Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 69. Núm. 1.
Páginas 76-78 (Enero 2016)
Vol. 69. Núm. 1.
Páginas 76-78 (Enero 2016)
Carta científica
Acceso a texto completo
Tormenta arrítmica refractaria: papel del bloqueo simpático transitorio
Refractory Electrical Storm: A Role for Transient Sympathetic Blockade
Visitas
...
Emilio García-Morán, Frank Sliwinski-Herrera
Autor para correspondencia
fsliwinskimd@gmail.com

Autor para correspondencia:
, Carlos Cortes-Villar, María Sandín-Fuentes, Gemma Pastor Báez, Alberto San Román
Instituto de Ciencias del Corazón (ICICOR), Hospital Clínico Universitario, Valladolid, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Tablas (1)
Tabla. Características basales, desencadenante, tratamiento inicial y seguimiento de todos los casos
Texto completo
Sr. Editor:

La tormenta arrítmica (TA) se define como la aparición de tres o más episodios de taquicardia/fibrilación ventricular en 24 horas que requieran tratamiento antitaquicárdico o cardioversión/desfibrilación1. Habitualmente, el número de episodios es mucho más alto, lo que provoca una situación de extrema gravedad. El papel que desempeña el sistema nervioso simpático en esta situación está ampliamente descrito2, y su bloqueo se ha demostrado efectivo para el control de dichas situaciones3. Los primeros trabajos se centraron en el bloqueo simpático como tratamiento del síndrome de QT largo congénito en pacientes refractarios al tratamiento con bloqueadores beta, y recientemente se ha aplicado en el tratamiento de la TA4.

El objetivo de nuestro estudio es presentar la experiencia acumulada en una serie de casos con TA refractaria, definida como aquella que persiste tras la aplicación de las medidas habituales para el control tanto de la TA como de sus desencadenantes, tratados mediante bloqueo simpático transitorio (BST).

Se realizó BST en pacientes con diagnóstico de TA refractaria, a juicio del médico responsable, sin especificación previa del criterio de refractariedad al tratamiento por duración, número de episodios o tolerancia a estos. El bloqueo transitorio del ganglio estrellado izquierdo (BTGEI) fue la primera aproximación para el BST en todos los pacientes, y para los casos recurrentes o con control inicial pobre se planeó realizar bloqueo bilateral mediante anestesia epidural torácica. El BTGEI se realizó mediante punción anterior ecoguiada en la región paratraqueal, y se llevó a cabo en la unidad coronaria a la cabecera del enfermo, por personal del servicio de anestesia. Se realizó también la colocación ecoguiada de un catéter blando para la infusión continua de ropivacaína al 0,2%. La dosis media de la infusión fue de 7ml/h, con una dosis inicial de 6ml/h y una dosis máxima de 12ml/h. La valoración de la eficacia del bloqueo simpático se realizó mediante observación clínica, vigilando la aparición de datos clínicos indicativos de síndrome de Horner en caso de BTGEI, y mediante la valoración de la sensibilidad al dolor en el plano anterior del tórax en los casos de anestesia epidural torácica. En todos los pacientes el BST fue una medida adicional al tratamiento habitual y nunca sustituyó ni motivó la retirada de ningún fármaco del tratamiento basal de los pacientes. En dos casos no se consiguió un adecuado control eléctrico a pesar del uso de bolos de anestésico local, por lo que se realizó anestesia epidural torácica empleando igualmente ropivacaína al 0,2%. Se retiró el bloqueo simpático tras un periodo de 48 horas de estabilidad eléctrica y según criterio del equipo médico.

La efectividad de la técnica se evaluó mediante el registro del número de episodios, definidos como arritmias ventriculares sostenidas, antes y después del BST. La comparación estadística de la reducción del número de episodios anteriores y posteriores al BTGEI se realizó con el test de Wilcoxon para datos emparejados.

Desde marzo de 2012 hasta diciembre de 2014 se realizó BST a ocho pacientes con diagnóstico de TA refractaria, cuya mediana de edad era de 58 años y el 75% presentaba disfunción sistólica grave del ventrículo izquierdo. Las características basales, el desencadenante y el tratamiento inicial de todos los casos se exponen en la tabla.

Tabla.

Características basales, desencadenante, tratamiento inicial y seguimiento de todos los casos

