Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 75. Núm. 4.
Páginas 285 (Abril 2022)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 75. Núm. 4.
Páginas 285 (Abril 2022)
Viaje al corazón de las palabras
Acceso a texto completo
Bypass
Visitas
...
Fernando A. Navarro
Consejo Editorial, Revista Española de Cardiología
Información del artículo
Texto completo

Quienes otorgan primacía absoluta al criterio de frecuencia de uso, se escudan en el hecho, innegable, de que el inglés bypass se emplea muchísimo en nuestros hospitales para defender su uso en español sin restricciones. Y se extrañan de que la RAE no haya admitido aún este anglicismo, y solamente en octubre de 2014 diera entrada en su diccionario al préstamo castellanizado baipás.

Nuestros colegas que han realizado alguna estancia posdoctoral o de ampliación de estudios en Francia suelen, por influencia del francés pontage, echar mano del galicismo descarado pontaje (o vocablos afines, como puente o puenteo, que cantan menos) para evitar el anglicismo bypass.

A mí, personalmente, me gusta más derivación (en el sentido de ‘derivación vascular’, se sobrentiende) o, mejor aún, optar en nuestra lengua por la traducción más ajustada a cada caso concreto, según el contexto y las circunstancias. Así, digo derivación aortocoronaria, derivación aortofemoral o derivación aortoilíaca, pero para traducir el inglés bypass surgery prefiero revascularización quirúrgica; para el inglés heart-lung bypasssurgeries, intervenciones con circulación extracorpórea, y para el inglés coronary artery bypass grafting o CABG, injerto de revascularización coronaria o revascularización miocárdica.

Están también quienes traducen bypass por anastomosis, pero es un término este que aconsejo reservar para las comunicaciones anatómicas o patológicas entre vasos sanguíneos; cuando se trata de una comunicación quirúrgica, como es el caso, prefiero especificarlo (anastomosis quirúrgica) o, como ya he dicho, recurrir al término ‘derivación’.

Y si no me gusta bypass como sustantivo, mucho menos me gustan los verbos angloides *bypassear* y *baipasear* (este último, admitido ya por la RAE desde diciembre de 2018, pero únicamente como americanismo) para traducir el inglés to bypass en el sentido de eludir, sortear, soslayar, evitar o puentear, nada infrecuente en los textos médicos. Para traducir una frase como «sublingually dosed nitroglycerin bypasses liver first pass metabolism», por ejemplo, yo diría «la nitroglicerina administrada por vía sublingual elude el metabolismo de primer paso hepático» en lugar de «la nitroglicerina administrada por vía sublingual *baipasea* el metabolismo de primer paso hepático», que me produce piloerección.

Obras de referencia recomendadas:

Diccionario de dudas y dificultades de traducción del inglés médico (3.a edición), 2013-2022, en la plataforma Cosnautas disponible en www.cosnautas.com/es/catalogo/librorojo.

«Laboratorio del lenguaje» de Diario Médico, 2006-2022, disponible en www.diariomedico.com/opinion/fernando-navarro.html.

Copyright © 2022. Sociedad Española de Cardiología
Idiomas
Revista Española de Cardiología

Suscríbase a la newsletter

Ver histórico de newsletters
Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?