Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 65. Núm. 6.
Páginas 570 (Junio 2012)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 65. Núm. 6.
Páginas 570 (Junio 2012)
DOI: 10.1016/j.recesp.2010.09.016
Acceso a texto completo
Disección coronaria intra- stent demostrada mediante tomografía de coherencia óptica
Intrastent Coronary Dissection Assessed With Optical Coherence Tomography
Visitas
9800
Hipólito Gutiérrez Garcíaa, Ignacio J. Amat Santosa,
Autor para correspondencia
ijamat@gmail.com

Autor para correspondencia: ijamat@gmail.com
, José Alberto San Román Calvara
a ICICORELAB, Unidad de Imagen Cardiaca, Hospital Clínico Universitario, Valladolid, España
Este artículo ha recibido
9800
Visitas
Información del artículo
Texto completo
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (3)
Mostrar másMostrar menos
Texto completo

Varón de 83 años con el antecedente de un infarto agudo de miocardio e intervención coronaria percutánea en 1998, en la que se implantó un stent Nir Royal (Boston Scientific, Estados Unidos) de 3,5×25 mm en el segmento proximal de la arteria descendente anterior.

Ingresó en nuestro centro por un cuadro de dolor torácico, en situación de edema agudo de pulmón. En el electrocardiograma se objetivó un descenso del segmento ST en derivaciones anterolaterales. El paciente presentaba elevación de enzimas de daño miocárdico (troponina T, 0,26 ng/ml). La coronariografía mostraba un defecto de repleción lineal en el segmento medio del stent previamente implantado (Figura 1, flecha). La tomografía de coherencia óptica (OCT) demostró una proliferación neointimal que dividía el lumen coronario en dos cavidades, semejante a una disección coronaria en el stent (Figura 2, flechas inferiores). Un posible mecanismo etiológico podría ser la formación y endotelización de trombo a nivel del stent con posterior rotura del endotelio (Figura 2B, flecha) y reabsorción del trombo, lo que daría lugar a un seudo-flap, que es en realidad la neoíntima formada.

Figura 1.

Figura 2.

Se decidió implantar un stent recubierto de zotarolimus (Endeavor, Medtronic, Estados Unidos) de 3,5×30 mm en el interior del stent previo. Tras dicho implante, se comprobó la correcta aposición de los struts del stent mediante una nueva OCT (Figura 3, flecha).

Figura 3.

La introducción de la OCT en el intervencionismo percutáneo supone un nuevo paso para la comprensión de la enfermedad aterosclerótica y de la respuesta intimal al implante de stents.

Full English text available from: www.revespcardiol.org

Autor para correspondencia: ijamat@gmail.com

Idiomas
Revista Española de Cardiología

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.