Publique en esta revista
Información de la revista
Visitas
No disponible
Vol. 72. Núm. 5.
Páginas 398-406 (Mayo 2019)
Artículo original
DOI: 10.1016/j.recesp.2018.03.017
Acceso a texto completo
¿El uso de edoxabán sería coste-efectivo para la prevención del ictus y la embolia sistémica en pacientes con fibrilación auricular no valvular en España?
Would the Use of Edoxaban Be Cost-effective for the Prevention of Stroke and Systemic Embolism in Patients With Nonvalvular Atrial Fibrillation in Spain?
Visitas
...
Iñaki Lekuonaa, Manuel Anguitab, José Luis Zamoranoc, José Manuel Rodríguezd, Paloma Barja de Soroae, Ferran Pérez-Alcántaraf,
Autor para correspondencia
ferran.perez@oblikue.com

Autor para correspondencia: Oblikue Consulting S.L., Avda. Diagonal 514, 3.°-3.a, 08006 Barcelona, España.
a Servicio de Cardiología, Hospital de Galdakao, Usansolo, Vizcaya, España
b Servicio de Cardiología, Hospital Reina Sofía, Córdoba, España
c Servicio de Cardiología, Hospital Universitario Ramón y Cajal, Madrid, España
d Market Access Department, Daiichi Sankyo Europe GmbH, Múnich, Alemania
e Departamento de Acceso, Daiichi Sankyo España S.A., Madrid, España
f Oblikue Consulting S.L., Barcelona, España
Este artículo ha recibido
...
Visitas
(Actualización diaria de datos)
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (3)
Mostrar másMostrar menos
Tablas (8)
Tabla 1. Probabilidades mensuales de transición y factor de ajuste por edad
Tabla 2. Cambios de tratamiento por interrupción
Tabla 3. Mortalidad asociada con la incidencia de un evento agudo y mortalidad asociada con los supervivientes a un evento agudo
Tabla 4. Utilidades empleadas en el modelo
Tabla 5. Costes asociados con los estados de salud del modelo
Tabla 6. Resultados del caso base
Tabla 7. Análisis de escenarios
Tabla 8. Duración mínima del tratamiento para que el edoxabán sea coste-efectivo frente a los antagonistas de la vitamina K
Mostrar másMostrar menos
Resumen
Introducción y objetivos

Analizar el coste-efectividad del edoxabán frente al acenocumarol en la prevención del ictus y la embolia sistémica en pacientes con fibrilación auricular no valvular (FANV) en España.

Métodos

Modelo de Markov, adaptado a España desde la perspectiva del Sistema Nacional de Salud, que simula la evolución de una cohorte hipotética de pacientes con FANV a lo largo de toda su vida a partir de diferentes estados de salud: ictus, hemorragias y otras complicaciones cardiovasculares. Los datos de eficacia y seguridad se obtuvieron a partir de la evidencia clínica disponible (principalmente del estudio en fase III ENGAGE AF-TIMI 48). Los costes del tratamiento de la FANV y sus complicaciones se obtuvieron de fuentes españolas.

Resultados

El edoxabán resultó en 0,34 años de vida ajustados por calidad (AVAC) adicionales en comparación con el acenocumarol. El coste incremental con el edoxabán fue de 3.916 euros, derivado principalmente de un mayor coste farmacológico, que se compensa parcialmente por los menores costes de la monitorización del tratamiento y del tratamiento de eventos y complicaciones de la FANV. Se obtuvo un coste por AVAC de 11.518 euros, dentro de los umbrales comúnmente considerados coste-efectivos en España (25.000-30.000 euros/AVAC). Los diferentes análisis de sensibilidad realizados confirmaron la robustez de los resultados.

Conclusiones

El edoxabán es una alternativa coste-efectiva frente al acenocumarol en la prevención del ictus y la embolia sistémica en pacientes con FANV en España.

Palabras clave:
Análisis de coste-efectividad
Edoxabán
Fibrilación auricular no valvular
Prevención de ictus
Prevención de embolia sistémica
España
Abreviaturas:
ACOD
AVK
FA
FANV
Abstract
Introduction and objectives

To assess the cost-effectiveness of edoxaban versus acenocoumarol in the prevention of stroke and systemic embolism in patients with nonvalvular atrial fibrillation (NVAF) in Spain.

Methods

Markov model, adapted to the Spanish setting from the perspective of the National Health System, stimulating the progression of a hypothetical cohort of patients with NVAF throughout their lifetime, with different health states: stroke, hemorrhage, and other cardiovascular complications. Efficacy and safety data were obtained from the available clinical evidence (mainly from the phase III ENGAGE AF-TIMI 48 study). The costs of managing NVAF and its complications were obtained from Spanish sources.

Results

Edoxaban use led to 0.34 additional quality-adjusted life years (QALY) compared with acenocoumarol. The incremental cost with edoxaban was €3916, mainly because of higher pharmacological costs, which were partially offset by lower costs of treatment monitoring and managing NVAF events and complications. The cost per QALY was €11 518, within the thresholds commonly considered cost-effective in Spain (€25 000-€30 000/QALY). The robustness of the results was confirmed by various sensitivity analyses.

Conclusions

Edoxaban is a cost-effective alternative to acenocoumarol in the prevention of stroke and systemic embolism in patients with NVAF in Spain.

Full English text available from: www.revespcardiol.org/en

Keywords:
Cost-effectiveness analysis
Edoxaban
Nonvalvular atrial fibrillation
Stroke prevention
Systemic embolism prevention
Spain
Texto completo
INTRODUCCIÓN

La fibrilación auricular (FA) es la arritmia más frecuente en los países occidentales, con una prevalencia estimada del 3%1. Su prevalencia aumenta con la edad (en España, el 4,4% son mayores de 40 años), es similar entre sexos y se incrementa escalonadamente a partir de los 60 años (el 17,7% de los mayores de 80 años)2. En España se estima en más de 1 millón los pacientes con FA, unos 90.000 sin diagnosticar2.

La FA es la primera causa de eventos embólicos, de los que el ictus es el más frecuente y grave. Se estima que los pacientes con FA tienen 5 veces más riesgo de tener un ictus3, y además con mayores grados de discapacidad, recurrencia y mortalidad que los pacientes sin FA4. La incidencia de ictus en los pacientes con FA no anticoagulados es de 3,1 casos/100 pacientes-año (0,3 en anticoagulados)4.

