Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 72. Núm. 6.
Páginas 502-503 (Junio 2019)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 72. Núm. 6.
Páginas 502-503 (Junio 2019)
Carta científica
DOI: 10.1016/j.recesp.2018.04.037
Acceso a texto completo
Infección por Mycobacterium chimaera diseminada tras sustitución de válvula aórtica
Disseminated Infection Due to Mycobacterium chimaera After Aortic Valve Replacement
Visitas
...
Oriol Gascha,, Yolanda Meijeb,, Mateu Espasac, Bernat Fonta, Soledad Jiménezd, Nuria Fernández-Hidalgoe,
Autor para correspondencia
nufernan@gmail.com

Autor para correspondencia:
a Servei de Malalties Infeccioses, Hospital Parc Taulí, Sabadell, Barcelona, España
b Servei de Medicina Interna, Unitat de Malalties Infeccioses, Societat Cooperativa d’Instal·lacions Assistencials Sanitàries (SCIAS), Hospital de Barcelona, Barcelona, España
c Servei de Microbiologia, Hospital Parc Taulí, Sabadell, Barcelona, España
d Centro Nacional de Microbiología, Instituto de Salud Carlos III, Majadahonda, Madrid, España
e Servei de Malalties Infeccioses, Hospital Universitari Vall d’Hebron, Universitat Autònoma de Barcelona, Barcelona, España
Este artículo ha recibido
...
Visitas
(Actualización diaria de datos)
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Texto completo
Sr. Editor:

Recientemente se ha publicado un brote internacional de infecciones por Mycobacterium chimaera tras cirugía cardiaca, en el que se ha documentado la transmisión de las bacterias a través de aerosol desde unidades de frío-calor (UFC) utilizadas durante la cirugía cardiopulmonar1. Se describe un caso de endocarditis por M. chimaera sobre válvula protésica aórtica.

Varón de 51 años que ingresó en diciembre de 2011 por dolor abdominal, fiebre, hepatomegalia y pérdida ponderal en 3 meses. Se lo había tratado 6 meses antes con sustitución de válvula aórtica con prótesis biológica Mitroflow por estenosis grave e inserción de marcapasos DDD por bloqueo auriculoventricular tras la cirugía. La analítica inicial reveló pancitopenia leve y una alteración en las enzimas hepáticas (aspartato aminotransferasa, 412 U/l; alanina aminotransferasa, 389 U/l; fosfatasa alcalina, 779 U/l; gammaglutamil transferasa, 460 U/l; bilirrubina total, 2,5 mg/dl). Un ecocardiograma transesofágico mostró una vegetación de 17 × 10 mm anclada en la comisura sigmoidea no coronariana de la válvula aórtica (figura A). Se realizaron biopsias hepática y de médula ósea, en las que se observaron granulomas amorfos e imágenes que apuntaban a hemofagocitosis en la tinción de hematoxilina-eosina (figura B y C). En ambas muestras se identificó M. chimaera por reacción en cadena de polimerasa y posteriormente cultivo, por lo que se inició tratamiento antibiótico con rifampicina, etambultol, claritromicina y amikacina. El paciente necesitó tratamiento inmunosupresor (etopósido, ciclosporina y dexametasona) para controlar el síndrome hemofagocítico (SHF), que se resolvió semanas más tarde. Dos semanas después sufrió una oclusión de la arteria tibioperonea por embolia (figura D), en la que se identificó de nuevo M. chimaera (figura E). En febrero de 2012, se intervino al paciente de Bentall de Bono con sustitución de la bioprótesis por una prótesis Sorin ART 21 LFA y sustitución del marcapasos endocavitario por otro epicárdico ESPRIT DR. En enero de 2013 se tuvo que sustituir el tubo valvulado aórtico por un homoinjerto de 21 mm por dehiscencia secundaria a infección no controlada. En agosto de 2013 sufrió un ictus isquémico, y fue visible una nueva vegetación aórtica. En octubre de 2015, 2 años tras la última complicación, se retiró la medicación. En enero de 2017 se recambió el generador del marcapasos epicárdico por agotamiento de la batería. La herida quirúrgica del reimplante del generador presentó exudación y falta de cicatrización. Los cultivos convencionales fueron negativos, y finalmente se identificó M. chimaera a partir de crecimiento en medios específicos. Se reinició el tratamiento antibiótico con azitromicina, rifabutina y moxifloxacino. Una tomografía por emisión de positrones combinada con tomografía computarizada mostró actividad metabólica anómala únicamente en el marcapasos (figura F). La ausencia de otros focos metabólicos en la exploración apuntaba la posibilidad de curación completa de la infección tras el recambio del sistema infectado por otro endocavitario. El paciente aún sigue en tratamiento.

