Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 66. Núm. 6.
Páginas 508-509 (Junio 2013)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 66. Núm. 6.
Páginas 508-509 (Junio 2013)
Carta científica
Acceso a texto completo
Strain radial y circunferencial como marcadores de fibrosis en un modelo experimental de infarto de miocardio
Radial and Circumferential Strain as Markers of Fibrosis in an Experimental Model of Myocardial Infarction
Visitas
...
Juan Acosta-Martíneza,
Autor para correspondencia
juan.acostamartinez@yahoo.es

Autor para correspondencia:
, José E. López-Haldóna, Encarnación Gutiérrez-Carreteroa, Ignacio Díaz-Carrascob, Tarik Smani Hajamb, Antonio Ordóñez Fernándezb
a Servicio de Cardiología, Hospital Universitario Virgen del Rocío, Sevilla, España
b Instituto de Biomedicina de Sevilla (IBIS), Sevilla, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Tablas (1)
Tabla. Resultados del estudio mediante Western blot de zonas distantes del tejido infartado en las ratas con infarto frente a las ratas sham
Texto completo
Sra. Editora:

El remodelado y la fibrosis del ventrículo izquierdo que tienen lugar tras un infarto de miocardio (IM) son importantes mediadores de la posterior aparición de insuficiencia cardiaca y muerte cardiovascular1.

Tras un IM, además de la fibrosis de reparación, se produce un remodelado de la matriz extracelular y un aumento de la síntesis de colágeno que afecta al miocardio distante del necrosado2. Se desconoce qué relación hay entre el strain miocárdico, valorado mediante speckle-tracking, y la fibrosis que tiene lugar tras el IM. Este estudio analiza la utilidad del strain radial (Sr) y el strain circunferencial (Sc) para valorar el grado de fibrosis de reparación y a distancia que el ventrículo izquierdo sufre en un modelo de IM en ratas.

Se sometió a intervención simulada (sham) a 6 ratas Wistar frente a otras 6 sometidas a ligadura de la arteria descendente anterior. Tras 6 semanas, las ratas fueron sacrificadas.

A todas las ratas se les realizó un ecocardiograma, antes de la intervención y al mes, para obtener imágenes del eje largo y el eje corto a nivel de los músculos papilares. La fracción de eyección del ventrículo izquierdo se calculó tanto por el método de Teicholz como por el de Simpson. Para el análisis con speckle-tracking de las imágenes de eje corto, se usó el software EchoPAC™ v110.1.2 (GE Healthcare; Waukesha, Wisconsin, Estados Unidos).

A partir de la sección a nivel de los músculos papilares de cada corazón, se hicieron cortes de 6μm que se tiñeron con tricrómico de Masson, y se midió el tamaño del infarto cada 60μm. Con estos valores se calculó el tamaño de IM en cada corazón, expresado como porcentaje de área infartada respecto al total del área miocárdica.

Se determinó la concentración de colágeno III a partir de los cortes realizados a nivel basal, mediante Western blot.

En todos los casos de IM, la zona infartada mostraba signos histológicos compatibles con fibrosis (figura). Paralelamente, el estudio mediante Western blot de zonas distantes del tejido infartado mostró una expresión de colágeno III en las ratas con IM significativamente mayor que en las ratas sham (tabla y figura).

Figura.

A: correlación entre colágeno III y fracción de eyección (A1), strain circunferencial (A2) y strain radial (A3). B1 y B3: corte histológico a nivel de los músculos papilares obtenido de rata sham (B1) y de rata con infarto de miocardio (B3). B2: concentración de colágeno III en zona distante de la infartada (sham frente a infarto de miocardio). FE: fracción de eyección; Sc: strain circunferencial; Sr: strain radial. *Cicatriz transmural a nivel del segmento anterior.

(0,33MB).
Tabla.

Resultados del estudio mediante Western blot de zonas distantes del tejido infartado en las ratas con infarto frente a las ratas sham

  Sham  Infarto 
Basal
DTD (mm)  5,58 ± 0,28  6,01 ± 0,23  0,267 
DTS (mm)  2,57 ± 0,34  2,6 ± 0,35  0,749 
FE (%)  86,33 ± 4,7  92,16 ± 1,3  0,589 
Sr (%)  23,01 ± 2,5  34,51 ± 6,5  0,262 
Sc (%)  –18,3 ± 0,77  –20,01 ± 1,09  0,126 
Final
DTD (mm)  5,86 ± 0,22  6,8 ± 0,34  0,055 
DTS (mm)  3,00 ± 0,23  4,15 ± 0,67  0,262 
FE Simpson (%)  81,66 ± 6,15  53,66 ± 24,21  0,02 
FE Teicholz (%)  85,66 ± 2,55  68,33 ± 6,3  0,041 
Sr (%)  29,75 ± 4,5  17,32 ± 2,3  0,037 
Sc (%)  –16,72 ± 1,7  –10,26 ± 1,96  0,025 
Área del infarto (%)  21,79 ± 1,3  0,002 
Colágeno III  116,46 ± 8,68  207,19 ± 33,45  0,016 

DTD: diámetro telediastólico; DTS: diámetro telesistólico; FE: fracción de eyección; Sc: strain circunferencial; Sr: strain radial.

