente anterior; Cx: circunfleja; Bx: bisectriz; CD: coronaria derecha]) mostró una oclusión crónica en la descendente anterior proximal. Las demás arterias no presentaban lesiones significativas, por lo que el paciente fue dado de alta tras optimizar el tratamiento médico.

Figura 3.

En este caso la cardiorresonancia magnética permitió diferenciar la imagen radiológica del aneurisma ventricular trombosado de otras entidades quísticas como el quiste hidatídico o el quiste pericárdico, así como de entidades que cursan con calcificación miopericárdica como la pericarditis constrictiva o la fibrosis endomiocárdica.

Anexo. Material suplementario

Vídeo

Autor para correspondencia: fhernandezcar@gmail.com

0300-8932/© 2014 Sociedad Española de Cardiología. Publicado por Elsevier España, S.L.U. Todos los derechos reservados.

Politica de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.