Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 67. Núm. 6.
Páginas 490 (Junio 2014)
Imagen en cardiología
DOI: 10.1016/j.recesp.2013.09.027
Acceso a texto completo
Fístula arteriovenosa secundaria a perforación coronaria iatrogénica
Coronary Arteriovenous Fistula Secondary to Iatrogenic Coronary Perforation
Visitas
...
Manuel Almendro-Deliaa,
Autor para correspondencia
almendrode@secardiologia.es

Autor para correspondencia:
, Carolina Ortiz-Cortesb, César Carrascosa-Rosilloc
a Unidad Coronaria, UGC Área del Corazón Sevilla, Hospital Universitario Virgen Macarena, Sevilla, España
b Servicio de Cardiología, Hospital San Pedro de Alcántara, Cáceres, España
c UGC Endovascular, Hospital Universitario Virgen Macarena, Sevilla, España
Este artículo ha recibido
...
Visitas
(Actualización diaria de datos)
Información del artículo
Texto completo
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Material adicional (2)
Texto completo

Mujer hipertensa de 69 años que ingresa por síndrome coronario agudo. La coronariografía urgente mostró lesión bifurcada larga y calcificada en la arteria descendente anterior (ADA). Se realizó intervencionismo mediante predilataciones con balón expandible y no expandible. Tras el último inflado, la angiografía mostró oclusión de la ADA por perforación, que originaba una fístula arteriovenosa hacia la vena interventricular anterior (figuras A-D, flechas: secuencia del paso de contraste desde ADA hacia la vena interventricular anterior. Guías alojadas en ADA y ramo diagonal [vídeo 1]), situación que condujo a parada cardiaca por fibrilación ventricular, de la que se recuperó tras 2 desfibrilaciones y masaje cardiaco. Se realizó inflado prolongado con balón en la zona de rotura y se administraron 50 mg de protamina. Tras comprobar el sellado de la perforación, se implantaron 4 stents farmacoactivos en ADA proximomedial. Tras el implante del último stent, se produjo inestabilización clínica coincidente con un ascenso difuso del ST en precordiales, secundario a trombosis extensa de los stents (vídeo 2), que se solventó exitosamente con reheparinización, abciximab intracoronario e inflados con balón. La paciente permanece asintomática tras más de 1 año de seguimiento.

Figura
(0,35MB).

Las perforaciones coronarias suelen drenar al pericardio y excepcionalmente hacia cámaras cardiacas (tipo III: cavity spelling de Ellis). Las fístulas arteriovenosas coronarias secundarias a una perforación coronaria son una rareza, con solo 2 casos comunicados. El uso de protamina es controvertido y, aunque apoyado por expertos, en nuestro caso originó trombosis de los stents. Una revascularización diferida o el uso de stents recubiertos para sellar la perforación coronaria habrían sido una alternativa válida para evitar el uso de protamina y el consiguiente riesgo de trombosis de stents.

Full English text available from: www.revespcardiol.org/en

Copyright © 2013. Sociedad Española de Cardiología
Idiomas
Revista Española de Cardiología

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
Material adicional
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.