Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 76. Núm. 6.
Páginas 483-485 (junio 2023)
Visitas
No disponible
Vol. 76. Núm. 6.
Páginas 483-485 (junio 2023)
Carta científica
Acceso a texto completo
Grado de control del riesgo cardiovascular del paciente diabético hospitalizado en los servicios de cardiología
Quality control of cardiovascular risk in hospitalized diabetic patients in cardiology services
Visitas
182
Javier Cuevasa, Daniel Morenab, Luis Gutiérrezc, Pablo Flórezd, Valentina Chiminazzoe, Jesús María de la Heraa,f,
Autor para correspondencia
jesusdelahera@gmail.com

Autor para correspondencia.
a Área del Corazón, Hospital Universitario Central de Asturias, Oviedo, Asturias, España
b Servicio de Cardiología, Hospital de Cabueñes, Gijón, Asturias, España
c Servicio de Cardiología, Hospital San Agustín, Avilés, Asturias, España
d Servicio de Cardiología, Hospital Valle del Nalón, Langreo, Asturias, España
e Plataforma de Bioestadística y Epidemiología, Instituto de Investigación Sanitaria del Principado de Asturias (ISPA), Oviedo, Asturias, España
f Instituto de Investigación Sanitaria del Principado de Asturias (ISPA), Oviedo, Asturias, España
Este artículo ha recibido
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Tablas (1)
Tabla 1. Características basales de la muestra y tratamientos previos del conjunto de pacientes, en los grupos de pacientes no diabéticos, diabéticos, diabéticos sin riesgo cardiovascular muy alto y diabéticos con riesgo cardiovascular muy alto
Texto completo
Sr. Editor:

La guía europea de 2019 introdujo el concepto del riesgo cardiovascular (RCV) como base para el tratamiento del paciente diabético (PDM) y lo reclasifica en 3 categorías: riesgo moderado, alto y muy alto1. A los pacientes con alto/muy alto RCV se los debería tratar con fármacos con demostrado beneficio cardiovascular, los inhibidores del cotransportador 2 de sodio y glucosa (iSGLT2) y los agonistas del receptor del péptido similar al glucagón tipo 1 (arGLP1)1. La participación del cardiólogo en el tratamiento del PDM puede ser mejorable2.

El objetivo del estudio es evaluar el perfil del PDM ingresado en cardiología y se dividió en una fase extrahospitalaria (estratificación del RCV del PDM según la guía de 20191, prescripción de estatinas en general y de alta potencia, de iSGLT2 y de arGLP1) y una fase hospitalaria a cargo del cardiólogo (nuevo diagnóstico de diabetes mellitus [DM], determinación de HbA1c y proteinuria durante el ingreso y optimización de tratamiento al alta).

Previo acuerdo de confidencialidad, se solicitó a la Consejería de Sanidad del Principado de Asturias el listado de altas hospitalarias de pacientes ingresados en cardiología durante 3 meses consecutivos de 2019 (estancia mínima, 4 días). Los parámetros obtenidos se extraen de lo comunicado en los informes de alta hospitalaria3.

Mediante el programa informático R, se realizó un análisis estadístico descriptivo de la población diabética, su comparación con la no diabética y un análisis del tratamiento del PDM. La comparación entre los grupos se realizó mediante pruebas de la χ2 o la exacta de Fisher para las variables categóricas y pruebas de Kruskal-Wallis y Mann-Whitney para las variables numéricas. En caso de p <0,05, se realizó una prueba post-hoc con corrección de Benjamini y Hochberg.

Se seleccionó a 1.200 pacientes y se excluyó a 127 con informes de alta incompletos3. La muestra final fue de 1.073 pacientes. Los datos pertenecen a 5 hospitales que atienden a una población de 901.339 personas (el 88,4% de la comunidad autónoma). El 29,9% del total de la muestra eran diabéticos y el 75% de ellos ya estaban en muy alto RCV antes del ingreso hospitalario. En la tabla 1 se detallan las características basales de la muestra. Se observan diferencias entre la población diabética y la no diabética y entre las 2 categorías de DM. Destaca que casi la mitad del total de la muestra (48,5%) ya se encontraba en tratamiento con estatinas previo, con una proporción significativamente mayor de PDM (67%). En el grupo de diabéticos con muy alto RCV, el 76% de los pacientes estaban en tratamiento con este grupo farmacológico y el 50%, con estatinas de alta potencia. En lo que respecta a los tratamientos antidiabéticos con beneficio cardiovascular, el 7,9% del grupo con muy alto RCV y el 7,5% del grupo en riesgo moderado/alto estaban en tratamiento con iSGLT2. En cuanto al control metabólico de los PDM prehospitalario, el 25,5% presentaba HbA1c <7% y el 54,8%, colesterol unido a lipoproteínas de baja densidad <100mg/dl.

