Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 62. Núm. 9.
Páginas 1072-1074 (Septiembre 2009)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 62. Núm. 9.
Páginas 1072-1074 (Septiembre 2009)
DOI: 10.1016/S0300-8932(09)72112-8
Acceso a texto completo
Implantación percutánea de válvula pulmonar
Percutaneous Implantation of a Pulmonary Valve
Visitas
...
Josep Gironaa, Pedro Betriánb, Gerard Martíc
a Servicio de Cardiología y Hemodinámica Pediátrica. Àrea del Cor. Hospital Vall d'Hebron. Barcelona. España.
b Servicio de Cardiología Pediátrica. Àrea del Cor. Hospital Vall d'Hebron. Barcelona. España.
c Servicio de Hemodinámica. Àrea del Cor. Hospital Vall d'Hebron. Barcelona. España.
Este artículo ha recibido
...
Visitas
(Actualización diaria de datos)
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (2)
Texto completo

Sr. Editor:

Determinadas cardiopatías congénitas con alteración del tracto de salida ventricular derecho requieren la implantación quirúrgica de conductos protésicos que suelen evolucionar hacia la estenosis, la insuficiencia o ambas, lo que genera disfunción ventricular y necesidad de nueva cirugía. Las válvulas pulmonares percutáneas representan el avance más importante en el tratamiento percutáneo de las cardiopatías congénitas y permite evitar o aplazar una nueva cirugía1.

La válvula Melody® (Medtronic Inc) consiste en un stent de platino-iridio de 35 mm al que se ha acoplado un injerto valvulado de vena yugular bovina. Para su implantación es preciso un introductor-liberador específico con un grosor de 22 Fr y tres posibles diámetros de expansión2: 18, 20 y 22 mm. Sus indicaciones son los conductos disfuncionantes con diámetro original ≥ 16 mm, implantados en el tracto de salida ventricular derecho, con indicación de intervención invasiva o cirugía. Las contraindicaciones son la imposibilidad de expandir la estenosis mediante catéter-balón, la compresión coronaria, la infección activa y un sustrato anatómico incompatible con la adecuada sujeción de un stent de 22 mm.

En nuestro hospital se seleccionó a 7 pacientes (media de edad, 19 años; intervalo, 11-26 años). Diagnósticos: transposición de grandes arterias con comunicación interventricular y estenosis pulmonar (3); tétrada de Fallot con arteria coronaria infundibular (2); atresia pulmonar con comunicación interventricular (1), y doble salida de ventrículo derecho con estenosis pulmonar (1); 4 presentaban estenosis de un homoinjerto aórtico de 17 mm (1) o 18 mm (3) y 1, también insuficiente; 2 portaban un homoinjerto pulmonar estenótico de 18 y 20 mm y en 1 se había colocado un tubo avalvulado de Goretex con insuficencia severa. Todos fueron estudiados ecocardiográficamente, en 4 se realizó angiografía por tomografía computarizada y en los 3 restantes, resonancia magnética.

La implantación de la válvula pulmonar percutánea pudo realizarse con excelente resultado en 4 pacientes: 3 con estenosis predominante (fig. 1), en los que el gradiente sistólico medio pasó de 43 a 13 mmHg, y 1 con insuficiencia severa, y no fue posible en 3: 2 por compresión coronaria y 1 por imposibilidad de expandir una estenosis severamente calcificada.

Fig. 1. A: estenosis severa del homoinjerto. B: resolución de la estenosis, sin regurgitación.

Los riesgos de la implantación de la válvula pulmonar percutánea se relacionan con el uso de guías rígidas y de introductores de gran calibre, así como los derivados de dilatación de estructuras estenóticas rígidas y calcificadas. La posible compresión de las arterias coronarias adyacentes, producida al expandir el conducto disfuncionante con la implantación del stent, debe ser cuidadosamente examinada y evitada mediante la realización de una coronariografía selectiva al tiempo que se dilata el balón hasta el diámetro del stent valvulado escogido. Dos pacientes presentaron una compresión coronaria que impidió proseguir con el procedimiento (fig. 2).

Fig. 2. A: coronariografía selectiva. B: la flecha señala una compresión severa del tercio proximal de la coronaria izquierda.

Las válvulas pulmonares percutáneas son una alternativa a la cirugía, con resultados comparables pero con menor agresividad para el paciente, y aunque su evolución a largo plazo es desconocida, los resultados de las primeras series de pacientes son alentadores3.

La capacidad de recuperación del ventrículo derecho sometido prolongadamente a sobrecarga de volumen es limitada y asimismo es complejo el estudio de su función y morfología4, a pesar de los avances significativos obtenidos por resonancia magnética. Probablemente las implantación percutánea de la válvula pulmonar permita adelantar el momento de indicación de tratamiento de las disfunciones de los conductos previamente implantados en el tracto de salida ventricular derecho5.

También la evolución de los dispositivos permitirá ampliar el reducido grupo de pacientes que actualmente pueden beneficiarse de esta técnica6.

Bibliografía
[1]
Durán RM, Brotons DA, Argüelles IZ, Concepción PM..
Temas de actualidad en cardiología pediátrica y cardiopatías congénitas.
Rev Esp Cardiol, 61 Supl 1 (2008), pp. 15-26
[2]
Khambadkone S, Coats L, Taylor A, Boudjemline Y, Derrick G, Tsang V, et al..
Percutaneous pulmonary valve implantation in humans: results in 59 consecutive patients.
Circulation, 112 (2005), pp. 1189-97
[3]
Lurz P, Coats L, Khambadkone S, Nordmeyer J, Boudjemline Y, Schievano S, et al..
Percutaneous pulmonary valve implantation: impact of evolving technology and learning curve on clinical outcome.
Circulation, 117 (2008), pp. 1964-72
[4]
Ammash NM, Dearani JA, Burkhart HM, Connolly HM..
Pulmonary regurgitation after tetralogy of Fallot repair: clinical features, sequelae, and timing of pulmonary valve replacement.
Congenit Heart Dis, 2 (2007), pp. 386-403
[5]
Coats L, Khambadkone S, Derrick G, Hughes M, Jones R, Mist B, et al..
Physiological consequences of percutaneous pulmonary valve implantation: the different behaviour of volume- and pressure-overloaded ventricles.
Eur Heart J, 28 (2007), pp. 1886-93
[6]
Coats L, Bonhoeffer P..
New percutaneous treatments for valve disease.
Heart, 93 (2007), pp. 639-44
Idiomas
Revista Española de Cardiología

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.