Publique en esta revista
Información de la revista
Carta científica
DOI: 10.1016/j.recesp.2020.10.006
Acceso a texto completo
Disponible online el 7 de Noviembre de 2020
Impacto de la primera ola de la pandemia de SARS-CoV-2 en la tasa de implante de marcapasos con indicación preferente/urgente. Estudio español
Impact of the first wave of the SARS-CoV-2 pandemic on preferential/emergent pacemaker implantation rate. Spanish study
Visitas
...
Ricardo Salgado Arandaa,
Autor para correspondencia
ricardosalgadodoc@gmail.com

Autor para correspondencia:
, Nicasio Pérez Castellanoa,b, Óscar Cano Pérezc, Andrés Ignacio Bodegas Cañasd, Manuel Frutos Lópeze, Julián Pérez-Villacastín Domíngueza,b
a Unidad de Arritmias, Instituto Cardiovascular, Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital Clínico San Carlos (IdISSC), Madrid, España
b Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Cardiovasculares (CIBERCV), Madrid, España
c Unidad de Electrofisiología, Servicio de Cardiología, Hospital Universitario y Politécnico La Fe, Valencia, España
d Unidad de Electrofisiología, Servicio de Cardiología, Hospital Universitario de Cruces, Baracaldo, Vizcaya, España
e Unidad de Arritmias, Servicio de Cardiología, Hospital Virgen del Rocío, Sevilla, España
Este artículo ha recibido
...
Visitas
(Actualización diaria de datos)
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (2)
Tabla 1. Características de la población total, de 2019 y de 2020
Tabla 2. Relación entre el número de implantes durante los periodos de estudio de 2019 y 2020 y el impacto de la pandemia de COVID-19 por comunidades autónomas
Mostrar másMostrar menos
Texto completo
Sr. Editor:

El pasado 14 de marzo de 2020 se declaró en España el estado de alarma por la pandemia de coronavirus SARS-CoV-2 (COVID-19). Para controlar el elevado número de contagios, se hizo obligatorio el confinamiento en domicilio y en el campo sanitario se limitaron todos los actos médicos no prioritarios y se mantuvo la actividad urgente. No obstante, durante las primeras semanas se observó en todo el país una reducción de hasta un 40% del número de alertas por infarto agudo de miocardio con elevación del segmento ST1. Según publicaciones de otros países, puede que haya habido una reducción similar en el tratamiento de las bradiarritmias2,3. En el presente artículo se analiza el impacto en nuestro país de la primera ola de la COVID-19 en el tratamiento de las bradiarritmias graves.

A través de la Sección de Estimulación Cardiaca de la Sociedad Española de Cardiología, se solicitó la colaboración de los centros con actividad en ese campo y se les facilitó una base de datos por vía telemática sobre el número y las características de los procedimientos de implante de marcapasos realizados con indicación preferente/urgente del 15 de marzo al 15 de mayo de 2019 y las mismas fechas de 2020 para poder compararlos. No se incluyeron procedimientos programados electivos, recambios de batería, recolocaciones de cables ni ampliaciones del sistema de estimulación. La fecha límite para el envío de los datos fue el 15 de junio de 2020.

Remitieron sus datos 31 centros de 13 comunidades autónomas. Las características generales se muestran en la tabla 1 Aunque las poblaciones son similares, cabe destacar que durante el periodo de 2020 se observó una reducción significativa de los implantes en pacientes asintomáticos (el 10 frente al 6,3%; p = 0,014) y con presíncope (el 21,9 frente al 15,8%; p = 0,005) respecto a 2019. El bloqueo auriculoventricular completo (BAVc) fue la causa más frecuente en los 2 periodos, aunque con un aumento significativo de la frecuencia en 2020 (el 41,6 frente al 47,7%; p = 0,023).

Tabla 1.

