Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 68. Núm. 6.
Páginas 545 (Junio 2015)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 68. Núm. 6.
Páginas 545 (Junio 2015)
Carta al Editor
DOI: 10.1016/j.recesp.2015.02.007
Acceso a texto completo
La importancia de la estratificación de riesgo de muerte súbita en la miocardiopatía hipertrófica. Respuesta
Importance of Sudden Cardiac Death Risk Stratification in Hypertrophic Cardiomyopathy. Response
Visitas
...
Axel Sarriasa,
Autor para correspondencia
axelsarrias@gmail.com

Autor para correspondencia:
, Enrique Galveb, Xavier Sabatéc, Roger Villuendasa
a Servicio de Cardiología, Hospital Universitari Germans Trias i Pujol, Badalona, Barcelona, España
b Servicio de Cardiología, Hospital Universitari Vall d’Hebron, Barcelona, España
c Servicio de Cardiología, Hospital Universitari de Bellvitge, L’Hospitalet del Llobregat, Barcelona, España
Contenido relaccionado
Rev Esp Cardiol. 2015;68:54410.1016/j.recesp.2015.01.006
Marina Martínez-Moreno, Vicente Climent, Antonio García-Honrubia, Francisco Marín
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo
Sr. Editor:

Agradecemos los comentarios de Martínez-Moreno et al en relación con nuestro trabajo sobre los resultados del desfibrilador automático implantable (DAI) en miocardiopatía hipertrófica1. Si bien es cierto que se trata de una serie pequeña y con un seguimiento relativamente corto, creemos que es representativa de la población con miocardiopatía hipertrófica en centros no referenciales, lo que explicaría la baja tasa de terapias apropiadas respecto a otras series procedentes de grandes centros de referencia donde se atiende a pacientes más graves. Las observaciones de los autores son oportunas, teniendo en cuenta la reciente publicación de la nueva guía de la Sociedad Europea de Cardiología sobre miocardiopatía hipertrófica2, que recomienda el uso de una nueva herramienta de evaluación de riesgo de muerte súbita, el HCM Risk-SCD3, que lógicamente no se usó en nuestra cohorte para decidir el implante de DAI. Hemos realizado a posteriori este cálculo en los 48 pacientes de prevención primaria de nuestra cohorte, con los siguientes resultados: 12 pacientes (25%) tendrían un riesgo calculado < 4%, por lo que no tendrían indicación de DAI según la nueva guía; 7 (14,6%) tendrían un riesgo entre el 4 y el 6% (indicación de DAI de clase IIb), y 29 (60,4%) tendrían un riesgo > 6% (indicación de clase IIa). Es de interés que los 3 pacientes que recibieron terapias apropiadas tenían riesgos > 6%. De haber aplicado la nueva guía en nuestra cohorte, se habría «ahorrado» el implante de desfibrilador a un 39,6% de los pacientes, que además no han recibido terapias en el seguimiento. Por otra parte, y como ya se apuntó en el artículo original, los pacientes de prevención secundaria tienen un perfil de riesgo paradójicamente más bajo. Aunque el HCM Risk-SCD no está validado en prevención secundaria, para la cual el implante de DAI tiene indicación de clase I, en los pacientes de nuestra cohorte con datos disponibles realizamos dicho cálculo y en todos ellos el riesgo teórico fue < 6%, por lo que no tendrían indicación teórica de DAI antes del episodio de arritmia ventricular. Coincidimos en que el HCM Risk-SCD mejora la discriminación de los pacientes que tienen uno o más factores de riesgo, pero no se soluciona el problema de que buena parte de los pacientes que sufren muerte súbita tienen riesgos teóricos bajos, por lo que no se puede identificarlos con herramientas basadas en los factores de riesgo clásicos. Nos sorprende que en el desarrollo del HCM Risk-SCD no se hayan evaluado parámetros de imagen (como fibrosis en la resonancia magnética4), electrofisiológicos5 o genéticos6, que quizá puedan contribuir en el futuro a una mejor identificación de los pacientes de riesgo.

Bibliografía
[1]
A. Sarrias, E. Galve, X. Sabaté, A. Moya, I. Anguera, E. Nuñez, et al.
Terapia con desfibrilador automático implantable en la miocardiopatía hipertrófica: utilidad en prevención primaria y secundaria.
Rev Esp Cardiol., (2014),
[2]
P.M. Elliott, A. Anastasakis, M.A. Borger, M. Borggrefe, F. Cecchi, P. Charron, et al.
ESC Guidelines on diagnosis and management of hypertrophic cardiomyopathy.
Eur Heart J., 35 (2014), pp. 2733-2779
[3]
C. O’Mahony, F. Jichi, M. Pavlou, L. Monserrat, A. Anastasakis, C. Rapezzi, et al.
A novel clinical risk prediction model for sudden cardiac death in hypertrophic cardiomyopathy (HCM risk-SCD).
Eur Heart J., 35 (2014), pp. 2010-2020
[4]
R.H. Chan, B.J. Maron, I. Olivotto, M.J. Pencina, G.E. Assenza, T. Haas, et al.
Prognostic value of quantitative contrast-enhanced cardiovascular magnetic resonance for the evaluation of sudden death risk in patients with hypertrophic cardiomyopathy.
Circulation., 130 (2014), pp. 484-495
[5]
K.W. Kang, A.H. Janardhan, K.T. Jung, H.S. Lee, M.H. Lee, H.J. Hwang.
Fragmented QRS as a candidate marker for high-risk assessment in hypertrophic cardiomyopathy.
Heart Rhythm., 11 (2014), pp. 1433-1440
[6]
L. Zhang, O. Mmagu, L. Liu, D. Li, Y. Fan, A. Baranchuk, et al.
Hypertrophic cardiomyopathy: Can the noninvasive diagnostic testing identify high risk patients?.
World J Cardiol., 6 (2014), pp. 764-770
Copyright © 2015. Sociedad Española de Cardiología
Idiomas
Revista Española de Cardiología

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?