Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 72. Núm. 4.
Páginas 348-349 (Abril 2019)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 72. Núm. 4.
Páginas 348-349 (Abril 2019)
Carta científica
DOI: 10.1016/j.recesp.2018.03.015
Acceso a texto completo
Infarto cerebral en el puerperio debido a endocarditis trombótica no bacteriana
Puerperium-related Stroke Due to Nonbacterial Thrombotic Endocarditis
Visitas
...
Manuel Chacón-Díaza,
Autor para correspondencia
manuelchacon03@yahoo.es

Autor para correspondencia:
, Roberto Ruiz-Corderob, Helard Miranda-Aguilarc, Josias Rios-Ortegad, Fernando Córdova-Gómeza, Julio Morón-Castrod
a Servicio de Cardiología, Clínica Delgado-Auna, Lima, Perú
b Servicio de Hematopatología, MD Anderson Cancer Center, University of Texas, Texas, Estados Unidos
c Servicio de Neurología, Clínica Delgado-Auna, Lima, Perú
d Servicio de Cirugía Cardiaca, Clínica Delgado-Auna, Lima, Perú
Este artículo ha recibido
...
Visitas
(Actualización diaria de datos)
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (2)
Texto completo
Sr. Editor:

El ictus isquémico es una enfermedad invalidante y su asociación con el embarazo y el puerperio es frecuente.

Una mujer de 32 años ingresó en el servicio de urgencias con síntomas neurológicos agudos que incluían hemiparesia izquierda, disartria y corea, 2 meses después de una cesárea por preeclampsia grave. Entre sus antecedentes médicos de interés, había un aborto espontáneo 5 años antes, sangrado gingival intermitente durante el embarazo y leucocitosis durante la hospitalización para la cesárea.

El estudio diagnóstico inicial con resonancia magnética craneal mostró imágenes de lesión isquémica aguda en los lóbulos parietal, temporal y frontal derechos (figura 1A). Los resultados del electrocardiograma y el hemograma completo fueron normales.

Figura 1.

A: resonancia magnética cerebral; imágenes de isquemia aguda en el territorio de la arteria cerebral media. B y C: ecocardiografía transesofágica que muestra una masa móvil de 6mm en el lado auricular de la válvula mitral (flecha blanca). D: imagen de la toracotomía en la que se observa una masa amarilla en el lado auricular de la válvula mitral (flecha negra). Esta figura se muestra a todo color solo en la versión electrónica del artículo.

(0,25MB).

Dada la localización del ictus, se solicitó una evaluación cardiovascular. La ecografía Doppler carotídea y transcraneal fueron normales. La ecocardiografía transesofágica mostró múltiples vegetaciones móviles pequeñas (6 mm) en el lado auricular de la válvula mitral (figuras 1B y C). Los hemocultivos eran negativos para bacterias y hongos. Las concentraciones de proteína C reactiva y procalcitonina estaban dentro de los límites normales.

La paciente recuperó completamente su función neurológica 2 días después del cuadro inicial, sin ninguna secuela. Tras descartar las etiologías frecuentes de las vegetaciones cardiacas, incluida la infecciosa, se llevó a cabo un estudio diagnóstico exhaustivo para descartar procesos autoinmunitarios o neoplásicos. La batería de análisis reumatológicos resultó negativa para el síndrome antifosfolipídico, el lupus y otras enfermedades autoinmunitarias. No se identificó signo alguno de trombofilia ni de discrasias sanguíneas. Se detectó una mutación (C677T) del gen de la metilenetetrahidrofolato-reductasa (MTFHR) sin hiperhomocisteinemia. La tomografía por emisión de positrones corporal total, así como la concentración sérica de CA125 y CA15-3, fueron negativas.

El día 8, una exploración cerebral de seguimiento mostró una nueva imagen isquémica en el lóbulo parietal derecho (no mostrada), que motivó una intervención de cirugía cardiaca a través de una minitoracotomía. Se identificaron 6 masas cerebriformes de menos de 1mm, adheridas al lado auricular de ambas valvas de la válvula mitral (figura 1D). Se resecaron cuidadosamente para preservar la válvula. El cultivo de las masas fue negativo para microorganismos. El examen histológico de la muestra reveló características compatibles con una endocarditis trombótica no bacteriana (ETNB) (figura 2).

Figura 2.