Características de la población total, de 2019 y de 2020

  Total  2019  2020 
Descripción de la población
Edad (años)  80 ± 12,4  81 ± 11,8  80 ± 13  0,700 
Mujeres  611 (42,3)  376 (42,9)  235 (41,4)  0,610 
HTA  1.068 (73,9)  640 (73)  428 (75,4)  0,403 
DM  485 (33,6)  277 (31,6)  208 (36,6)  0,087 
Cardiopatía  762 (52,7)  468 (53,4)  294 (51,8)  0,551 
Dilatada  31 (2,1)  17 (1,9)  14 (2,5)  0,500 
Hipertensiva  200 (13,8)  129 (14,7)  71 (12,5)  0,235 
Hipertrófica  18 (1,2)  14 (1,6)  4 (0,7)  0,135 
Isquémica  211 (14,6)  121 (13,8)  90 (15,8)  0,282 
Valvulopatía  249 (17,2)  159 (18,1)  90 (15,8)  0,261 
Otras  53 (3,7)  28 (3,2)  25 (4,4)  0,233 
Síntomas
Asintomático  124 (8,6)  88 (10)  36 (6,3)  0,014 
Astenia  171 (11,8)  99 (11,3)  72 (12,7)  0,425 
Disnea  276 (19,1)  154 (17,6)  122 (21,5)  0,064 
Presíncope  282 (19,5)  192 (21,9)  90 (15,8)  0,005 
Síncope  547 (37,9)  316 (36)  231 (40,7)  0,076 
Parada cardiorrespiratoria  22 (1,5)  13 (1,5)  9 (1,6)  0,877 
Alteración del ECG que justificó el implante
Disfunción sinusal  183 (12,7)  118 (13,5)  65 (11,4)  0,261 
Bloqueo primer grado  3 (0,2)  2 (0,2)  1 (0,2)  0,832 
Bloqueo 2.o grado Mobitz 1  17 (1,2)  9 (1)  8 (1,4)  0,510 
Bloqueo 2:1  132 (9,1)  83 (9,5)  49 (8,6)  0,589 
Bloqueo 2.o grado Mobitz 2  69 (4,8)  46 (5,2)  23 (4)  0,298 
Bloqueo completo  636 (44)  365 (41,6)  271 (47,7)  0,023 
FA lenta  124 (8,6)  78 (8,9)  46 (8,1)  0,598 
FA bloqueada  159 (11)  93 (10,6)  66 (11,6)  0,547 
Bloqueo bifascicular  37 (2,6)  28 (3,2)  9 (1,6)  0,059 
Bloqueo trifascicular  34 (2,4)  21 (2,4)  13 (2,3)  0,897 
Bloqueo alternante  11 (0,8)  6 (0,7)  5 (0,9)  0,675 
Síndrome de bradicardia-taquicardia  23 (1,6)  17 (1,9)  6 (1,1)  0,191 
Ablación del NAV  8 (0,6)  6 (0,7)  2 (0,1)  0,406 
Hipersensibilidad del seno carotídeo  3 (0,2)  2 (0,2)  1 (0,2)  0,832 
Situación clínica/gravedad
Frecuencia cardiaca (lpm)  40 ± 21  41 ± 24  40 ± 20  0,023 
Aclaramiento de creatinina (ml/min/1,73 m263,3 ± 36,7  65,2 ± 37,1  61,1 ± 37,3  0,050 
NT-proBNP (pg/ml)  1.230 ± 3.330  1.012 ± 2.885  1.429 ± 4.846  0,010 
FEVI (%)  60 ± 5  60 ± 6,5  60 ± 5  0,039 
Necesidad de ingreso en UCI  445 (32,4)  276 (33,2)  169 (31,3)  0,468 
Edad en UCI (años)  79,2 ± 12,6  79,7 ± 13,6  79 ± 12  0,900 
Necesidad de vasoactivos  383 (26,5)  200 (22,8)  183 (32,2)  0,001 
Necesidad de MCP temporal  228 (15,8)  137 (15,6)  91 (16)  0,734 
Estancia hospitalaria e implante
Días totales de ingreso  4 ± 6  4 ± 6  3 ± 5  < 0,001 
Días hasta implante  2 ± 3  2 ± 4  1 ± 3  < 0,001 
Días de ingreso tras implante  1 ± 2  1 ± 2  1 ± 2  < 0,001 
Modalidad de estimulación        0,524 
AAI  3 (0,2)  3 (0,2)  0,284 
VVI  532 (36,8)  321 (36,6)  211 (37,1)  0,834 
VDD  53 (3,7)  35 (4)  18 (3,2)  0,417 
DDD  827 (57,2)  504 (57,5)  323 (56,9)  0,821 
TRC  26 (1,8)  13 (1,5)  13 (2,3)  0,226 
Complicaciones  64 (4,4)  43 (4,9)  21 (3,7)  0,276 
Derrame pericárdico  4 (0,3)  3 (0,3)  1 (0,2)  0,487 
Perforación  1 (0,1)  1 (0,1)  0,607 
Dislocación  24 (1,7)  17 (1,9)  7 (1,2)  0,305 
Hematoma  18 (1,2)  11 (1,3)  7 (1,2)  0,971 
Neumotórax  11 (0,8)  7 (0,8)  4 (0,7)  0,552 
Fallecimiento  6 (0,4)  4 (0,5)  2 (0,4)  0,559 

