Está usted entrando en un web con contenidos médicos
¿Es usted profesional de la salud?

 
Revista Española de Cardiología Revista Española de Cardiología
Rev Esp Cardiol. 2016;69:1099 - Vol. 69 Núm.11 DOI: 10.1016/j.recesp.2016.01.032

Seudoaneurisma en injerto aortocoronario de vena safena

Ester Bertolí a,, Rubén Leta a, Francesc Carreras a

a Unidad de Imagen Cardiaca, Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, Barcelona, España

Artículo

Varón de 75 años de edad portador de un cuádruple bypass aortocoronario desde 1981. Tras consulta por clínica de disnea a moderados esfuerzos, se indica ecocardiograma en el que se observa, en el plano apical de cuatro cámaras, una masa paracardiaca lateral a la aurícula derecha, de aspecto quístico, que comprime la pared lateral de esta, de etiología no aclarada (figura 1). El estudio por cardiorresonancia magnética mostró una masa, encapsulada y extracardiaca, de contenido heterogéneo y con un punto hiperintenso correspondiente a la luz permeable de un vaso (figura 1). El estudio de estrés farmacológico fue positivo para isquemia miocárdica en el territorio de la arteria coronaria derecha.

Figura 1.

Se efectuó un estudio de cardiotomografía computarizada que esclareció el origen de dicha estructura, causa de la isquemia. En la figura 2 se puede ver un injerto venoso a la arteria coronaria derecha, con una dilatación sacular aneurismática en su tercio medio (flecha). En la figura 3 se identifica una extravasación de contraste (flechas amarillas) que da lugar a la formación de una cavidad seudoaneurismática parcialmente trombosada (flechas azules).

Figura 2.

Figura 3.

La incidencia de seudoaneurismas en los injertos venosos es muy baja, y es mayor en los destinados a la arteria coronaria derecha.

El traumatismo vascular en el momento de la implantación, una mala técnica quirúrgica u otros factores, como la infección y la inflamación, pueden causar la dehiscencia del injerto y el seudoaneurisma.

Debido a la baja frecuencia de esta complicación no hay consenso sobre el tratamiento óptimo, aunque en pacientes de riesgo con múltiple comorbilidad puede considerarse un tratamiento conservador.

Las figuras se muestran a todo color solo en la versión electrónica del artículo.

Full English text available from: www.revespcardiol.org/en

Autor para correspondencia: ebi7282@hotmail.com