Imagen microscópica de 2 de las vegetaciones, formadas por un material eosinofílico acelular (hematoxilina-eosina, ×40). En el recuadro se muestran las bandas de fibrina características con plaquetas entrelazadas degeneradas y 1 linfocito atrapado (hematoxilina-eosina, ×400).

(0,08MB).

La paciente tuvo un curso clínico posoperatorio sin complicaciones y fue dada de alta 7 días después de la intervención sin secuelas neurológicas y en tratamiento con anticoagulación oral. En el seguimiento realizado a los 12 meses, la paciente continuaba asintomática con anticoagulación oral, y no se han identificado masas en la válvula mitral en la ecografía transesofágica posterior.

La ETNB es una enfermedad que se caracteriza por la presencia de vegetaciones endocárdicas formadas principalmente por una matriz estéril de plaquetas y fibrina, que se deposita en las válvulas cardiacas1. Lo más frecuente es que se asocie con enfermedades neoplásicas, enfermedades de larga evolución, sepsis o quemaduras. Aunque la ETNB puede ser asintomática, hasta un 42% de los pacientes pueden sufrir episodios embólicos, que afectan especialmente al árbol arterial cerebral2. Otros trastornos, como la hiperhomocisteinemia debida a mutaciones del gen MTHFR, son una causa frecuente de estados protrombóticos hereditarios que pueden asociarse con una ETNB3.

El diagnóstico clínico de la ETNB es un verdadero reto y requiere un alto grado de sospecha. Algunos autores han recomendado la anticoagulación a causa de las alteraciones del estado de coagulación de los pacientes4.

En nuestro caso, tras haber descartado otras etiologías, se consideró que el aumento de la tendencia a la coagulación que la paciente había tenido durante el embarazo y el puerperio (asociada también con la aparición de preeclampsia) era la causa de la ETNB. En la literatura médica hay pocos casos que respalden esta asociación y en todos ellos el diagnóstico se realizó post mortem5. La detección de la mutación del gen MTHFR es importante también, ya que podría ser otro factor que elevara el riesgo de hipercoagulabilidad en nuestra paciente, a pesar de que los valores de homocisteinemia fueran normales (tal vez debido a la dieta de la paciente).

Las técnicas ecocardiográficas, como la ecocardiografía transesofágica, tienen una mayor sensibilidad (90%) para el diagnóstico de las vegetaciones intracardiacas, pero no permiten diferenciar la ETNB de la endocarditis infecciosa. Además, no hay ninguna característica morfológica clara de las vegetaciones de la ETNB determinada mediante técnicas de diagnóstico por la imagen que permita predecir el riesgo embólico6.

Hasta donde sabemos, no existen directrices para la intervención quirúrgica de los pacientes con ETNB, pero se ha recomendado el tratamiento quirúrgico para los pacientes con insuficiencia cardiaca aguda o fenómenos tromboembólicos recurrentes a pesar de la anticoagulación6.

Bibliografía
[1]
J. Llenas, J. Guerra, S. Montes, et al.
Nonbacterial Thrombotic Endocarditis: Clinicopathologic Study of a Necropsy Series.
Rev Esp Cardiol., 60 (2007), pp. 493-500
[2]
J.A. López, R.S. Ross, M.C. Fishbein, et al.
Nonbacterial thrombotic endocarditis: a review.
Am Heart J., 113 (1987), pp. 773-784
[3]
M.M. Eldibany, J.A. Caprini.
Hyperhomocysteinemia and thrombosis: an overview.
Arch Pathol Lab Med., 131 (2007), pp. 872-884
[4]
D. Bessis, A. Sotto, J.P. Viard, et al.
Trousseau's syndrome with nonbacterial thrombotic endocarditis: pathogenic role of antiphospholipid syndrome.
Am J Med., 98 (1995), pp. 511-513
[5]
J. George, J. Lamb, D. Harriman.
Cerebral embolism due to non-bacterial thrombotic endocarditis following pregnancy.
J Neurol Neurosurg Psychiatry., 47 (1984), pp. 79-80
[6]
S. Asopa, A. Patel, O. Khan, et al.
Non-bacterial thrombotic endocarditis.
Eur J Cardiothorac Surg., 32 (2007), pp. 696-701
Copyright © 2018. Sociedad Española de Cardiología
Idiomas
Revista Española de Cardiología

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.