DM: diabetes mellitus; ECG: electrocardiogama; FA: fibrilación auricular; FEVI: fracción de eyección del ventrículo izquierdo; HTA: hipertensión; MCP: marcapasos; NAV: nódulo auriculoventricular; NT-proBNP: fracción aminoterminal del propéptido natriurético cerebral; TRC: terapia de resincronización cardiaca; UCI: unidad de cuidados intensivos.

Los valores expresan n (%) o media ± desviación estándar.

Los pacientes del periodo de 2020 presentaron un aclaramiento de creatinina ligeramente peor (mediana, 65,2 frente a 61,1ml/min; p = 0,019) y mayores cifras de la fracción aminoterminal del propéptido natriurético cerebral (mediana, 1.012 frente a 1.429; p = 0,010). Aunque esto se traduce en una mayor gravedad, no hubo diferencias en el porcentaje de pacientes tratados en la unidad de cuidados intensivos (UCI) ni en el uso de marcapasos transvenoso. Solo se encontraron diferencias en la prescripción de medicamentos vasoactivos, que fue más frecuente en 2020 (el 22,8 frente al 32,2%; p = 0,001), lo que podría estar en relación con el mayor porcentaje de pacientes con BAVc.

Como en otras series, durante el periodo de estudio de 2020 se observó una reducción total del 35,2% del número de implantes de marcapasos preferentes/urgentes respecto a 2019 (568 frente 877; p < 0,001).

Todas las comunidades autónomas analizadas, excepto Islas Baleares, experimentaron una reducción de la actividad, aunque en grado variable (tabla 2) Mediante las comunicaciones oficiales del Ministerio de Sanidad y del Instituto Nacional de Estadística, se intentó explicar esta variabilidad relacionándola con el impacto de la pandemia en cada territorio. No se encontró correlación con el número de infectados en cada comunidad autónoma (ρ de Spearman = 0,162; p = 0,596), el de ingresados con diagnóstico de COVID-19 (ρ = –0,028; p = 0,929), el de ingresados en UCI (ρ = –0,217; p = 0,476) o la mortalidad por COVID-19 (ρ = 0,105; p = 0,734) cada 100.000 habitantes. Tampoco se demostró asociación con la saturación del sistema sanitario en cada comunidad autónoma, medida por el cociente número de ingresados por COVID-19/camas disponibles en situación basal (ρ = 0,080; p = 0,796), o con el de número de ingresados en UCI por COVID-19/camas de UCI en situación basal (ρ = 0,061; p = 0,844). No obstante, para la correcta interpretación de estos resultados es importante destacar que, aunque el objetivo del estudio es obtener una visión general de lo acontecido en el territorio nacional, la información recopilada solo incluye al 40% de las provincias y, como se observa en la tabla 2 la población en riesgo incluida en el análisis representa de media el 33,3% del total de cada comunidad autónoma. Esto supone una limitación importante a la hora de establecer una relación entre el impacto de la pandemia y la reducción en la actividad.