El ictus es la primera causa mundial de discapacidad del adulto, la segunda de demencia y la tercera de muerte (la primera entre los mayores de 75 años). Es una de las enfermedades con mayor coste socioeconómico5,6, principalmente por hospitalizaciones y cuidados informales7. Sin embargo, muchos eventos asociados con la FA podrían evitarse con tratamiento anticoagulante8.

La FA no valvular (FANV) se refiere a la FA que ocurre en ausencia de válvulas cardiacas protésicas mecánicas y en ausencia de estenosis mitral moderada a grave (generalmente de origen reumático)9. El tratamiento estándar para prevenir el ictus en estos pacientes son los anticoagulantes orales, tales como los antagonistas de la vitamina K (AVK) y los anticoagulantes orales de acción directa (ACOD)10. El AVK de referencia es la warfarina, aunque en España es más frecuente el uso de acenocumarol4. El control del cociente internacional normalizado (INR) y los eventos hemorrágicos y/o tromboembólicos es similar con warfarina o acenocumarol11. A pesar de su eficacia, los AVK presentan algunas desventajas inherentes que dificultan su tratamiento. Se requiere un control periódico del INR de los pacientes, dada su elevada variabilidad en la relación dosis-respuesta, que implica ajustes del tratamiento en busca de una dosis efectiva sin consecuencias graves (ictus o hemorragias)12. Un control del INR inadecuado medido mediante el método directo implica un tiempo en rango terapéutico inferior al 60%10 (un 40-54% de los pacientes en España)13. La incomodidad de las frecuentes monitorizaciones, así como el potencial riesgo de interacciones y hemorragias graves, ha llevado tradicionalmente a la infrautilización de los AVK en pacientes con FA14, cuyas reacciones adversas se han incrementado15. En España, la adherencia a los AVK es solo del 50%4, lo que se asocia con un mayor riesgo de ictus y hemorragias12.

Los ACOD dan respuesta eficaz y segura a la mayoría de las necesidades no cubiertas por los AVK16,17: amplia ventana terapéutica, respuesta anticoagulante predecible en ausencia de interferencias con alimentos y escasas interacciones con otros fármacos, y ofreciendo una anticoagulación constante sin necesidad de monitorizaciones periódicas ni ajustes de dosis repetitivos12.

El último ACOD autorizado en España para el tratamiento de la FANV es el edoxabán en su régimen de dosis alta, una sola toma de 60mg al día, con la posibilidad de reducción a 30mg para pacientes con insuficiencia renal moderada/grave (aclaramiento de creatinina 15-50 ml/min), peso corporal bajo (≤ 60 kg) o uso concomitante de ciertos inhibidores de la glucoproteína P (ciclosporina, dronedarona, eritromicina o ketoconazol). El edoxabán es un inhibidor oral, directo y selectivo del factor Xa, que en el ensayo clínico ENGAGE AF-TIMI 48 demostró que su régimen de dosis alta es al menos tan eficaz como la warfarina en la prevención de ictus o embolia sistémica, y reduce significativamente las tasas de hemorragia mayor respecto a la warfarina bien controlada18,19.

El objetivo de este análisis es evaluar el coste-efectividad del edoxabán en la prevención del ictus y la embolia sistémica en pacientes adultos con FANV y 1 o más factores de riesgo en España.

MÉTODOSSujetos del estudio y comparadores

La población del análisis base reflejó las características de los pacientes del estudio ENGAGE AF-TIMI 4819, es decir, pacientes con FANV, riesgo moderado-alto de ictus (CHADS2 ≥ 2), un 62,29% varones y 71 años de media.

Asimismo, se comparó el edoxabán a régimen de dosis alta frente al tratamiento con AVK19. Debido a que el acenocumarol es el AVK más utilizado en España4, el análisis asumió similares eficacia y seguridad que con la warfarina.

Tipo de análisis

Se estima el coste y la efectividad media por paciente asociados con cada alternativa terapéutica, se calcula la razón de coste-efectividad incremental del edoxabán frente a AVK y se muestra el coste adicional del edoxabán para obtener 1 año de vida ajustado por calidad (AVAC).

Se analiza desde la perspectiva del Sistema Nacional de Salud y se incluyen los costes directos médicos (euros de 2017). El horizonte temporal se extendió a toda la vida del paciente. Se aplicó una tasa de descuento anual del 3% tanto para costes como para efectos futuros20.

La adaptación al contexto español se hizo posible tras consultar con un grupo de expertos seleccionados por su experiencia y su conocimiento de la práctica clínica. Tras completar cuestionarios individuales, se planteó un caso base para su validación.

Modelo farmacoeconómico

Se usó el modelo de Markov que simula la evolución de los pacientes con FANV y riesgo moderado-alto de presentar un ictus a través de distintas situaciones clínicas (estados de salud) que conllevan una utilización de recursos y consecuencias clínicas específicas. La figura 1 muestra el esquema simplificado del modelo. La transición entre estados y sus consecuencias clínicas/económicas se evaluaron en ciclos mensuales. Los pacientes transitan entre estados (de más leves a más graves, según su evolución) con una probabilidad derivada de los resultados clínicos de los tratamientos.

Figura 1.

Estructura gráfica del modelo. AIT: accidente isquémico transitorio; FANV: fibrilación auricular no valvular; IAM: infarto agudo de miocardio.

(0,14MB).

Los pacientes inician el análisis en el estado de FANV estable y, cada ciclo, transitan entre estados de salud: ictus hemorrágico o isquémico (leve, moderado o grave), embolia sistémica e infarto agudo de miocardio. Estos eventos tienen asociados un impacto inicial (evento agudo) y a largo plazo (tras el evento).

Otros eventos (complicaciones) incluidos son: hemorragias (intracraneales, mayores no intracraneales y no mayores clínicamente relevantes) y accidentes isquémicos transitorios. Estos pueden ocurrir desde cualquier estado de salud.

Tras un primer ictus pueden ocurrir nuevos eventos (recurrencia), así como complicaciones, e interrumpir el tratamiento de modo permanente o temporal (cambiando el tratamiento).

