Revista Española de Cardiología Revista Española de Cardiología
Rev Esp Cardiol. 2015;68:803 - Vol. 68 Núm.09 DOI: 10.1016/j.recesp.2014.09.028

Taquicardia estimulada por marcapasos biventricular

Marta Pachón a, Irene Narváez a, Miguel A. Arias a,

a Unidad de Arritmias y Electrofisiología Cardiaca, Servicio de Cardiología, Hospital Virgen de la Salud, Toledo, España

Artículo

Full English text available from: www.revespcardiol.org/en

Varón de 61 años con miocardiopatía dilatada isquémica, fibrilación auricular crónica y en tratamiento con amiodarona, presentó un cuadro de mareos y se documentó una taquicardia monomorfa regular de QRS ancho a 104 lpm, con una espícula de marcapasos en mitad de cada QRS, autolimitada (figura 1). Tenía un marcapasos biventricular (Medtronic Syncra CRT-P) programado en modo VVIR 70-130 lpm, que presentaba un 98% de estimulación biventricular (figura 2). Era una taquicardia ventricular monomorfa sostenida, al ser una taquicardia regular de QRS muy ancho en fibrilación auricular crónica, con eje superior derecho e inicio de la activación ventricular precediendo a las espículas de estimulación. Los beneficios de la terapia de resincronización cardiaca están relacionados con conseguir porcentajes de estimulación biventricular cercanos al 100%, motivo por el que los dispositivos actuales disponen de algoritmos dirigidos a conseguir una estimulación biventricular incluso en las extrasístoles ventriculares o la fibrilación auricular con conducción nativa. La activación previa del algoritmo de respuesta a detección ventricular, programado en este caso hasta una frecuencia máxima de 130 lpm, fue la causa de que en esta taquicardia ventricular monomorfa apareciesen las espículas de marcapasos en mitad de cada complejo pues, al detectar eventos ventriculares por debajo de la frecuencia programada de 130 lpm (hecho en probable relación con tratamiento con fármacos antiarrítmicos), estimulaba desde ambos cables ventriculares, algo que se corroboró en un episodio de taquicardia ocurrido tras la desactivación de dicho algoritmo (figura 3), en el que se observa la ausencia de espículas de marcapasos.

Figura 1.

Figura 2.

Figura 3.

Autor para correspondencia: maapalomares@secardiologia.es

0300-8932/© 2015 Sociedad Española de Cardiología. Publicado por Elsevier España, S.L.U. Todos los derechos reservados.

Politica de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.