Tabla 2.

Relación entre el número de implantes durante los periodos de estudio de 2019 y 2020 y el impacto de la pandemia de COVID-19 por comunidades autónomas

Comunidad autónoma  Población de la comunidad autónoma  Implantes en 2019  Implantes en 2020  Reducción de la actividad en 2020  Infectados*  Ingresados*  Ingresados en UCI*  Mortalidad*  Ingresados/camas  Ingresados/camas UCI 
Andalucía  29,1%  149  93  37,6%  147,61  73,22  9,01  16,39  0,29  1,43 
Hospital 1  5,5%  23  73,9%             
Hospital 2  5,3%  26  13  50,0%             
Hospital 3  6,6%  42  40  4,8%             
Hospital 4  6%  23  11  52,2%             
Hospital 5  5,7%  35  23  34,3%             
Aragón  30,3%  53  25  52,8%  413,56  200,71  17,13  66,10  0,50  1,38 
Hospital 6  30,3%  53  25  52,8%             
Comunidad de Madrid  35,9%  188  120  36,2%  993,64  632,67  53,68  120,96  2,05  5,95 
Hospital 7  5,6%  44  27  38,6%             
Hospital 8  2,9%  19  52,6%             
Hospital 9  6,6%  29  20  31,0%             
Hospital 10  3,4%  42,9%             
Hospital 11  6,7%  33  31  6,1%             
Hospital 12  5,9%  12  83,3%             
Hospital 13  4,8%  44  27  38,6%             
Comunidad Valenciana  22%  116  72  37,9%  216,84  108,62  14,43  27,78  0,39  1,46 
Hospital 14  2,8%  14  64,3%             
Hospital 15  5%  33  23  30,3%             
Hospital 16  6%  44  30  31,8%             
Hospital 17  4,3%  15  40,0%             
Hospital 18  3,9%  10  50,0%             
Castilla-La Mancha  22,1%  20  16  20,0%  815,94  444,05  31,29  137,93  1,62  4,84 
Hospital 19  22,1%  20  16  20,0%             
Castilla y León  25,6%  69  44  36,2%  765,52  360,44  22,68  108,85  0,92  3,74 
Hospital 20  11%  28  25  10,7%             
Hospital 21  14,6%  41  19  53,7%             
Cataluña  2%  11  18,2%  725,52  382,26  39,73  71,45  0,85  4,49 
Hospital 22  2%  11  18,2%             
Galicia  36,9%  68  46  32,4%  334,91  95,94  10,93  22,45  0,26  1,31 
Hospital 23  22,2%  21  18  14,3%             
Hospital 24  14,7%  47  28  40,4%             
Islas Baleares  36,4%  37  38  2,7%  172,43  98,66  14,70  19,05  0,29  1,19 
Hospital 25  28,7%  22  23  4,5%             
Hospital 26  7,7%  15  15  0,0%             
Islas Canarias  44,3%  52  33  36,5%  106,07  43,61  8,27  7,06  0,12  0,76 
Hospital 27  24,3%  33  13  60,6%             
Hospital 28  20%  19  20  5,3%             
La Rioja  100%  17  58,8%  1.268,95  470,33  28,72  110,48  1,42  6,42 
Hospital 29  100%  17  58,8%             
Comunidad Foral de Navarra  30,8%  39  18  53,8%  785,22  312,59  20,79  80,25  0,89  2,15 
Hospital 30  30,8%  39  18  53,8%             
País Vasco  17,3%  58  47  19%  602,01  317,56  26,18  65,59  0,88  4,25 
Hospital 31  17,3%  58  47  19,0%             

UCI: unidad de cuidados intensivos.

