Está usted entrando en un web con contenidos médicos
¿Es usted profesional de la salud?

 
Revista Española de Cardiología Revista Española de Cardiología
Rev Esp Cardiol. 2013;66:753-4 - Vol. 66 Núm.09 DOI: 10.1016/j.recesp.2013.04.017

Regulación emocional y variabilidad de la frecuencia cardiaca en directivos varones sanos

Ruth Castillo a,, Juan Anelo b, Pablo Fernández-Berrocal a

a Facultad de Psicología, Universidad de Málaga, Málaga, España
b Sotogrande Health Resort, Cádiz, España

Artículo

Sra. Editora:

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en España, y actualmente son numerosas en todo el mundo las políticas destinadas a prevenirlas1. El análisis de la variabilidad de la frecuencia cardiaca (VFC) es una herramienta fiable para valorar la salud, pues los valores bajos estarían directamente vinculados a la edad, la mayor incidencia de enfermedades cardiovasculares y la mortalidad.

Variables como el optimismo y la emocionalidad positiva favorecen la salud cardiovascular de las personas adultas. Por el contrario, la escasa habilidad para controlar emociones negativas predice la aparición de enfermedades cardiovasculares2. La regulación emocional (RE) es una habilidad central en la inteligencia emocional, definida como «la habilidad para regular las emociones propias y ajenas promoviendo un crecimiento emocional e intelectual». Esta habilidad facilita el desarrollo de estrategias efectivas para reducir el impacto de emociones negativas, por lo que funciona como protector ante situaciones desafiantes e incluso da respuestas fisiológicamente más adaptativas3.

Los cargos de alta responsabilidad, y especialmente la población masculina en España, son uno de los colectivos más expuestos a continuas exigencias profesionales que pueden causar desgaste psicológico y síntomas clínicos. El objetivo de este trabajo es conocer si la RE se relaciona con un indicador fiable de la VFC, como es el cociente baja frecuencia/alta frecuencia (BF/AF), y si dicha RE modera el efecto negativo de la edad en la VFC de los directivos.

La muestra estaba compuesta por 101 directivos españoles de 30 a 63 (media, 43,15 ± 6,90) años con puestos de dirección en la empresa privada, escogidos aleatoriamente de unas jornadas de team-building financiadas por su propia empresa a las que asistieron voluntariamente. Se excluyó a los directivos que presentaban enfermedad cardiovascular y/o anomalía electrocardiográfica, por lo que todos los participantes estaban sanos y dieron su consentimiento para ser estudiados. Se aplicaron los ítems que evalúan la autopercepción de la habilidad de RE con la adaptación española de la Trait Meta-Mood Scale4, la escala de inteligencia emocional autoaplicable más utilizada en castellano y cuyo coeficiente de fiabilidad alfa es 0,86. Esta dimensión se correlaciona con múltiples variables criterio y cuenta con una adecuada fiabilidad test-retest en población española4. Los niveles de RE en nuestra muestra fueron de 14 a 40 puntos (29,35 ± 5,66). La VFC se evaluó con una banda torácica Polar unida a un equipo de análisis de señal Promis Body Monitor siguiendo los estándares de medición establecidos para corta duración. El parámetro utilizado en este trabajo fue el cociente BF/AF, un índice de la relación de las bajas frecuencias con respecto a las altas que se relaciona negativamente con la VFC, es decir, a mayor razón BF/AF, menor VFC y viceversa5. Los valores del BF/AF en la muestra evaluada fueron 0,5-5,5 (1,20 ± 0,91). Como covariable se incluyó el estrés percibido medido con la adaptación española de la Perceived Stress Scale. Además, un médico especialista evaluó los hábitos de consumo de alcohol y tabaco, la actividad física y el índice de masa corporal. Los niveles de estrés percibido comprendieron de 0 a 27 puntos (13,50 ± 5,59); las medias de consumo de alcohol y tabaco fueron 0,64 ± 0,48 l y 4,56 ± 10,22 cigarros, respectivamente. La actividad física se clasificó atendiendo a los parámetros: sedentaria (0 h/semana); leve (1-3 h/semana), y moderada (> 3 h/semana); los directivos en cada categoría fueron el 45, el 36 y el 19%, respectivamente. El índice de masa corporal de los participantes evaluados comprendió el intervalo de 22,09 a 39,63 (27,11 ± 3,30).

Se dividió a los directivos en función de tres niveles de RE atendiendo a los valores establecidos por los autores4: baja (8-24), media (24-35) y alta (35-40). Nuestra muestra se dividió además en dos grupos de edad según la mediana, ≤ 41 y > 41 años. Se realizó un análisis de ANCOVA con el fin de examinar el efecto de las RE baja, media y alta y los dos grupos de edad en el indicador BF/AF. Los análisis se ajustaron por nivel de estrés percibido, consumos de alcohol y tabaco, actividad física e índice de masa corporal, incluyendo estas variables como covariables de control de acuerdo con evidencias previas6. La tabla muestra el análisis ANCOVA en el que se obtuvo en primer lugar un efecto principal de la RE en el indicador BF/AF (p = 0,02; η2 parcial = 0,09), y un efecto principal de la edad en los valores de BF/AF (p < 0,01; η2 parcial = 0,10). La figura muestra efecto de interacción de la edad y los niveles de RE en el BF/AF (p = 0,02; η2 parcial = 0,09). Los directivos con RE baja y mayores de 41 años mostraron valores de BF/AF estadísticamente superiores que aquellos con RE baja pero de edad ≤41 años. Estas diferencias asociadas a la edad no aparecían en los grupos de RE media y alta.

