Publique en esta revista
Información de la revista

Congreso

Contenidos del congreso
Congreso
XXXIV Congreso Nacional de las Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI). XXIX Congreso de la Sociedad Andaluza de Medicina Interna (SADEMI)
Málaga, 21-23 Noviembre 2013
Listado de sesiones
Comunicación
15. Enfermedad tromboembólica (Pósters)
Texto completo

T-35. - CARACTERÍSTICAS BIOLÓGICAS DE LOS PACIENTES CON TROMBOEMBOLISMO PULMONAR AGUDO EN EL SERVICIO DE MEDICINA INTERNA

S. Argenta Fernández1, M. García García1, T. García Guerrero2, L. Mateos Polo1, I. González Fernández1, R. Fernández Santalla1, J. Herráez1

1Servicio de Medicina Interna. Hospital Universitario de Salamanca. Hospital Virgen de la Vega. Salamanca. 2Unidad de Aparato Digestivo. Hospital Infanta Cristina. Badajoz.

Objetivos: Estudio retrospectivo sobre las características clínicas de los pacientes diagnosticados de TEP en el Servicio de Medicina Interna I de Salamanca entre 2011 y 2012.

Métodos: Se seleccionaron todas las historias de los pacientes diagnosticados de TEP entre las fechas señaladas, recogiéndose: datos demográficos, factores de riesgo, síntomas y signos, resultados analíticos (dímero D, proteínas C y S, antitrombina y gasometría arterial), electrocardiograma, pruebas de imagen y tratamiento. La estadística se realizó con el sistema SPSS 20.

Resultados: Se analizaron 68 historias de pacientes diagnosticados de TEP. De éstas, el 58,8% correspondían a mujeres, con edad media de 75 años, y el 41,2% a hombres, con edad media de 68,7 años. Como factores de riesgo destaca la inmovilización (29,4%), traumatismo (13,2%) y la cirugía (11,8%). Se encontró neoplasia de base en el 16,2% (destacando próstata y ginecológicos). El 16,2% eran diabéticos y el 33,8% eran obesos. Un 13,2% de los pacientes tenía antecedentes de trombosis venosa profunda (TVP) previa y un 5,9% de TEP. El 7,4% eran fumadores activos. Los síntomas más frecuentes fueron disnea (83,8%), síncope (79,1%), dolor pleurítico (38,2%), dolor en extremidades inferiores (20,6%), presíncope (19,1%) y hemoptisis (11,8%). Para estudio de trombofilia, se determinó la proteína C en 17,6%, la proteína S en 4,4% y la antitrombina en 19,1%, siendo en todos normal. El dímero D fue positivo en todos los pacientes en los que se determinó (82%). En la gasometría arterial, la alteración más frecuente fue la hipocapnia (22,1%) seguida de insuficiencia respiratoria global (19,1%), hipoxemia (5,9%), y normal en el 11,8%. El ECG fue normal en 47,1%, seguido de inversión de la onda T (19,1%) y bloqueo de rama derecha (13,2%). Destaca la baja frecuencia del patrón S1Q3T3 (10,3%). La tomografía axial computarizada de arterias pulmonares se utilizó como prueba diagnóstica en todos los pacientes excepto en uno, que se optó por una gammagrafía de ventilación perfusión. A un 45,6% se realizó ecografía de miembros inferiores venosa (positiva en el 23,5%). Se realizó ecografía a 15 pacientes asintomáticos (positiva en 3 casos). El ecocardiograma fue realizado al 8,8% de los pacientes objetivando disfunción del ventrículo derecho en la mitad de ellos. Inicialmente, todos los pacientes se anticoagularon con heparina de bajo peso molecular (HBPM). La mortalidad fue del 2,9%. La estancia media fue de 9,2 días.

Discusión: Por todos es conocida la elevada frecuencia de la ETEV y sus graves repercusiones clínicas. No obstante, las numerosas formas silentes o inespecíficas impiden saber con exactitud las cifras reales al respecto. Nuestros pacientes son en su mayoría mayores de 70 años y tienen algún factor de riesgo conocido. El síntoma más frecuente es la disnea. El Ecocardiograma se realizó a un pequeño número de pacientes, aunque en algunos de ellos se solicitó la prueba ambulatoriamente. Aunque las manifestaciones clínicas y la exploración física de la TVP son de poca utilidad diagnóstica, en los pacientes analizados en nuestro estudio se confirmó su presencia en todos los casos que presentaban signos sugestivos.

Conclusiones: La ETEV es una enfermedad frecuente y con importante morbimortalidad, que en muchos casos tiene pocas manifestaciones clínicas, constituyendo su diagnóstico un gran desafío. Para su diagnóstico hay que prestar especial atención a los factores de riesgo, que se han incrementado en la población actual (comorbilidad, edad elevada, inmovilización...) y a la sintomatología característica. La clave del pronóstico de esta enfermedad está en su detección lo más precozmente posible para instaurar el tratamiento adecuado.

Idiomas
Revista Española de Cardiología

Suscríbase a la newsletter

es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?