Tabla 1.

Características basales de la muestra y tratamientos previos del conjunto de pacientes, en los grupos de pacientes no diabéticos, diabéticos, diabéticos sin riesgo cardiovascular muy alto y diabéticos con riesgo cardiovascular muy alto

  Total muestra (n=1.073)  Sin DM (n=752)  Con DM, total (n=321)  DM sin RCV muy alto (n=80)  DM con muy alto RCV (n=241) 
Edad (años)  70,72± 13,41  69,86±14,25  72,74±10,95  0,010  69,54±12,50  73,80±10,19  0,011 
Mujeres  35,08 (374)  36,01 (269)  32,91 (105)  0,332  43,03 (34)  29,58 (71)  0,027 
HTA  64,08 (687)  56,05 (421)  82,86 (266)  <0,001  75,00 (60)  85,47 (206)  0,031 
Dislipemia  51,02 (547)  44,34 (333)  66,66 (214)  <0,001  42,50 (34)  74,68 (180)  <0,001 
Obesidad  10,82 (115)  8,31 (62)  16,77 (53)  <0,001  15,19 (12)  17,30 (41)  0,664 
Tabaquismo  53,82 (563)  53,18 (392)  55,34 (171)  0,524  37,97 (30)  61,30 (141)  <0,001 
Cardiopatía isquémica  27,21 (292)  22,47 (169)  38,31 (123)  <0,001  51,03 (123)  <0,001 
Ictus  9,13 (98)  7,58 (57)  12,77 (41)  0,007  17,01 (41)  <0,001 
EVP  10,43 (112)  7,44 (56)  17,44 (56)  <0,001  23,23 (56)  <0,001 
ERC  12,68 (136)  8,64 (65)  22,18 (71)  <0,001  29,58 (71)  <0,001 
IC  19,01 (204)  15,15 (114)  28,03 (90)  0,045  12,5 (10)  33,19 (80)  0,032 
Motivo de ingreso        <0,001      0,621 
Arritmias  12,95 (139)  14,22 (107)  9,96 (32)    11,25 (9)  9,54 (23)   
IC  22,36 (240)  19,01 (143)  30,21 (97)    25,00 (20)  31,95 (77)   
Miscelánea  29,07 (312)  30,58 (230)  25,54 (82)    25,00 (20)  25,72 (62)   
Síndrome coronario agudo  35,60 (382)  36,17 (272)  34,26 (110)    38,75 (31)  32,78 (79)   
Tratamiento previo
Estatinas  48,50 (520)  40,47 (304)  67,29 (216)  <0,001  40,00 (32)  76,34 (184)  <0,001 
Estatinas de alta potencia  42,00 (218)  38,61 (117)  46,75 (101)  0,064  25,00 (8)  50,54 (93)  0,008 
Antiagregantes plaquetarios  33,92 (364)  26,86 (202)  50,46 (162)  <0,001  21,25 (17)  60,16 (145)  <0,001 
IECA  47,43 (508)  40,61 (305)  63,43 (203)  <0,001  60,00 (48)  64,58 (155)  0,461 
iSGLT2  2,33 (25)  7,83 (25)  NA  7,50 (6)  7,95 (19)  0,897 
arGLP1  1,21 (13)  4,07 (13)  NA  5,00 (4)  3,76 (9)  0,744 
Metformina  15,40 (165)  50,78 (162)  NA  50,00 (40)  51,04 (122)  0,871 
Insulina  10,55 (113)  35,42 (113)  NA  27,50 (22)  38,07 (91)  0,087 
iDPP4  9,06 (97)  30,09 (96)  NA  21,25 (17)  33,05 (79)  0,046 

arGP1: agonistas del péptido similar al glucagón tipo 1; DM: diabetes mellitus; ERC: enfermedad renal crónica; EVP: enfermedad vascular periférica; HTA: hipertensión arterial; IC: insuficiencia cardiaca; iSGLT2: inhibidores del cotransportador 2 de sodio-glucosa; IECA: inhibidores de la enzima de conversión de la angiotensina; iDPP4: inhibidores de la dipeptidil peptidasa 4; NA: no aplicable; RCV: riesgo cardiovascular.

Los valores expresan media±desviación estándar o % (n).

Durante el ingreso, se indicó en el informe de alta un nuevo diagnóstico de DM en 19 pacientes (el 2,5% de los pacientes sin DM previa). Se evaluó la HbA1c del 45,5% de la muestra, sin diferencias entre diabéticos y no diabéticos. Se determinó el colesterol unido a lipoproteínas de baja densidad del 70,7% de los pacientes de la muestra y el 68,2% de los PDM. Se evaluó la proteinuria del 7 y el 9,3% respectivamente.