El riesgo de morir depende de las características demográficas del paciente (edad/sexo) y el estado de salud en que se encuentre.

Datos clínicos

Los datos clínicos del modelo se obtuvieron principalmente del estudio en fase III ENGAGE AF-TIMI 4819 o de evidencia científica disponible.

La tabla 1 muestra las probabilidades mensuales de transición. Se asumió que el riesgo de que ocurra un evento se incrementa con la edad.

Tabla 1.

Probabilidades mensuales de transición y factor de ajuste por edad

Estados de salud/complicaciones  Edoxabán19 (%)  AVK frente edoxabán19 (HR)  Factor de ajuste por edad 
Ictusa
Isquémico  0,07  1,061  1,4021,b 
Hemorrágico  0,02  1,888  1,9722,b 
Embolia sistémica  0,01  1,543  1,2923,b 
Infarto agudo de miocardio  0,06  1,066  1,3024,b 
Hemorragia
Intracraneal  0,03  1,929  1,9722,b 
Mayor no intracraneal  0,20  1,103  1,9722,b 
No mayor (clínicamente relevante)  0,72  1,170  1,9722,b 
Accidente isquémico transitorio  0,05  0,843  1,2923,c 

AVK: antagonista de la vitamina K; HR: hazard ratio.

a

Con base en el estudio ENGAGE AF-TIMI 48, se asumió que un 43% de los ictus corresponden a un evento leve; un 16%, a un evento moderado y un 41%, a un evento grave.

b

En 10 años.

c

En 5 años.

Tras tener un ictus, hay una probabilidad mensual de recurrencia del 0,25% para ictus isquémico y del 0,26% para ictus hemorrágico25. Tras infarto agudo de miocardio, la probabilidad mensual de presentar un ictus es del 0,44%25.

La interrupción de tratamiento tras un ictus y el cambio de tratamiento que conlleva se derivaron de la opinión de expertos (tabla 2).

Tabla 2.

Cambios de tratamiento por interrupción

  AAS  ACOD  AVK  Interrupción 
Si tratamiento con AVK (%)
Ictus isquémico  90  10 
Ictus hemorrágico  90 
Si tratamiento con ACOD (%)
Ictus isquémico  50  50 
Ictus hemorrágico  75  10  15 

AAS: ácido acetilsalicílico; ACOD: anticoagulante oral de acción directa; AVK: antagonista de la vitamina K.

El análisis considera 3 tipos de mortalidad: mortalidad general26 (ajustada por el riesgo asociado con la FA; hazard ratio [HR] = 1,3427), mortalidad por evento agudo y riesgo adicional de fallecer por un evento previo (tabla 3)19,28-32.

Tabla 3.

Mortalidad asociada con la incidencia de un evento agudo y mortalidad asociada con los supervivientes a un evento agudo

Mortalidad asociada con la incidencia de un evento agudo
Evento  Probabilidad (%)  Fuente 
Ictus isquémico
Leve  0,0  Presunción 
Moderado  16,8  Janes et al.28 
Grave  16,8  Janes et al.28 
Ictus hemorrágico
Leve  0,0  Presunción 
Moderado  31,6  Janes et al.28 
Grave  31,6  Janes et al.28 
Embolia sistémica  0,0  Giugliano et al.19 
Infarto agudo de miocardio  13,2  Scarborough et al.29 
Hemorragia intracraneal  31,6  Janes et al.28 
Hemorragia mayor no intracraneal  0,0  Presunción 
Hemorragia no mayor (clínicamente relevante)  0,0  Presunción 
Accidente isquémico transitorio  0,0  Presunción 
Mortalidad asociada con los supervivientes a un evento agudo
Evento previo  HR*   
Ictus isquémico/hemorrágico
Leve  3,18  Bronnum-Hansen et al.30 
Moderado  5,84  Henriksson et al.31 
Grave  15,75  Huybrechts et al.32 
Embolia sistémica  5,45  Giugliano et al.19 
Infarto agudo de miocardio  3,36  Bronnum-Hansen et al.30 

HR: hazard ratio.

*

Frente a mortalidad general.

Calidad de vida

Los valores de utilidad se emplean para representar la calidad de vida asociada con un estado de salud concreto en una escala de 0 (muerte) a 1 (salud perfecta). Las utilidades de cada estado, así como la pérdida de utilidad asociada con complicaciones, se obtuvieron de la bibliografía (tabla 4)33-38.

Tabla 4.

Utilidades empleadas en el modelo

  Utilidad  Fuente 
Estado de salud
FANV estable  0,780  Khan et al.33 
Ictus isquémico/hemorrágico
Leve  0,720  Gage et al.34 
Moderado  0,350  Gage et al.34 
Grave  0,070  Gage et al.34 
Embolia sistémica  0,680  Sullivan et al.35 
Infarto agudo de miocardio  0,683  Lacey et al.36 
Complicación
Hemorragia intracraneal  –0,107  Thomson et al.37 
Hemorragia mayor no intracraneal  –0,107  Thomson et al.37 
Hemorragia no mayor (clínicamente relevante)  –0,058  Sullivan et al.35 
Accidente isquémico transitorio  –0,103  Sullivan et al.38 

FANV: fibrilación auricular no valvular.

Los pacientes tratados con AVK, aunque estables, muestran cierto grado de ansiedad por estar en rango terapéutico de INR, además de interacciones con otros medicamentos o alimentos; de ahí que sea posible una ligera pérdida de calidad de vida39. Para el caso base, se consideró una pérdida de utilidad de 0,012 en estos pacientes40.

Uso de recursos y costes

Los costes médicos directos considerados fueron: farmacológico, monitorización del tratamiento con AVK y tratamiento asociado con cada evento.

El coste farmacológico diario se estimó considerando la pauta terapéutica y el precio de venta al público41 y aplicándole la deducción correspondiente42. En estos términos, el coste diario del edoxabán (60 mg) y el acenocumarol (2,75 mg/día) es de 2,58 y 0,07 euros respectivamente.

El tratamiento con AVK requiere una monitorización regular del INR (14 monitorizaciones anuales43) y posibles ajustes de dosis. Según la opinión de expertos, se lleva a cabo un 50% en el hospital y un 50% de forma ambulatoria. El coste estimado de cada monitorización hospitalaria es 20,15 euros y el de la ambulatoria, 30,89 euros44. Así, el coste anual por monitorización estimado es de 357,28 euros.