Efecto principal de la regulación emocional y la edad en el indicador baja frecuencia/alta frecuencia de la variabilidad de la frecuencia cardiaca

  BF/AF (n = 101)
  Media ± DE (IC95%) Diferencia de medias (IC95%)
Regulación emocional
Baja 2,02 ± 0,29 (1,44-2,60)  
Media 1,16 ± 0,11 (0,94-1,37) 0,86 a (0,24-1,49)
Alta 1,02 ± 0,29 (0,44-1,60) 1,00 b (0,18-1,81)
Edad
≤ 41 años 0,97 ± 0,21 (0,56-1,40)  
> 41 años 1,82 ± 0,19 (1,44-2,20) 0,85 b (0,29-1,41)

BF/AF: baja frecuencia/alta frecuencia; DE: desviación estándar; IC95%: intervalo de confianza del 95%.
Las diferencias de medias en regulación emocional toman como grupo de comparación la regulación emocional baja. Resultados ajustados por estrés percibido y hábitos de vida saludables (alcohol, tabaco, actividad física e índice de masa corporal).

a p < 0,01.
b p < 0,05.

Efecto de interacción de los niveles de regulación emocional y la edad en el indicador baja frecuencia/alta frecuencia de la variabilidad de la frecuencia cardiaca. Resultados ajustados por estrés percibido y hábitos de vida saludables (alcohol, tabaco, actividad física e índice de masa corporal). BF/AF: baja frecuencia/alta frecuencia.

Figura. Efecto de interacción de los niveles de regulación emocional y la edad en el indicador baja frecuencia/alta frecuencia de la variabilidad de la frecuencia cardiaca. Resultados ajustados por estrés percibido y hábitos de vida saludables (alcohol, tabaco, actividad física e índice de masa corporal). BF/AF: baja frecuencia/alta frecuencia.

El presente trabajo muestra, por primera vez, indicios sobre la relación entre RE y VFC en los directivos varones. Concretamente, la RE se relaciona no linealmente con cifras de VFC más adecuadas y modera el efecto negativo de la edad en ella. Los datos revelan que tanto tener una RE baja como ser mayor de 41 años tiene efecto negativo en la VFC de los directivos españoles. Además, la RE media o alta modera el efecto negativo de la edad en la VFC. Por lo tanto, la habilidad de RE parece ser un mecanismo protector que facilita un mejor funcionamiento del sistema cardiovascular cuando comienza el deterioro de la función autonómica6. En conclusión, este estudio indica que la habilidad para regular las emociones permite responder más adecuadamente a las exigencias del entorno y reducir el impacto que las emociones negativas y la edad tienen en la salud cardiovascular2, 3.

Se propone para futuras investigaciones avanzar en el conocimiento del papel que las habilidades de inteligencia emocional, evaluadas con mediciones más objetivas, tienen en otros indicadores de salud pues, dado su carácter entrenable, estas habilidades pueden convertirse en un importante factor de prevención para la población sana pero sometida a fuertes exigencias profesionales.

Autor para correspondencia: ruthcastillo@uma.es

Bibliografía

1. Kotseva K. Políticas preventivas globales. Estrategias a escala europea y mundial. Rev Esp Cardiol. 2008;61:960-70.
Medline
2. Haukkala A, Konttinen H, Laatikainen T, Kawachi I, Uutela A. Hostility, anger control, and anger expression as predictors of cardiovascular disease. Psychosom Med. 2010;72:556-62.
Medline
3. Kubzansky LD, Park N, Peterson C, Vokonas P, Sparrow D. Healthy psychological functioning and incident coronary heart disease: The importance of self-regulation. Arch Gen Psychiatry. 2011;68:400-8.
Medline
4. Fernandez-Berrocal P, Extremera N, Ramos N. Validity and reliability of the spanish modified version of the trait meta-mood scale. Psychol Rep. 2004;94:751-5.
Medline
5. Heart rate variability: standards of measurement, physiological interpretation and clinical use. Task Force of the European Society of Cardiology and the North American Society of Pacing and Electrophysiology. Eur Heart J. 1996;17:354-81.
Medline
6. Félix-Redondo F, Fernández-Bergés D, Grau M, Baena-Diez J, Mostaza J, Vila J. Prevalencia y características clínicas de la enfermedad arterial periférica en la población general del estudio Hermex. Rev Esp Cardiol. 2012;65:726-33.
Medline

0300-8932/© 2013 Sociedad Española de Cardiología. Publicado por Elsevier España, S.L.U. Todos los derechos reservados.