Basalmente, ambos grupos presentaban valores similares de Sr y Sc a nivel de los músculos papilares (tabla). Sin embargo, a las 4 semanas de la intervención, las ratas sometidas a ligadura de la arteria descendente anterior presentaban valores generales de Sr y Sc significativamente menores que las ratas sham (tabla).

Los valores de Sc a las 4 semanas de la intervención se correlacionaron significativamente con el diámetro telediastólico (ρ=0,59; p=0,04) y el diámetro telesistólico (ρ=0,788; p=0,002). En cuanto al Sr, se obtuvieron coeficientes de correlación negativos tanto con el diámetro telediastólico (ρ=–0,56; p=0,055) como con el diámetro telesistólico (ρ=–0,55; p=0,059), con una tendencia a la significación estadística que probablemente se confirmará con un mayor tamaño muestral.

Se observó una correlación significativa entre el tamaño de IM y las concentraciones de colágeno III=0,709; p=0,01). También se obtuvo una correlación significativa entre el tamaño del IM, la fracción de eyección estimada por Simpson, el Sr y el Sc (ρ=–0,783, ρ=–0,709 y ρ=0,729 respectivamente; p<0,01 en todas).

Las concentraciones de colágeno III se correlacionaron negativamente con la fracción de eyección, el Sr y el Sc (ρ=–0,737, ρ=–0,608 y ρ=0,823 respectivamente; p<0,05 en todas) (fig.).

Tras un IM, junto con la fibrosis de reparación, se produce un aumento del recambio de la matriz extracelular y de la síntesis de colágeno que afecta a los segmentos no necróticos y origina el remodelado2. Aunque diversos estudios han mostrado la utilidad del strain como predictor de remodelado adverso tras el IM3, no se conoce bien la relación entre la reducción de los valores de strain y los fenómenos de fibrosis que ocurren tras el IM.

Coincidiendo con trabajos previos4,5, este estudio muestra una reducción significativa de los valores de Sr y Sc en las ratas con IM y correlación entre el tamaño de la cicatriz y la reducción del strain. Además, se ha documentado una mayor expresión de colágeno tipo III en zonas distantes de la región infartada que se correlaciona con los valores de Sr y Sc a nivel de los músculos papilares. Esta correlación indicaría que el Sr y el Sc regionales no sólo reflejan la afección de la función miocárdica por la cicatriz de infarto, sino también el aumento de la síntesis de colágeno que tiene lugar en el proceso de remodelado de la matriz extracelular tras el IM6. La correlación observada entre el Sc y el colágeno III fue discretamente mejor que la existente entre el Sr y el colágeno III. Esto posiblemente se deba a que el Sr es una función derivada del acortamiento longitudinal y circunferencial, mientras que el Sc es el resultado de la medición directa del acortamiento circunferencial en una región concreta del miocardio.

La limitación fundamental de este estudio es que las mediciones del strain y el área del infarto se tomaron en un único plano (eje corto a nivel de músculos papilares) debido a la dificultad para obtener planos en distintas proyecciones en las ratas.

En conclusión, este estudio documenta una correlación entre el tamaño de la cicatriz de infarto y la fibrosis a distancia con el Sr y el Sc. El strain podría ser marcador de fibrosis miocárdica tras el IM.

FINANCIACIÓN

Este estudio se financió en parte por una subvención de la Sociedad Española de Cardiología.

Bibliografía
[1]
B.Y. Cheong, R. Muthupillai, J.M. Wilson, A. Sung, S. Huber, S. Amin, et al.
Prognostic significance of delayed-enhancement magnetic resonance imaging: survival of 857 patients with and without left ventricular dysfunction.
Circulation, 120 (2009), pp. 2069-2076
[2]
J.N. Cohn, R. Ferrari, N. Sharpe.
Cardiac remodeling concepts and clinical implications: a consensus paper from an international forum on cardiac remodeling. Behalf of an International Forum on Cardiac Remodeling.
J Am Coll Cardiol, 35 (2000), pp. 569-582
[3]
Y.H. Park, S.J. Kang, J.K. Song, E.Y. Lee, J.M. Song, D.H. Kang, et al.
Prognostic value of longitudinal strain after primary reperfusion therapy in patients with anterior-wall acute myocardial infarction.
J Am Soc Echocardiogr, 21 (2008), pp. 262-268
[4]
S. Liao, Q. Ruan, M. Lin, L. Yan.
Value of segmental myocardial strain by 2–dimensional strain echocardiography for assessment of scar area induced in a rat model of myocardial infarction.
Cardiovasc Ultrasound, 10 (2012), pp. 17
[5]
Z.B. Popovic, C. Benejam, J. Bian, N. Mal, J. Drinko, K. Lee, et al.
Speckle-tracking echocardiography correctly identifies segmental left ventricular dysfunction induced by scarring in a rat model of myocardial infarction.
Am J Physiol Heart Circ Physiol, 292 (2007), pp. H2809-H2816
[6]
K.T. Weber, Y. Sun, S.C. Tyagi, J.P. Cleutjens.
Collagen network of the myocardium: function, structural remodeling and regulatory mechanisms.
J Mol Cell Cardiol, 26 (1994), pp. 279-292
Copyright © 2013. Sociedad Española de Cardiología
Idiomas
Revista Española de Cardiología

Suscríbase a la newsletter

Ver histórico de newsletters
Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?