Los costes por tipo de evento se estimaron a partir de bibliografía relacionada y la opinión de expertos (tabla 5).

Tabla 5.

Costes asociados con los estados de salud del modelo

Concepto  Coste euros  Fuente 
Evento agudo
Ictus isquémico
Leve  4.721,04  APR-DRG 4545,46 
Moderado  4.891,04  APR-DRG 4545,46 
Grave  6.695,19  APR-DRG 4545,46 
Ictus hemorrágico
Leve  5.526,54  APR-DRG 4445,46 
Moderado  5.654,92  APR-DRG 4445,46 
Grave  6.415,15  APR-DRG 4445,46 
Embolia sistémica  3.481,91  APR-DRG 4645 
Infarto agudo de miocardio  4.041,82  APR-DRG 19045 
Hemorragia intracraneal  5.817,26  APR-DRG 4445 
Hemorragia mayor no intracraneal  3.761,93  APR-DRG 25345 
Hemorragia no mayor (clínicamente relevante)  177,82  Se presume 1 visita a urgencias45 
Accidente isquémico transitorio  2.933,21  APR-DRG 4745 
Tras el evento (coste mensual)
Ictus isquémico
Leve  121,09  Barón-Esquivias et al.47 
Moderado  749,27  Barón-Esquivias et al.47 
Grave  2.100,59  Barón-Esquivias et al.47 
Ictus hemorrágico
Leve  121,09  Asumido igual a ictus isquémico, Barón-Esquivias et al.47 
Moderado  749,27  Asumido igual a ictus isquémico, Barón-Esquivias et al.47 
Grave  2.100,59  Asumido igual a ictus isquémico, Barón-Esquivias et al.47 
Embolia sistémica  117,88  Barón-Esquivias et al.47 
Infarto agudo de miocardio  166,27  Barón-Esquivias et al.47 
Muerte  4.044,37  APR-DRG 46 (fallecimiento)45,46 

APR-DRG: All Patient Refined-Diagnosis-Related Group.

Análisis de sensibilidad

Para valorar la influencia de la incertidumbre de los parámetros en los resultados, se llevó a cabo un análisis de sensibilidad probabilístico mediante la técnica de simulación de Monte-Carlo de segundo orden (cohorte hipotética de 1.000 pacientes)20. Los principales parámetros del análisis base son variados simultáneamente y se les asigna una distribución específica: distribución normal para la edad de inicio; distribución Dirichlet para la distribución de la gravedad del ictus; distribución beta para la mortalidad por evento agudo, las utilidades, la probabilidad de eventos y recurrencias; distribución log normal para las HR, la mortalidad tras el evento, el factor de ajuste sobre la mortalidad general y el ajuste de riesgo por década; y distribución gamma para los costes.

Los resultados del análisis se expresaron mediante un plano de coste-efectividad, donde cada punto corresponde a una simulación según los parámetros y distribuciones estipulados, así como mediante la curva de aceptabilidad.

Además se llevaron a cabo otros análisis de sensibilidad por escenarios:

  • Dada la variabilidad regional en cuanto al lugar de monitorización, se consideró un escenario donde el 20% de las monitorizaciones son ambulatorias y el 80%, hospitalarias, y otro escenario a la inversa.

  • El coste anual de la monitorización del INR puede estar sobrestimado, dada la antigüedad de las fuentes. Por ello, se consideró un tercio del coste anual base (119,09 euros).

  • Subgrupo de pacientes con CHADS2 ≥ 348.

  • Subgrupo de pacientes con un tiempo en rango terapéutico ≥ 60%48.

  • No considerar una pérdida de utilidad en pacientes tratados con AVK.

El horizonte temporal del análisis y, por ende, la duración de tratamiento son un factor relevante para evaluar su eficiencia. Por ello se evaluaron diferentes horizontes temporales tanto sobre el caso base como en los subgrupos de CHADS2 ≥ 3 y tiempo en rango terapéutico ≥ 60%.

RESULTADOSResultados del caso base

Los resultados del análisis mostraron una mayor efectividad del edoxabán (0,34 AVAC y 0,30 AVG respecto a AVK), derivada de las menores incidencias de ictus y hemorragia (intracraneales y extracraneales), embolia sistémica e infarto agudo de miocardio (tabla 6).

Tabla 6.

Resultados del caso base

  Edoxabán  AVK  Diferencia 
Coste total (euros)  19.163  15.247  3.916 
Coste farmacológico (euros)  9.005  642  8.363 
Coste monitorización (euros)  3.192  –3.189 
Coste tratamiento de eventos y complicaciones (euros)  10.155  11.413  –1.258 
AVAC  6,99  6,65  0,34 
AVG (años)  9,70  9,40  0,30 
RCEI (euros/AVAC)      11.518 
RCEI (euros/AVG)      13.053 

AVAC: años de vida ajustados por calidad; AVG: años de vida ganados; AVK: antagonista de la vitamina K; RCEI: razón de coste-efectividad incremental.

El edoxabán resultó en un coste adicional de 3.916 euros, derivado principalmente de su mayor coste farmacológico, parcialmente compensado por los menores costes de la monitorización y del tratamiento de eventos y complicaciones como consecuencia de su menor incidencia (tabla 6). El análisis de coste-efectividad incremental mostró un coste adicional por AVAC ganado con el edoxabán respecto al AVK de 11.518 euros, por debajo del umbral comúnmente aceptado como eficiente (25.000-30.000 euros/AVAC)49,50.

Resultados del análisis de sensibilidad

Los resultados del análisis de sensibilidad probabilístico, representados mediante el plano de coste-efectividad (figura 2) y la curva de aceptabilidad (figura 3), mostraron que, en un 73-81% de las simulaciones, el edoxabán resultó coste-efectivo.

Figura 2.

Resultado del análisis de sensibilidad probabilístico. AVAC: años de vida ajustados por calidad.

(0,2MB).
Figura 3.

Curva de aceptabilidad. *Porcentaje de simulaciones que están por debajo de cada umbral de coste-efectividad analizado.

(0,15MB).

