Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 73. Núm. 7.
Páginas 518 (Julio 2020)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 73. Núm. 7.
Páginas 518 (Julio 2020)
Viaje al corazón de las palabras
DOI: 10.1016/j.recesp.2020.01.001
Acceso a texto completo
Shock
Visitas
...
Este artículo ha recibido
...
Visitas
(Actualización diaria de datos)
Información del artículo
Texto completo
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo

Como traductor profesional, he de reconocer que la palabra inglesa shock se las trae. Para empezar, porque puede confundirse fácilmente con otras voces parecidas, como chock (cuña, calza o calzo) y choke (asfixia, ahogo, estrangulamiento, atragantamiento). Pero, sobre todo, porque es una voz polisémica: ¿cómo se dice shock en español?; pues depende, porque puede significar choque, impacto, sacudida, vibración, temblor, perturbación, crisis... Todo depende del contexto, desde luego, y pienso en términos tan dispares como aftershock (réplica [de un terremoto]), oil shock (crisis del petróleo), shock absorber (amortiguador), shock of hair (mata de pelo) y shock wave (onda de choque).

En el ámbito de la psicología, encontraremos a menudo shock con el sentido de conmoción, impresión o choque emocional. Es el caso de expresiones técnicas como shell shock (neurosis de guerra), pero también de frases coloquiales como «the news was a great shock to me» (la noticia me causó una gran conmoción), «I nearly died of shock» (por poco me muero de la impresión) y «what a shock you gave me!» (¡qué susto me habéis dado!).

Pero ahora me interesa de modo especial, claro, el anglicismo crudo shock, muy utilizado entre cardiólogos y otros médicos de habla hispana para designar el síndrome de insuficiencia cardiocirculatoria aguda. ¿Es correcto en español? Bueno, pues sí y no, según lo que uno entienda por «correcto». La RAE lo admitió por fin en el año 2014, pero solo como extranjerismo de escritura obligada en cursiva. Quiere eso decir que todavía hoy, y al menos desde 1956, la RAE recomienda castellanizarlo a choque. No cuesta mucho hacerlo así cuando el término forma parte de una expresión compuesta: pienso, no sé, en expresiones tan de la especialidad como shock anafiláctico, shock angiógeno, shock cardiógeno, shock endotóxico, shock hemorrágico, shock hipovolémico, shock neurógeno y shock séptico, fácilmente castellanizables a choque anafiláctico, choque angiógeno, choque cardiógeno, choque endotóxico, choque hemorrágico, choque hipovolémico, choque neurógeno y choque séptico, respectivamente, sin que en ningún momento peligre la eficacia comunicativa.

Más dudas suele encontrar el cardiólogo cuando va a utilizar el término shock de forma aislada, sin ningún calificativo acompañante, pues en esos casos existe la posibilidad de que ‘choque’ a secas se confunda con su acepción general de colisión, impacto o encontronazo: «en caso de choque, es importante expandir el volumen plasmático». ¿Verdad que en contextos como ese no resulta nada claro el uso de ‘choque’ en lugar de shock? Quienes deseen evitar el anglicismo crudo incluso en casos así, harán bien, me parece, en echar mano de una forma compuesta con algún adjetivo desambiguador, como choque cardiovascular, choque cardiocirculatorio, choque circulatorio o estado de choque. Más largo, desde luego, pero también más claro y preciso.

Fernando A. Navarro

Consejo Editorial, Revista Española de Cardiología

Obra de referencia recomendada: Diccionario de dudas y dificultades de traducción del inglés médico (3.a edición), en la plataforma Cosnautas disponible en: www.cosnautas.com/es/catalogo/librorojo.

Copyright © 2020. Sociedad Española de Cardiología
Idiomas
Revista Española de Cardiología

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.