En la figura 1A se muestran los cambios realizados al alta en el tratamiento antidiabético e hipolipemiante para los PDM. Hay un ligero pero significativo aumento de los iSGLT2 al alta (el 8,1 frente al 11,1% al alta; p=0,039), sin cambios en arGLP1. Si se tiene en cuenta la indicación I A de estos fármacos para los PDM con muy alto RCV1 y se excluyen las contraindicaciones (DM tipo 1, función renal según fichas técnicas en 2019 y ausencia de financiación para arGLP1 según el índice masa corporal), solo se pautaron iSGLT2 y arGLP1 al 16,1 y el 21,3% de los elegibles. Es más llamativo el significativo aumento de estatinas. En la figura 1B se expresan los cambios en función de la afección por la que ingresó el paciente. Las estatinas de alta potencia aumentan en general (más en cardiopatía isquémica) y los iSGLT2 más en insuficiencia cardiaca.

Figura 1.

A: porcentaje de pacientes diabéticos tratados previamente y al alta con estatinas, estatinas de alta potencia, IECA, metformina, iSGLT2 y arGLP1. B: porcentaje de pacientes diabéticos tratados previamente y al alta con estatinas de alta potencia, IECA, iSGLT2 y arGLP1 según el diagnóstico al alta. arGLP1: agonistas del receptor del péptido similar al glucagón tipo 1; IECA: inhibidores de la enzima de conversión de la angiotensina; iSGLT2: inhibidores del cotransportador 2 de sodio y glucosa.

(0,33MB).

En una reciente publicación se ha reflejado que solo el 7% de los PDM están en el nivel más bajo, RCV moderado4. Por lo tanto, hay un amplio campo para la mejora del RCV antes de la hospitalización. En nuestra serie solo figuran 19 casos con nueva DM diagnosticada, lo que demuestra la escasa búsqueda proactiva de DM, en desacuerdo con lo que propone la guía1. Creemos que el ingreso en cardiología se debe entender también, independientemente del motivo, como una oportunidad de mejora del RCV.

Nuestro estudio tiene como limitaciones que se llevó a cabo unos meses antes de la publicación de la guía de 20191 y que es retrospectivo y de una única comunidad autónoma española, aunque con gran exhaustividad en la recogida de datos.

El tratamiento por el cardiólogo del RCV prehospitalario y hospitalario de los PDM hospitalizados en servicios de cardiología es mejorable. Se debe profundizar en el cribado de la DM oculta, la detección de enfermedad renal subclínica y la prescripción de nuevos fármacos antidiabéticos con beneficio cardiovascular.

FINANCIACIÓN

Ninguna.

CONTRIBUCIÓN DE LOS AUTORES

J. Cuevas, J.M. de la Hera: recogida de datos, diseño del estudio, redacción y revisión final. D. Morena, L. Gutiérrez, P. Flórez: recogida de datos. V. Chiminazzo: análisis estadístico.

CONFLICTO DE INTERESES

No existen.

AGRADECIMIENTOS

Nuestro agradecimiento a la Sociedad Asturiana de Cardiología por el apoyo y el impulso en la realización de este estudio.

Bibliografía
[1]
F. Cosentino, P.J. Grant, V. Aboyans, 2019 ESC Guidelines on diabetes, pre-diabetes, and cardiovascular diseases developed in collaboration with the EASD, et al.
Eur Heart J., 41 (2020), pp. 255-323
[2]
R. Adhikari, K. Jha, Z. Dardari, et al.
National Trends in Use of Sodium-Glucose Cotransporter-2 Inhibitors and Glucagon-like Peptide-1 Receptor Agonists by Cardiologists and Other Specialties, 2015 to 2020.
J Am Heart Assoc., 11 (2022), pp. e023811
[3]
P. Conthe Gutiérrez, J. García Alegría, R. Pujol Farriols, et al.
Consenso para la elaboración del informe de alta hospitalaria en especialidades médicas.
Med Clin (Barc)., 134 (2010), pp. 505-510
[4]
A.M. Cebrián-Cuenca, M. Mata-Cases, J. Franch-Nadal, D. Mauricio, D. Orozco-Beltrán, L. Consuegra-Sánchez.
Half of patients with type 2 diabetes mellitus are at very high cardiovascular risk according to the ESC/EASD: data from a large Mediterranean population.
Eur J Prev Cardiol., 28 (2022), pp. e32-e34
Copyright © 2022. Sociedad Española de Cardiología
Idiomas
Revista Española de Cardiología

Suscríbase a la newsletter

Ver histórico de newsletters
Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?