  Edad  Sexo  Enfermedad de base  Desencadenante  Tipo de arritmia  Portador de DAI  FEVI (%)  IOT  BCPIAo  Fármacos  Técnica de BS  N° días de BS  Coronario grafía  Revascularización  Muerte hospitalaria  Causa de muerte  Recurrencia  Seguimiento(tiempo) 
57  Varón  Cardiopatía isquémica  Fallo cardiaco  TV polimorfa  No  12  Sí  Sí  BB, amiodarona, lidocaína  BTGEI  No  No  No    No  Vivo, no nuevos ingresos (33 meses) 
81  Varón  Valvulopatía degenerativa  QT largo adquirido  TV polimorfa  No  60  Sí  No  Magnesio  BTGEI  No  No  Sí  Sepsis - NAVM  No  Fallecido 
58  Varón  Miocardiopatía dilatada  Sepsis/fallo cardiaco  TV polimorfa  Sí  26  No  No  BB, amiodarona  BTGEI  No  No  Sí  Fallo cardiaco  No  Fallecido 
58  Varón  Miocardiopatía dilatada  Destete del ventilador  TV polimorfa  No  31  Sí  No  BB, amiodarona, procainamida  BTGEI  10  Sí  No  No    Sí (7 días)  Vivo, no nuevos ingresos (13 meses) 
58  Varón  Miocardiopatía dilatada  Fallo cardiaco  TV polimorfa  Sí  25  Sí  No  BB, procainamida  BTGEI/AET  9/6  No  No  No    No  Vivo, trasplantado (12 meses) 
71  Varón  Cardiopatía isquémica  Fallo cardiaco  TV polimorfa  Sí  15  Sí  No  Amiodarona  BTGEI  Sí  No  Sí  Arritmia ventricular  Sí (3 días)  Fallecido 
49  Mujer  Sin cardiopatía estructural  Desconocido  TV polimorfa  No  61  No  No  BB, amiodarona  BTGEI/AET  2/2  Sí  No  No    No  Vivo, no nuevos ingresos (2 meses) 
58  Varón  Cardiopatía isquémica  Fallo cardiaco  TV polimorfa  No  25  Sí  Sí  BB, amiodarona  BTGEI  Sí  No  Sí  Isquemia arterial  Sí (11 días)  Fallecido 

AET: anestesia epidural torácica; BB: bloqueadores beta; BCPIAo: balón de contrapulsación intraaórtico; BS: bloqueo simpático; BTGEI: bloqueo transitorio del ganglio estrellado izquierdo; DAI: desfibrilador automático implantable; FEVI: fracción de eyección del ventrículo izquierdo; IOT: intubación orotraqueal; NAVM: neumonía asociada a ventilación mecánica; TV: taquicardia ventricular.

Tras el inicio del bloqueo simpático se objetivó, como muestra la figura, una reducción de los episodios arrítmicos en las primeras 24 horas en seis de los ocho pacientes; el número de episodios totales y en las 24 horas posteriores al BTGEI se redujo de manera significativa (p<0,05). En las primeras 24 horas tras la interrupción del bloqueo simpático, tres pacientes (37%) presentaron recurrencia, de los cuales dos respondieron adecuadamente a un nuevo BTGEI y el otro no lo necesitó por responder a las medidas convencionales.

Figura.

Número de episodios, definido como la presencia de arritmias ventriculares sostenidas, totales y en las 24 horas previas y posteriores al bloqueo simpático transitorio. BST: bloqueo simpático transitorio.

(0,18MB).

La mortalidad fue del 50% (casos 2, 3, 6 y 8), y solo un paciente (caso 6) murió por causa arrítmica. Se realizó ablación con catéter de taquicardia ventricular en un paciente (caso 4), y trasplante cardiaco electivo en otro (caso 5). El seguimiento en cada caso se expone en la tabla. Hay que destacar que en todos los pacientes el bloqueo simpático fue transitorio y su utilización no interfirió en el tratamiento habitual de estos pacientes, incluida la consideración de tratamientos definitivos como la ablación con catéter o el trasplante cardiaco, y tampoco se detectó ninguna complicación relacionada con el procedimiento.

Los resultados de nuestro estudio sugieren la utilidad del BST para el control de la TA refractaria. En nuestro trabajo usamos las técnicas habituales de BST sin recurrir en ningún caso a medidas definitivas, a diferencia de otros abordajes descritos en la literatura, en los cuales se han utilizado intervenciones como la simpatectomía quirúrgica5 o la ablación de la cadena ganglionar simpática por videotoracoscopia en la cavidad pleural.

Los resultados están limitados fundamentalmente por el pequeño tamaño de la muestra y por el carácter observacional y retrospectivo del estudio. Por otro lado, debido a motivos asistenciales y de organización no es posible conocer de manera retrospectiva el número exacto de TA refractarias que se presentaron durante el periodo de estudio (marzo de 2012 a diciembre de 2014).

Bibliografía
[1]
C.T. Pedersen, G.N. Kay, J. Kalman, M. Borggrefe, P. Della-Bella, T. Dickfeld, et al.
EHRA/HRS/APHRS expert consensus on ventricular arrhythmias.
Europace., 16 (2014), pp. 1257-1283
[2]
M. Vaseghi, K. Shivkumar.
The role of the autonomic nervous system in sudden cardiac death.
Prog Cardiovasc Dis., 50 (2008), pp. 404-419
[3]
K. Nademanee, R. Taylor, W.E. Bailey, D.E. Rieders, E.M. Kosar.
Treating electrical storm: sympathetic blockade versus advanced cardiac life support-guided therapy.
Circulation., 102 (2000), pp. 742-747
[4]
A. Mahajan, J. Moore, D.A. Cesario, K. Shivkumar.
Use of thoracic epidural anesthesia for management of electrical storm: a case report.
Heart Rhythm., 2 (2005), pp. 1359-1362
[5]
T. Bourke, M. Vaseghi, Y. Michowitz, V. Sankhla, M. Shah, N. Swapna, et al.
Neuraxial modulation for refractory ventricular arrhythmias: value of thoracic epidural anesthesia and surgical left cardiac sympathetic denervation.
Circulation., 121 (2010), pp. 2255-2262
Copyright © 2015. Sociedad Española de Cardiología
Idiomas
Revista Española de Cardiología

Suscríbase a la newsletter

Ver histórico de newsletters
Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?