Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 71. Núm. 11.
Páginas 986-988 (Noviembre 2018)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 71. Núm. 11.
Páginas 986-988 (Noviembre 2018)
Carta científica
DOI: 10.1016/j.recesp.2017.08.008
Acceso a texto completo
Análisis morfológico y funcional de la arteria descendente anterior de pacientes con síndrome de tako-tsubo
Functional and Morphological Assessment of Left Anterior Descending Artery in Patients With Tako-tsubo Syndrome
Visitas
84
Gustavo Jiménez Bríteza, Manel Sabatéa, Carlos Roblesa, Pablo Elpidio García-Granjab, Ignacio J. Amat-Santosb, Salvatore Brugalettaa,
Autor para correspondencia
sabrugal@clinic.ub.es

Autor para correspondencia:
a Instituto Cardiovascular, Hospital Clínic de Barcelona, Institut d’Investigacions Biomèdiques August Pi i Sunyer (IDIBAPS), Barcelona, España
b Departamento de Cardiología, CIBERCV, Hospital Clínico Universitario de Valladolid, Instituto de Ciencias del Corazón (ICICOR), Valladolid, España
Este artículo ha recibido
84
Visitas
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Tablas (1)
Tabla. Características clínicas basales de los pacientes con síndrome de tako-tsubo
Texto completo
Sr. Editor:

El síndrome de tako-tsubo (STK) es un síndrome clínico caracterizado por una disfunción ventricular izquierda reversible sin que haya obstrucción coronaria epicárdica. Aunque se han propuesto varios mecanismos patogénicos (espasmo de múltiples vasos epicárdicos, aturdimiento del miocárdico inducido por catecolaminas, lisis espontánea de trombo coronario y espasmo microvascular agudo), todavía se desconocen sus causas1,2. Las posibles causas del STK son las placas vulnerables o una alteración del flujo, pero no se han esclarecido todavía.

El objetivo de este estudio es realizar una evaluación funcional y morfológica de la arteria descendente anterior izquierda (DAI) de pacientes con STK mediante tomografía de coherencia óptica (OTC) y guía de presión-temperatura.

Entre enero de 2016 y mayo de 2017, se incluyó a 14 pacientes con STK consecutivos que cumplían los criterios diagnósticos de la Mayo Clinic1 en 2 centros. El estudio fue aprobado por los comités de ética de los centros participantes y todos los pacientes dieron su consentimiento informado por escrito. Se introdujo una guía de presión-temperatura (Certus, St. Jude) en la DAI a la altura de la segunda rama diagonal. Tras la inducción de hiperemia con adenosina (140 μg/kg/min), se determinó la reserva fraccional de flujo y el índice de resistencia microcirculatoria (IRM) con métodos anteriormente publicados3. La reserva fraccional de flujo y el IRM se consideraron anormales si eran <0,80 y> 22 respectivamente3. A continuación se realizó la OCT con un sistema comercial para la obtención de imágenes intracoronarias (C7XR Fourier-Domain System, LightLab Imaging; Westford, Massachusetts, Estados Unidos) en la DAI (al menos 50 mm) durante la inyección continua de medio de contraste (3 ml/s; iodixanol 370, Visipaque, GE Health Care; Cork, Irlanda) a través del catéter guía con una bomba de inyección. Dos investigadores independientes analizaron offline la presencia de placa coronaria en las imágenes de retirada de la OCT (LightLab Imaging; Westford, Massachusetts, Estados Unidos).

Trece pacientes (92,8%) eran mujeres, con una media ±desviación estándar de edad de 66,1 ±11,5 años. La coronariografía no mostró una estenosis significativa ≥ 50% en la DAI. La OCT y el análisis de la guía de presión-temperatura se realizaron, respectivamente, en 14 y 12 pacientes. El análisis de OCT mostró una pared vascular de 3 capas normal, sin placa ateroesclerótica, imágenes de rotura de placas, erosión de placas ni trombo intraluminal. Ninguno de los pacientes tenía una reserva fraccional de flujo ≤ 0,80, y el valor medio era de 0,96 ±0,18, mientras que 10 pacientes (83,3%) tenían una disfunción microvascular con un valor medio de IRM de 33,8 ±11,4 (tabla).

Tabla.