Para los demás escenarios analizados, los resultados mostraron el edoxabán como coste-efectivo (tabla 7).

Tabla 7.

Análisis de escenarios

Escenario  Coste por AVAC (euros) 
Lugar de monitorización (80% hospital, 20% ambulatorio)  12.700 
Lugar de monitorización (20% hospital, 80% ambulatorio)  10.332 
Menor coste anual de monitorización del tratamiento con AVK  17.892 
Subgrupo de pacientes con CHADS2 ≥ 3  8.127 
Subgrupo de pacientes con TRT ≥ 60%  16.170 
Sin pérdida de utilidad para pacientes tratados con AVK  17.026 

AVAC: años de vida ajustados por calidad; AVK: antagonistas de la vitamina K; CHADS2: insuficiencia cardiaca, hipertensión, edad, diabetes, ictus [doble]; TRT: tiempo en rango terapéutico.

La tabla 8 muestra que el edoxabán es coste-efectivo tras 3-5 años de tratamiento (2-3 años para los pacientes con CHADS2 ≥ 3 y 6-9 años para los pacientes con tiempo en rango terapéutico ≥ 60%).

Tabla 8.

Duración mínima del tratamiento para que el edoxabán sea coste-efectivo frente a los antagonistas de la vitamina K

  Duración de tratamiento (coste/AVAC)
  Umbral 25.000 euros/AVAC  Umbral 30.000 euros/AVAC 
Caso base  5 años (24.560 euros)  3 años (29.931 euros) 
CHADS2 ≥ 3  3 años (23.771 euros)  2 años (27.910 euros) 
TRT ≥ 60%  9 años (23.818 euros)  6 años (28.216 euros) 

AVAC: años de vida ajustados por calidad; TRT: tiempo en rango terapéutico.

DISCUSIÓN

Pese a la eficacia de los AVK en la prevención de eventos tromboembólicos en pacientes con FANV, la frecuente monitorización del INR y los ajustes de dosis conllevan un riesgo sustancial ante un mal control de la anticoagulación, así como inconvenientes que pueden explicar su infrautilización y su baja adherencia17,51.

El presente análisis mostró que, comparado con los AVK, el edoxabán es coste-efectivo en España para la prevención del ictus en pacientes con FANV y características del estudio ENGAGE AF-TIMI 48.

Este es el primer análisis de coste-efectividad del edoxabán frente a AVK realizado en España, y los resultados obtenidos están en línea con los obtenidos en otros países52–58.

Limitaciones

Cabe mencionar que el presente análisis se basó en un modelo matemático que pretende ser una representación de la realidad. Para ello fue necesaria la extrapolación a largo plazo de datos obtenidos durante 2,8 años en el ensayo clínico ENGAGE AF-TIMI 4819, asumiéndose que la eficacia y la seguridad del edoxabán se mantienen constantes. Esta es una limitación inherente a este tipo de estudios, en los que se necesitan los efectos terapéuticos a largo plazo, mientras que la evidencia clínica disponible es a corto plazo y se basa principalmente en estudios de fase III. Disponer de información de estudios de fase IV respaldaría con mayor validez externa a este tipo de análisis. Un ejemplo de ello es el valor medio de la escala CHADS2, que en la práctica clínica es menor (2,3)59 que en el ensayo clínico ENGAGE AF-TIMI 48 (2,8).

La validez externa puede estar limitada también, ya que actualmente se emplea la escala CHAD2S2-VASc para medir el riesgo tromboembólico1. Sin embargo, el diseño del estudio ENGAGE AF-TIMI 48 se realizó considerando la escala CHADS2 porque era la habitual entonces.

La variabilidad de los datos, así como las presunciones realizadas en ausencia de estos, también representan una limitación. Sin embargo, la necesidad de modelizar los parámetros del análisis a partir de diversas fuentes es inherente a la naturaleza de las enfermedades crónicas60. En particular, el uso de utilidades de publicaciones internacionales es una limitación común ante la falta de datos nacionales, aunque estas se emplean por igual para ambos comparadores y su relevancia en el análisis es su relación incremental. Además, su variabilidad y su influencia se consideraron en el análisis de sensibilidad probabilístico.

La evidencia disponible no permitió realizar un análisis por subgrupos de edad pese a su potencial influencia. Sin embargo, el efecto del edoxabán frente a la warfarina parece mantenerse independientemente de la edad en cuanto a eficacia y seguridad61.

Una de las principales presunciones del modelo, la equivalencia terapéutica de la warfarina y el acenocumarol, es coherente con otros estudios económicos españoles, que los consideran equivalentes en términos de eficacia, seguridad y uso de recursos asociados47,62,63.

Pese a que en otros análisis de coste-efectividad en España se ha considerado o no la pérdida de utilidad asociada con el tratamiento con un AVK de manera dispar47,62,63, no considerarla en el análisis no afectó a las conclusiones.

Cabe mencionar que la eficiencia del edoxabán en el presente análisis puede estar subestimada, ya que en la práctica clínica la prevención del ictus en muchos pacientes con FANV se trata con ácido acetilsalicílico o no se trata64. Asimismo, considerar otro tipo de costes (sanitarios no directos o la pérdida de productividad) asociados a largo plazo con la discapacidad por ictus reforzaría la eficiencia del edoxabán.

La eficiencia del edoxabán respecto al tratamiento con un AVK disminuye a medida que aumenta la calidad de la anticoagulación57, por lo que su uso es especialmente eficiente en pacientes mal controlados con AVK (tiempo en rango terapéutico < 60%), en línea con las recomendaciones actuales10.

Ante la ausencia de ensayos comparativos directos entre ACOD en pacientes con FANV, es necesario confirmar en la práctica real las diferencias observadas de manera indirecta en metanálisis en red51. Consecuentemente, hoy no se dispone de datos fiables que permitan optimizar el uso de unos ACOD frente a otros65, aunque su eficacia y su seguridad en comparación con AVK parece demostrada17. Estudios de fase IV permitirían evaluar la sostenibilidad de la adopción extensiva de los ACOD en países industrializados.

CONCLUSIONES

En la última década, los ACOD se han incorporado a la prevención del ictus y la embolia sistémica en pacientes con FANV para superar las limitaciones de los AVK. En el tratamiento de la FANV, el edoxabán es una alternativa terapéutica tan eficaz como los AVK y más segura, y a pesar de su mayor coste farmacológico, resulta una alternativa coste-efectiva para el Sistema Nacional de Salud en España.

