Está usted entrando en un web con contenidos médicos
¿Es usted profesional de la salud?

 
Revista Española de Cardiología Revista Española de Cardiología
Rev Esp Cardiol. 2000;53:1443-52 - Vol. 53 Núm.11

Trombólisis en el anciano con infarto agudo de miocardio. El estudio PRIAMHO

Pedro Pabón Osuna a, Fernando Arós Borau b, José María San José Garagarza c, José Bermejo García d, Lorenzo López Bescós e, Antonio J Montón Rodríguez f

a Servicio de Cardiología. Hospital Universitario de Salamanca.
b Servicio de Cardiología. Hospital Txagorritxu.
c Servicio de Cardiología. CMN Marqués de Valdecilla. Santander.
d Servicio de Cardiología. Hospital Universitario de Valladolid.
e Servicio de Cardiología. Unidad de Cuidados Intensivos. Fundación Alcorcón.
f Servicio de Cardiología. Hospital General Yagüe. Burgos.

Palabras clave

Infarto. Trombólisis. Geriatría.

Resumen



INTRODUCCIÓN: En ancianos con infarto agudo de miocardio, los beneficios y riesgos de la terapia trombolítica no están bien definidos, debido principalmente a la ausencia de estudios aleatorizados. En el presente estudio hemos examinado el perfil clínico del anciano tratado con trombolíticos y los efectos de dicho tratamiento sobre el curso evolutivo del infarto de miocardio y la mortalidad a 28 días y un año.
PACIENTES Y MÉTODOS: Se estudian 733 pacientes consecutivos de edad > 75 años (media = 79,9 años) ingresados en las unidades coronarias de 24 hospitales españoles con el diagnóstico confirmado de infarto agudo de miocardio (IAM) con onda Q. Al ingreso, 293 pacientes fueron tratados con trombolíticos y 440 pacientes recibieron tratamiento estándar. Se estudiaron las diferencias entre ambos grupos en el perfil clínico del IAM, tratamientos en la unidad coronaria, curso evolutivo y mortalidad a 28 días y a un año.
RESULTADOS: Los predictores independientes relacionados con el uso de terapia trombolítica fueron la edad (OR: 0,93; IC del 95%: 0,89-0,97), historia de hipertensión arterial (OR: 0,85; IC del 95%: 0,71-1,01), tiempo de retraso al ingreso (OR: 0,998; IC del 95%: 0,997-0,999), localización anterior del infarto (OR: 1,21; IC del 95%: 1,01-1,24) y clase Killip III-IV (OR: 0,79; IC del 95%: 0,64-0,97). Durante la evolución, la trombólisis se asoció con una menor frecuencia de clase Killip III-IV (p < 0,00001), bloqueo auriculoventricular completo (p = 0,037), defectos de conducción intraventricular (p = 0,046) y una incidencia más elevada de accidente cerebrovascular (p < 0,01). La mortalidad a los 28 días fue también menor en el grupo que recibió trombolíticos (el 27 frente al 31,3%; p = 0,035). Sin embargo, esta diferencia desapareció cuando el análisis fue ajustado con otras covariables, como la edad, la toma de aspirina y la clase Killip III-IV (OR: 1,29; IC del 95%: 0,87-1,92).
CONCLUSIÓN: Los resultados de este estudio sugieren que, en el anciano con IAM, la trombólisis se asocia con un curso evolutivo menos complicado y con una menor mortalidad a 28 días. Sin embargo, estos resultados pueden estar mediados en parte por otras variables como la edad, uso más frecuente de aspirina y un mayor número de pacientes en clase Killip III-IV excluidos de la terapia trombolítica.