Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 71. Núm. 10.
Páginas 774 (Octubre 2018)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 71. Núm. 10.
Páginas 774 (Octubre 2018)
Viaje al corazón de las palabras
DOI: 10.1016/j.recesp.2017.11.031
Acceso a texto completo
Echo y ‘eco’: no son lo mismo
Visitas
1915
Fernando A. Navarro
Consejo Editorial, Revista Española de Cardiología
Este artículo ha recibido
1915
Visitas
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo

Escribía el año pasado por estas fechas, en esta misma página del «Viaje al corazón de las palabras»1, que el recurso más utilizado en la jerga médica es la abreviación o acortamiento de palabras; y ponía entonces ejemplos como ‘electro’ (electrocardiograma), ‘cardio’ (cardiología) y fonendo (fonendoscopio) en español, o también brady (bradycardia, bradicardia), fib (fibrilation, fibrilación) y resus (resuscitation, reanimación cardiopulmonar) en inglés.

Para quienes, por motivos profesionales, nos vemos obligados a manejarnos con mayor o menor soltura en dos lenguas —español e inglés—, este recurso al acortamiento resulta especialmente conflictivo en los casos en que una misma forma abreviada se usa en cada una de las dos lenguas con distinto significado.

Pienso, por ejemplo, en apócopes jergales tan frecuentes en inglés como histo, narco y, muy utilizada en cardiología, echo.

Porque histo es la forma abreviada jergal habitual de ‘histología’ en español, pero de histoplasmosis en inglés, y narco corresponde a ‘narcotraficante’ en los países de habla hispana, pero a narcotics officer (policía de la brigada de estupefacientes o funcionario de la Oficina Federal de Estupefacientes) en los Estados Unidos.

En cuanto a eco, corresponde en español a ‘ecografía’ (que en inglés se abrevia normalmente USS, de ultrasound scan), mientras que echo corresponde en inglés a echocardiography (que en español se abrevia normalmente ‘ecocardio’). Mucho cuidado, pues, con confundir la eco nuestra de «mi hija está embarazada, pero todavía no le han hecho la eco», con la echo inglesa de «the echo shows the four chambers of heart» (en la ecocardiografía se aprecian las cuatro cavidades cardíacas). O con confundir la 3D echo del inglés (esto es, nuestra «ecocardio tridimensional») con la ‘eco tridimensional’ del español (que en inglés sería 3D ultrasound).

Obra de referencia recomendada: Diccionario de dudas y dificultades de traducción del inglés médico (3.a edición), en la plataforma Cosnautas de consulta en línea: <www.cosnautas.com/es/catalogo/librorojo>.

Bibliografía
[1]
F.A. Navarro.
Apócopes jergales.
Rev Esp Cardiol, 70 (2017), pp. 793
Copyright © 2018. Sociedad Española de Cardiología
Idiomas
Revista Española de Cardiología

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.