FINANCIACIÓN

Estudio financiado por Daiichi Sankyo.

CONFLICTO DE INTERESES

J.M. Rodríguez y P. Barja de Soroa son empleados de Daiichi Sankyo. F. Pérez-Alcántara es miembro de Oblikue, consultora independiente que recibió fondos para llevar a cabo el análisis. I. Lekuona, M. Anguita y J.L. Zamorano recibieron honorarios de Daiichi Sankyo por su colaboración como asesores.

¿QUÉ SE SABE DEL TEMA?

  • Los ACOD son una alternativa a los AVK en el tratamiento para prevenir el ictus en pacientes con FANV.

  • Los ACOD se han demostrado al menos tan eficaces y seguros como los AVK, pero con mayor comodidad de uso, fundamentalmente porque no es necesario monitorizar, y menos interacciones medicamentosas y alimentarias.

  • Pese a dichas ventajas, los ACOD se usan menos que los AVK, y se argumenta en ocasiones la barrera de la diferencia de coste entre ambas alternativas.

¿QUÉ APORTA DE NUEVO?

  • El edoxabán es el último ACOD autorizado en España para el tratamiento de la FANV.

  • Este es el primer análisis de coste-efectividad del edoxabán frente a un AVK para el tratamiento de la FANV en el contexto español.

  • El edoxabán se muestra como una opción coste-efectiva frente a los AVK para la FANV.

