Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 63. Núm. 3.
Páginas 346 (Marzo 2010)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 63. Núm. 3.
Páginas 346 (Marzo 2010)
DOI: 10.1016/S0300-8932(10)70093-2
Acceso a texto completo
Fractura del oclusor implantado en una comunicación interauricular como causa de taponamiento cardiaco
Fracture of an Atrial Septal Defect Occluder as a Cause of Cardiac Tamponade
Visitas
7773
Andreas Marinakisa, Konstantinos Lampropoulosa, Themistoklis Iliopoulosa
a Departamento de Cardiología. Hospital General de las Fuerzas Aéreas. Atenas. Grecia.
Este artículo ha recibido
7773
Visitas
Información del artículo
Texto completo
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (3)
Mostrar másMostrar menos
Texto completo

Una paciente de 19 años de edad, con una gran comunicación interauricular (CIA) por defecto del septum secundum de 26 mm de diámetro, fue tratada con éxito mediante el cierre percutáneo de la comunicación con un oclusor Intrasept ASD Cardia de 28 mm. La ecografía transesofágica (ETE) realizada tras la intervención confirmó la posición correcta del dispositivo (fig. 1A) (AI: aurícula izquierda; Ao: raíz de la aorta). Cuatro horas después, la paciente sufrió un síncope a causa de un taponamiento cardiaco. La pericardiocentesis y la reanimación cardiorrespiratoria no lograron la estabilización del cuadro, por lo que se practicó una toracotomía de rescate. Se observó que una rama del dispositivo emergía de la aurícula izquierda y penetraba en la aorta ascendente, lo cual indicaba una rotura del dispositivo. Tras la sutura de las perforaciones auricular y aórtica, el cirujano aplicó un pegamento biológico entre ellos, con objeto de ensanchar la pared auricular y proteger la aorta. La paciente presentó una mejoría muy notable. La ETE (fig. 1B) y la tomografía computarizada multicorte (fig. 2) identificaron también signos de fractura del anillo de nitinol del dispositivo, lo cual se confirmó tras extraerlo (fig. 3) pocos días después.

Fig. 1.

Fig. 2.

Fig. 3.

La rotura del anillo del dispositivo es el elemento de interés de nuestro caso, y pensamos que se produjo en el dispositivo después de su implantación. La ETE realizada inmediatamente después de la implantación, en la que se observa un dispositivo intacto y adecuadamente colocado, y el colapso súbito de la paciente horas después de la implantación, sin síntomas previos, respaldan la teoría de la fractura del dispositivo.

Nuestra hipótesis es que el gran tamaño del oclusor y el pequeño reborde exterior remanente de septo interauricular pueden haber desempeñado un papel importante, posiblemente por las fuerzas intensas aplicadas al dispositivo.

Full English text available from: www.revespcardiol.org

Idiomas
Revista Española de Cardiología

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.