Características clínicas basales de los pacientes con síndrome de tako-tsubo

Paciente  Edad (años)  Sexo  Factores de riesgo cardiovascular  Evento estresante  Patrón de ballooning  FEVI basal (%)  FEVI al alta (%)  Tiempo del inicio de síntomas a la guía de presión-temperatura (h)  RFF  IRM  OCT 
67  V  Tabaquismo  Físico  Apical  40  56  ND  ND  ND  Normal 
71  Ninguno  Físico  Apical  40  55  0,96  51,8  Normal 
50  Tabaquismo  Emocional  Apical  60  59  ND  ND  ND  Normal 
55  Tabaquismo  Emocional  Apical  34  43 (55 al mes del alta)  12  0,96  43,3  Normal 
70  Hipertensión, hipercolesterolemia  Emocional  Apical  40  51 (63 al mes del alta)  0,97  39,2  Normal 
86  Hipertensión  Físico  Apical  35  55  18  0,94  33  Normal 
72  Ninguno  Emocional  Apical  50  60  0,96  37,2  Normal 
68  Hipertensión, hipercolesterolemia  Emocional  Apical  45  50 (65 al mes del alta)  120  0,92  26,9  Normal 
63  Hipertensión  Emocional  Medioventricular  35  45 (55 al mes del alta)  18  0,98  19  Normal 
10  47  Hipertensión, hipercolesterolemia  Emocional  Apical  30  60  0,95  25,6  Normal 
11  61  Hipertensión  Físico  Apical  40  60  254  0,96  10,9  Normal 
12  83  Hipertensión, hipercolesterolemia  Emocional  Apical  40  60  27  0,98  37  Normal 
13  59  Hipertensión, hipercolesterolemia  Emocional  Apical  35  65  11  0,98  39  Normal 
14  64  Hipercolesterolemia  Emocional  Apical  55  60  12  0,96  43  Normal 

FEVI: fracción de eyección del ventrículo izquierdo; IRM: índice de resistencia microcirculatoria; M: mujer; ND: no disponible; OCT: tomografía de coherencia óptica; RFF: reserva fraccional de flujo; V: varón.

No se conoce la fisiopatología del STK, pero es posible que esté relacionada con un trombo intracoronario que emerja de la rotura de un fibroateroma con capa fina o de una erosión de la placa en la DAI, que da lugar al aspecto característico del ventrículo izquierdo. El trombo coronario, o como mínimo la placa coronaria, que ha conducido a la formación del trombo puede ser indetectable mediante la coronariografía, pero puede observarse en la OCT4. No obstante, nuestro análisis de OCT no mostró ninguna placa coronaria ni restos trombóticos en la DAI, lo cual descarta también toda placa de ateroesclerosis coronaria. Esto contrasta con lo observado en un reciente estudio, que mostró gran prevalencia en estos pacientes de placas de ateroesclerosis sin ninguna rotura de placa ni trombos5. A diferencia de ese estudio, nuestros pacientes eran de menos edad y tenían menos factores de riesgo cardiovascular, lo cual indica que las placas ateroescleróticas podrían ser un hallazgo sin relación causal con el STK. A pesar de la ausencia de lesiones epicárdicas, se ha observado que puede haber cierto grado de disfunción microvascular. En ausencia de una alteración ateroesclerótica en los vasos epicárdicos, pueden causar esta disfunción unos trombos o espasmos intensos y transitorios en la microcirculación coronaria. La embolia por trombos procedentes del vaso epicárdico puede descartarse con nuestras observaciones de OCT. Se observó también una correlación negativa entre el grado de disfunción microvascular y el tiempo transcurrido desde el inicio de los síntomas hasta el análisis de IRM (R=–0,69; p=0,012), lo cual es coherente con los datos previos6 (figura). Concretamente, se observó un valor de IRM normal en un paciente estudiado 10 días después de la aparición de los síntomas iniciales, lo cual indica la reversibilidad de esta disfunción microvascular.

Figura.

Correlación entre IRM y tiempo entre el inicio de los síntomas y la determinación del IRM. IRM: índice de resistencia de la microcirculación.

(0,8MB).

En conclusión, nuestro estudio indica que la DAI de los pacientes con STK puede mostrar cierto grado de disfunción microvascular sin que haya una placa ateroesclerótica o vulnerable. Serán necesarios nuevos estudios para determinar mejor las causas de esa disfunción.

FINANCIACIÓN

G. Jiménez Brítez recibió una subvención del Coronary and Structural Course de Barcelona 2015 para este estudio.

Bibliografía
[1]
L. Galiuto, A.R. De Caterina, A. Porfidia, et al.
Reversible coronary microvascular dysfunction: a common pathogenic mechanism in apical ballooning or Tako Tsubo syndrome.
Eur Heart J., 31 (2010), pp. 1319-1327
[2]
I.J. Núñez Gil, M. Andrés, M. Almendro Delia, et al.
Characterization of Tako-tsubo Cardiomyophaty in Spain: Results from the RETAKO National Registry.
Rev Esp Cardiol., 68 (2015), pp. 505-512
[3]
H.S. Kim, J.A. Tremmel, C.W. Nam, et al.
Quantitative comparison of microcirculatory dysfunction in patients with stress cardiomyopathy and ST-segment elevation myocardial infarction.
J Am Coll Cardiol., 58 (2011), pp. 2430-2431
[4]
F. Alfonso, I.J. Núñez-Gil, R. Hernández.
Optical coherence tomography findings in Tako Tsubo cardiomyophaty.
Circulation., 126 (2012), pp. 1663-1664
[5]
I. Eitel, T. Stiermaier, T. Graf, et al.
Optical Coherence Tomography to evaluate plaque burden and morphology in patients with takotsubo syndrome.
J Am Heart Assoc., 5 (2016), pp. e004474
[6]
F. Rivero, J. Cuesta, M. García-Guimaraes, et al.
Time Related Microcirculatory Dysfunction in Patients with takotsubo cardiomyopathy.
Copyright © 2017. Sociedad Española de Cardiología
Idiomas
Revista Española de Cardiología

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.