Bibliografía
[1]
P. Kirchhof, S. Benussi, D. Kotecha, et al.
Guía ESC 2016 sobre el diagnóstico y tratamiento de la fibrilación auricular, desarrollada en colaboración con la EACTS.
Rev Esp Cardiol., 70 (2017), pp. 50
e1-e84
[2]
J.J. Gómez-Doblas, J. Muñiz, J.J. Alonso, et al.
Prevalencia de fibrilación auricular en España. Resultados del estudio OFRECE.
Rev Esp Cardiol., 67 (2014), pp. 259-269
[3]
A.J. Camm, G.Y.H. Lip, R. De Caterina, et al.
Actualización detallada de las guías de la ESC para el manejo de la fibrilación auricular de 2012.
Rev Esp Cardiol., 66 (2013), pp. 54
e1-e24
[4]
F. Andrés-Nogales, I. Oyagüez, L. Betegón-Nicolás, C. Canal-Fontcuberta, J. Soto-Álvarez.
Situación del tratamiento anticoagulante oral en pacientes con fibrilación auricular no valvular en España. Estudio REACT-AF.
Rev Clin Esp., 215 (2015), pp. 73-82
[5]
J. Mar, J. Álvarez-Sabín, J. Oliva, et al.
The costs of stroke in Spain by aetiology: The CONOCES study protocol.
Neurología., 28 (2013), pp. 332-339
[6]
J. Martí-Fábregas, R. Delgado-Mederos, J. Mateo.
Limitaciones del tratamiento anticoagulante.
Neurología., 27 Supl 1 (2012), pp. 27-32
[7]
J. López-Bastida, J. Oliva, M. Worbes, L. Perestelo, P. Serrano-Aguilar, F. Montón-Álvarez.
Social and economic costs and health-related quality of life in stroke survivors in the Canary Islands, Spain.
BMC Health Services Research., 12 (2012), pp. 315
[8]
N. Hannon, L. Daly, S. Murphy, et al.
Acute hospital, community, and indirect costs of stroke associated with atrial fibrillation.
Stroke., 45 (2014), pp. 3670-3674
[9]
H. Heidbuchel, P. Verhamme, M. Alings, et al.
Updated European Heart Rhythm Association Practical Guide on the use of non-vitamin K antagonist anticoagulants in patients with non-valvular atrial fibrillation.
Europace., 17 (2015), pp. 1467-1507
[10]
Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. Informe de posicionamiento terapéutico. Criterios y recomendaciones generales para el uso de los anticoagulantes orales directos en la prevención del ictus y la embolia sistémica en pacientes con fibrilación auricular no valvular. 2016. Disponible en: https://www.aemps.gob.es/medicamentosUsoHumano/informesPublicos/docs/criterios-anticoagulantes-orales.pdf. Consultado 9 Dic 2016.
[11]
V. Barrios, C. Escobar, L. Prieto, J.M. Lobos, J. Polo, D. Vargas.
Control de la anticoagulación con warfarina o acenocumarol en España. ¿Hay diferencias?.
Rev Esp Cardiol., 68 (2015), pp. 1181-1182
[12]
A. Martínez-Rubio, R. Martínez-Torrecilla.
Evidencias actuales de los nuevos anticoagulantes orales en el tratamiento de la fibrilación auricular no valvular: comparación de subestudios.
Rev Esp Cardiol., 68 (2015), pp. 185-189
[13]
M. Anguita, V. Bertomeu, A. Cequier.
Insuficiencia cardiaca, fibrilación auricular no valvular y control de la anticoagulación con antagonistas de la vitamina K.
Rev Esp Cardiol., 69 (2016), pp. 75-85
[14]
I.M. Ogilvie, N. Newton, S.A. Welner, W. Cowell, G.Y. Lip.
Underuse of oral anticoagulation in atrial fibrillation: a systematic review.
Am J Med., 123 (2010), pp. 638-645
[15]
P. Carrasco-Garrido, V. Hernández-Barrera, J. Esteban-Hernández, et al.
Adverse drug reactions to anticoagulants in Spain: analysis of the Spanish National Hospital Discharge Data (2010-2013).
BMJ Open., 7 (2017), pp. e013224
[16]
P. Gallego, V. Roldán, G.Y. Lip.
Novel Oral Anticoagulants in Cardiovasulcar Disease.
J Cardiovasc Pharmacol Ther., 19 (2014), pp. 34-44
[17]
C.T. Ruff, R.P. Giugliano, E. Braunwald, et al.
Comparison of the efficacy and safety of new oral anticoagulants with warfarin in patients with atrial fibrillation: a meta-analysis of randomised trials.
Lancet., 383 (2014), pp. 955-962
[18]
European Medicines Agency. Lixiana European Public Assessment Report product information. Disponible en: http://www.ema.europa.eu/docs/es_ES/document_library/EPAR_-_Product_Information/human/002629/WC500189045.pdf. Consultado 18 Jul 2016.
[19]
R.P. Giugliano, C.T. Ruff, E. Braunwald, et al.
Edoxaban versus warfarin in patients with atrial fibrillation.
N Engl J Med., 369 (2013), pp. 2093-2104
[20]
J. López-Bastida, J. Oliva, F. Antoñanzas, et al.
Propuesta de guía para la evaluación económica aplicada a las tecnologías sanitarias.
Gac Sanit., 24 (2010), pp. 154-170
[21]
Risk factors for stroke and efficacy of antithrombotic therapy in atrial fibrillation. Analysis of pooled data from five randomized controlled trials. Arch Intern Med. 1994;154:1449-1457.
[22]
M.J. Ariesen, S.P. Claus, G.J. Rinkel, A. Algra.
Risk factors for intracerebral hemorrhage in the general population: a systematic review.
[23]
K.M. Flegel, J. Hanley.
Risk factors for stroke and other embolic events in patients with nonrheumatic atrial fibrillation.
Stroke., 20 (1989), pp. 1000-1004
[24]
J.V. Freeman, R.P. Zhu, D.K. Owens, et al.
Cost-effectiveness of dabigatran compared with warfarin for stroke prevention in atrial fibrillation.
[25]
K.M. Mohan, S.L. Crichton, A.P. Grieve, A.G. Rudd, C.D. Wolfe, P.U. Heuschmann.
Frequency and predictors for the risk of stroke recurrence up to 10 years after stroke: the South London Stroke Register.
J Neurol Neurosurg Psychiatry., 80 (2009), pp. 1012-1018
[26]
Instituto Nacional de Estadística, 2017. Tablas de mortalidad 2015. Disponible en: http://www.ine.es/jaxiT3/Tabla.htm?t=27153. Consultado 20 Abr 2018.
[27]
L. Friberg, H.N. Hammar, H. Pettersson, M. Rosenqvist.
Increased mortality in paroxysmal atrial fibrillation: report from the Stockholm Cohort-Study of Atrial Fibrillation (SCAF).
Eur Heart J., 28 (2007), pp. 2346-2353
[28]
F. Janes, G.L. Gigli, L. D’Anna, et al.
Stroke incidence and 30-day and six-month case fatality rates in Udine, Italy: a population-based prospective study.
Int J Stroke., 8 Suppl A (2013), pp. 100-105
[29]
P. Scarborough, P. Bhatnagar, K. Wickramasinghe, K. Smolina, C. Mitchell, M. Rayner.
Coronary Heart Disease Statistics 2010.
British Heart Foundation, (2010),
[30]
H. Bronnum-Hansen, M. Davidsen, P. Thorvaldsen.
Long-term survival and causes of death after stroke.
Stroke., 32 (2001), pp. 2131-2136
[31]
K.M. Henriksson, B. Farahmand, S. Johansson, S. Asberg, A. Terent, N. Edvardsson.
Survival after stroke--the impact of CHADS2 score and atrial fibrillation.
Int J Cardiol., 141 (2010), pp. 18-23
[32]
K.F. Huybrechts, J.J. Caro, J.J. Xenakis, K.N. Vemmos.
The prognostic value of the modified Rankin Scale score for long-term survival after first-ever stroke. Results from the Athens Stroke Registry.
Cerebrovasc Dis., 26 (2008), pp. 381-387
[33]
T.I. Khan, F. Kamali, P. Kesteven, P. Avery, H. Wynne.
The value of education and self-monitoring in the management of warfarin therapy in older patients with unstable control of anticoagulation.
Br J Haematol., 126 (2004), pp. 557-564
[34]
B.F. Gage, A.B. Cardinalli, D.K. Owens.
The effect of stroke and stroke prophylaxis with aspirin or warfarin on quality of life.
Arch Intern Med., 156 (1996), pp. 1829-1836
[35]