Figura.

Endocarditis aórtica protésica por Mycobacterium chimaera complicada con síndrome hemofagocítico. A: vegetación aórtica en la comisura sigmoidea no coronariana. B: hemofagocitosis observada mediante tinción con hematoxilina-eosina de biopsia de médula ósea. C: granulomas hepáticos visibles mediante hematoxilina-eosina de biopsia hepática. D: oclusión de la arteria tibioperonea, visible por angiografía. E: bacilos resistentes a ácido-alcohol en hematoxilina-eosina de embolia tibioperonea. F: imagen de tomografía por emisión de positrones.

(0,48MB).

En 2015 se diagnosticó otro caso de endocarditis por M. chimaera en el centro donde se le intervino por primera vez. Se tomaron muestras de las UFC (LivaNova PLC, antiguamente grupo Sorin Group Deutschland GmbH) y muestras ambientales. El estudio realizado mediante hibridación inversa con Geno Type NTM-DR (Hain Lifescience Spain S.L.) identificó M. chimaera en las muestras de agua de las UFC y de un grifo situado fuera de los quirófanos. Estudios moleculares (RAPD-RFLP con IS986 y ERIC PCR) mostraron una relación filogenética entre las cepas de ambos casos.

Este caso es inusual por 3 motivos: el primero es la presentación atípica con SHF, ya que hasta la fecha se han descrito pocos casos en infecciones causadas por micobacterias de crecimiento lento2; en segundo lugar, el difícil tratamiento simultáneo de la infección y el SHF pues, aunque se trató según el antibiograma, esta técnica no está estandarizada para micobacterias atípicas y el tratamiento inmunosupresor tiene un efecto negativo en el control de la infección; finalmente, es el primer caso diagnosticado en España perteneciente al brote internacional de infecciones por M. chimaera tras cirugía cardiaca. En los últimos 2 años, se han descrito casos en muchos otros países, y se esperan nuevos diagnósticos1,3. Se ha considerado el uso de UFC contaminadas durante la cirugía de sustitución valvular como el posible foco de infección. La alta correlación del ADN de M. chimaera obtenido de pacientes, de las UFC de diferentes países y de muestras ambientales en el lugar de producción4 respalda la hipótesis de contaminación en origen de las UFC del grupo Sorin5. No se puede descartar el riesgo añadido de contaminación ambiental. La larga latencia de estas infecciones apunta a M. chimaera como motivo persistente de preocupación mundial.

Bibliografía
[1]
P.W. Schreiber, H. Sax.
Mycobacterium chimaera infections associated with heater-cooler units in cardiac surgery.
Curr Opin Infect Dis., 30 (2017), pp. 388-394
[2]
W.K. Yang.
Mycobacterium avium complex-associated hemophagocytic syndrome in systemic lupus erythematosus.
Lupus., 12 (2003), pp. 312-316
[3]
H. Sax, G. Bloemberg, B. Hasse, et al.
Prolonged outbreak of Mycobacterium chimaera infection after open-chest heart surgery.
Clin Infect Dis., 61 (2015), pp. 67-75
[4]
J. Van Ingen, T.A. Kohl, K. Kranzer, et al.
Global outbreak of severe Mycobacterium chimaera disease after cardiac surgery: a molecular epidemiological study.
Lancet Infect Dis., 17 (2017), pp. 1033-1041
[5]
D. Williamson, B. Howden, T. Stinear.
Mycobacterium chimaera spread from heating and cooling units in heart surgery.
N Engl J Med., 376 (2017), pp. 600-602

Estos autores han contribuido por igual al artículo.

Copyright © 2018. Sociedad Española de Cardiología
Idiomas
Revista Española de Cardiología

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.