Ingresos/camas: número de ingresos por la pandemia de COVID-19 en la comunidad/camas de hospitalización disponibles en la comunidad en situación basal. Ingresos/camas UCI: número de ingresos en UCI por la pandemia de COVID-19 en la comunidad/camas de UCI disponibles en la comunidad en situación basal. Población de la comunidad autónoma: porcentaje de la población total de la comunidad autónoma que asiste cada centro.

La información para elaborar esta tabla se obtuvo de las comunicaciones oficiales de Ministerio de Sanidad sobre la evolución de la pandemia (informe n.o 107) y del Instituto Nacional de Estadística (Registro 2019).

*

Cada 100.000 habitantes.

En resumen, la primera ola de la pandemia de COVID-19ha afectado de manera significativa al tratamiento de las cardiopatías agudas a pesar de que la asistencia urgente estuvo garantizada. El impacto en el tratamiento de las bradiarritmias ha sido similar al comunicado respecto a la cardiopatía isquémica y lo publicado en otros países. Esta alteración no solo parece relacionada con el «riesgo competitivo»4. Probablemente durante el estado de alarma los pacientes disminuyeron su actividad física y, por lo tanto, la probabilidad de sufrir síntomas. Además, los que tuvieron síntomas leves fueron menos proclives a solicitar valoración médica. Esto podría justificar la menor frecuencia de implantes en pacientes asintomáticos y con presíncope. La paralización de la actividad ambulatoria también pudo limitar la posibilidad de diagnóstico precoz de los pacientes con trastornos de conducción más leves, lo que explica el aumento relativo de los implantes por BAVc. De cara a las siguientes olas, sería importante tener en cuenta este hecho para mejorar la organización en momentos de crisis manteniendo la actividad ambulatoria imprescindible y favoreciendo la confianza de la población en la seguridad contra el contagio en todos los ámbitos del sistema sanitario.

Agradecimientos

Los coordinadores de este estudio expresamos nuestro más sincero agradecimiento a todos los investigadores que han colaborado en la realización de este trabajo mediante la recogida y el envío de los datos de sus respectivos centros: Francisco de Asís Díaz Cortegana, Javier García Seara, Pablo Ávila Alonso, Luis Borrego Bernanbé, José María González Rebollo, Ernesto Díaz Infante, Óscar Alcalde Rodríguez, Josep Navarro Manchón, Francisco Javier García Fernández, José Manuel Rubio Campal, Luis Álvarez Acosta, María del Carmen Expósito Pineda, Rosa Macías-Ruíz, Pilar Cabanas Grandío, Rubén Juárez Prera, Miguel Ángel Arias, Pablo Moriña Vázquez, Tomás Ripoll-Vera, Marta Pombo Jiménez, Fernando Cabestrero de Diego, Diego Lorente Carreño, Vicente Bertomeu González, Rafael Raso Raso, Pau Alonso Fernández y Jorge Toquero Ramos.

Bibliografía
[1]
O. Rodríguez-Leor, B. Cid-Álvarez, S. Ojeda, et al.
Impacto de la pandemia de COVID-19 sobre la actividad asistencial en cardiología intervencionista en España.
REC Interv Cardiol., 2 (2020), pp. 82-89
[2]
M. Toniolo, F. Negri, M. Antonutti, M. Masè, D. Facchin.
Unpredictable fall of severe emergent cardiovascular diseases hospital admissions during the COVID-19 pandemic: experience of a single large center in Northern Italy.
J Am Heart Assoc., (2020),
[3]
F. Migliore, A. Zorzi, D. Gregori, et al.
Urgent Pacemaker implantation rates in the Veneto region of Italy after the COVID-19 outbreak.
Circ Arrhythm Electrophysiol., 13 (2020), pp. e008722
[4]
L. Rodríguez-Padial, M.Á. Arias.
El riesgo competitivo puede explicar en gran medida la disminución de los ingresos por enfermedad cardiovascular aguda durante la pandemia de COVID-19.
Idiomas
Revista Española de Cardiología

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.