P.W. Sullivan, J.F. Slejko, M.J. Sculpher, V. Ghushchyan.
Catalogue of EQ-5D scores for the United Kingdom.
Med Decis Making., 31 (2011), pp. 800-804
[36]
E.A. Lacey, S.J. Walters.
Continuing inequality: gender and social class influences on selfperceived health after a heart attack.
J Epidemiol Community Health., 57 (2003), pp. 622-627
[37]
R. Thomson, D. Parkin, M. Eccles, M. Sudlow, A. Robinson.
Decision analysis and guidelines for anticoagulant therapy to prevent stroke in patients with atrial fibrillation.
Lancet., 355 (2000), pp. 956-962
[38]
P.W. Sullivan, T.W. Arant, S.L. Ellis, H. Ulrich.
The cost effectiveness of anticoagulation management services for patients with atrial fibrillation and at high risk of stroke in the US.
Pharmacoeconomics., 24 (2006), pp. 1021-1033
[39]
NICE technology appraisals. TA275. Apixaban for preventing stroke and systemic embolism in people with nonvalvular atrial fibrillation. Disponible en: https://www.nice.org.uk/guidance/ta275. Consultado 18 Jul 2016.
[40]
M. Marchetti, A. Pistorio, M. Barone, S. Serafini, G. Barosi.
Low-molecular-weight heparin versus warfarin for secondary prophylaxis of venous thromboembolism: a cost-effectiveness analysis.
Am J Med., 111 (2001), pp. 130-139
[41]
Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos 2017. Disponible en: www.portalfarma.com. Consultado 7 Feb 2017.
[42]
Real Decreto-ley 8/2010 de 20 de mayo, por el que se adoptan medidas extraordinarias para la reducción del déficit público. Boletín Oficial del Estado de 24 de mayo de 2010. Núm. 126. Sec. I, p. 45070-45075. Disponible en: http://www.boe.es/boe/dias/2010/05/24/pdfs/BOE-A-2010-8228.pdf. Consultado 18 Jul 2016.
[43]
Á. Hidalgo-Vega, E. Askari, R. Vidal, et al.
Direct vitamin K antagonist anticoagulant treatment health care costs in patients with non-valvular atrial fibrillation.
BMC Health Serv Res., 14 (2014), pp. 46
[44]
Informe GENESIS de la SEFH, 2012. Anticoagulantes orales (apixaban, dabigatran, rivaroxaban). Prevención de eventos tromboembólicos en pacientes con fibrilación auricular no valvular. Disponible en: http://gruposdetrabajo.sefh.es/genesis/. Consultado 18 Jul 2016.
[45]
Base de datos de costes sanitarios españoles: eSalud [Internet]. Barcelona: Oblikue Consulting, S.L. 2007. Disponible en: http://www.oblikue.com/bddcostes/. Consultado 7 Feb 2017.
[46]
Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Conjunto Mínimo Básico de Datos. Disponible en: http://pestadistico.inteligenciadegestion.msssi.es/publicoSNS/comun/ArbolNodos.aspx. Consultado 15 Ene 2018.
[47]
G. Barón-Esquivias, G. Escolar-Albaladejo, J.L. Zamorano, et al.
Análisis coste-efectividad de apixabán frente a acenocumarol en la prevención del ictus en pacientes con fibrilación auricular no valvular en España.
Rev Esp Cardiol., 68 (2015), pp. 680-690
[48]
NICE technology appraisals. TA355. Edoxaban for preventing stroke and systemic embolism in people with non-valvular atrial fibrillation. Disponible en: https://www.nice.org.uk/guidance/ta355. Consultado 18 Jul 2016.
[49]
L. Vallejo-Torres, B. García-Lorenzo, P. Serrano-Aguilar.
Estimating a cost-effectiveness threshold for the Spanish NHS.
Health Economics., 27 (2018), pp. 746-761
[50]
J.A. Sacristán, J. Oliva, J. Del Llano, L. Prieto, J.L. Pinto.
¿Qué es una tecnología sanitaria eficiente en España?.
Gac Sanit., 16 (2002), pp. 334-343
[51]
N.L. Liberato, M. Marchetti.
Cost-effectiveness of non-vitamin K antagonist oral anticoagulants for stroke prevention in non-valvular atrial fibrillation: a systematic and qualitative review.
Expert Rev Pharmacoecon Outcomes Res., 16 (2016), pp. 221-235
[52]
E. Nguyen, F. Egri, E.S. Mearns, C.M. White, C.I. Coleman.
Cost-effectiveness of high-dose edoxaban compared to adjusted-dose warfarin for stroke prevention in non-valvular atrial fibrillation patients.
Pharmacotherapy., 36 (2016), pp. 488-495
[53]
M. Krejczy, J. Harenberg, M. Wehling, K. Obermann, G.Y.H. Lip.
Cost-effectiveness of anticoagulation in patients with nonvalvular atrial fibrillation with edoxaban compared to warfarin in Germany.
BioMed Res Int., 2015 (2015), pp. 876923
[54]
E. Magnuson, K. Vilain, K. Wang, et al.
Cost-effectiveness of edoxaban vs warfarin in patients with atrial fibrillation based on results of the ENGAGE AF-TIMI 48 trial.
Am Heart J., 170 (2015), pp. 1140-1150
[55]
E. Mearns, Y. Doleh, C.I. Coleman.
Cost effectiveness of high-dose edoxaban compared to adjusted dose warfarin for prevention of stroke and systemic embolism in nonvalvular atrial fibrillation.
Eur Heart J., 35 (2014), pp. 896
[56]
C. Rognoni, M. Marchetti, S. Quaglini, N.L. Liberato.
Edoxaban versus warfarin for stroke prevention in non-valvular atrial fibrillation: a cost-effectiveness analysis.
J Thromb Thrombolysis., 39 (2015), pp. 149-154
[57]
A. Janzic, M. Kos.
Cost effectiveness of novel oral anticoagulants for stroke prevention in atrial fibrillation depending on the quality of warfarin anticoagulation control.
Pharmacoeconomics., 33 (2015), pp. 395-408
[58]
K.A. Vilain, M.C. Yang, E.C. Hui Tan, et al.
Cost-effectiveness of edoxaban vs. warfarin in patients with atrial fibrillation based on results of the ENGAGE AF-TIMI 48 trial: Taiwanese perspective.
Value Health Reg Issues., 12 (2017), pp. 74-83
[59]
J.J. Gómez-Doblas, J. Muñiz, J.J. Alonso-Martín, E. Roig.
Nuevos datos sobre fibrilación auricular, observaciones al estudio OFRECE. Respuesta.
Rev Esp Cardiol., 67 (2014), pp. 499-500
[60]
J.M. Rodríguez-Barrios.
Papel de los modelos en las evaluaciones económicas en el campo sanitario.
Farm Hosp., 28 (2004), pp. 231-242
[61]
E.T. Kato, R.P. Giugliano, C.T. Ruff, et al.
Efficacy and safety of edoxaban in elderly patients with atrial fibrillation in the ENGAGE AF-TIMI 48 trial.
J Am Heart Assoc., 5 (2016), pp. e003432
[62]
J.R. González-Juanatey, J. Álvarez-Sabin, J.M. Lobos, et al.
Análisis coste-efectividad de dabigatrán para la prevención de ictus y embolia sistémica en fibrilación auricular no valvular en España.
Rev Esp Cardiol., 65 (2012), pp. 901-910
[63]
C. Rubio-Terrés, R. Graefenhain, D. Rubio-Rodríguez, T. Evers, S. Grau.
Cost-effectiveness analysis of rivaroxaban versus acenocoumarol in the prevention of stroke in patients with non-valvular atrial fibrillation in Spain.
JHEOR., 4 (2016), pp. 19-34
[64]
M. Giner-Soriano, C. Vedia, A. Roso-Llorach, et al.
Effectiveness, safety and costs of thromboembolic prevention in patients with non-valvular atrial fibrillation: phase I ESC-FA protocol study and baseline characteristics of a cohort from a primary care electronic database.
BMJ Open., 6 (2016), pp. e010144
[65]
A. Tawfik, J.M. Bielecki, M. Krahn, et al.
Systematic review and network meta-analysis of stroke prevention treatments in patients with atrial fibrillation.
Clin Pharmacol., 8 (2016), pp. 93-107
Copyright © 2018. Sociedad Española de Cardiología
Idiomas
Revista Española de Cardiología

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.