Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 75. Núm. 2.
Páginas 190-191 (Febrero 2022)
Visitas
No disponible
Vol. 75. Núm. 2.
Páginas 190-191 (Febrero 2022)
Carta al Editor
Acceso a texto completo
La paradoja del consumo de alcohol: cautela ante una evidencia en desarrollo
The alcohol-intake paradox: caution in a field of developing evidence
Visitas
1741
Martín Negreira-Caamañoa, José Abellán-Huertab,
Autor para correspondencia
doctorabellan@gmail.com

Autor para correspondencia:
a Servicio de Cardiología, Hospital General Universitario de Ciudad Real, Ciudad Real, España
b Servicio de Cardiología, Hospital General Universitario Santa Lucía, Cartagena, Murcia, España
Contenido relaccionado
Rev Esp Cardiol. 2021;74:1007-810.1016/j.recesp.2021.06.009
Ramón Estruch, Emilio Sacanella
Ramón Estruch, Emilio Sacanella
Este artículo ha recibido
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo
Sr. Editor:

Hemos leído con enorme interés el editorial de Estruch y Sacanella1, publicado en Revista Española de Cardiología, sobre el trabajo de Bermúdez-López et al.2. En él se menciona que la ingesta de cantidades moderadas de alcohol (5-14,9 g de etanol por día) es una de las medidas más útiles para prolongar la esperanza de vida y reducir la mortalidad cardiovascular.

El análisis de los efectos del consumo de alcohol constituye un tema de gran controversia en las últimas décadas. Presenta innumerables variables asociadas que dificultan su abordaje mediante estudios observacionales (patrón de consumo, duración, tipo y calidad del alcohol, metabolismo individual, etc.).

Multitud de estudios han declarado una asociación entre el consumo de alcohol y diversas enfermedades cardiovasculares, como hipertensión arterial, arritmias, insuficiencia cardiaca, ictus o muerte súbita3. Fuera del ámbito cardiovascular, el consumo moderado de alcohol se ha asociado con el desarrollo de cirrosis hepática4 y cáncer5. Por otra parte, también está implicado en la mortalidad de causa accidental, como son los accidentes de tráfico6. Este efecto es apreciable incluso con consumos discretos.

Con respecto a la mortalidad, estudios observacionales de gran tamaño han declarado asociación entre el consumo de alcohol en cantidades de discretas a moderadas y una reducción en la mortalidad total y la mortalidad cardiovascular7. Estos trabajos establecieron en el colectivo médico la conocida curva en J, que representa gráficamente los beneficios de un consumo moderado de alcohol en relación con la mortalidad. Sin embargo, diversos autores han criticado el diseño clásicamente empleado en estos trabajos8. La exclusión de patrones de consumo, la gran variabilidad temporal de estos, las diferencias en la cuantificación del consumo entre países y grupos de investigación o la omisión de ciertos factores de confusión predecibles son algunas de las objeciones que se han achacado a estos trabajos.

Actualmente se dispone de un creciente cuerpo de evidencia que establece una relación clara entre el consumo de cantidades de etanol moderadas o discretas con la mortalidad total y por cáncer8,9. Con una muestra de 24.029 adultos de más de 50 años, Goulden et al.10 encontraron que el consumo de alcohol se correlacionó de manera directa con un mayor riesgo de muerte, sin curva en J. Por otro lado, Knott et al.11 relataron que el efecto «protector» del alcohol contra la mortalidad se atenuó al ajustar por potenciales factores de confusión. Además, los datos del Global Burden of Disease Study han posicionado el consumo de alcohol como el más importante factor de riesgo de muerte en la población de entre 15 y 49 años3.

Por lo tanto, consideramos que existe suficiente evidencia que apoya la hipótesis de que incluso un consumo de alcohol moderado puede disminuir la esperanza de vida. A juicio de los autores de esta carta, y a falta de estudios in vivo que mejoren la evidencia disponible (los cuales difícilmente podrán llevarse a cabo), una postura más cauta sería la más adecuada, a fin de reflejar con el máximo rigor la evidencia disponible.

FINANCIACIÓN

Los autores declaran que no han recibido financiación externa para el presente trabajo.

CONTRIBUCIÓN DE LOS AUTORES

Tanto J. Abellán-Huerta como M. Negreira-Caamaño han contribuido de igual modo en el diseño de esta carta al editor, así como en la búsqueda bibliográfica, la redacción del escrito y su posterior revisión crítica.

CONFLICTO DE INTERESES

Los autores del presente estudio declaran la ausencia de conflictos de intereses relacionados con el presente trabajo de investigación.

Bibliografía
[1]
R. Estruch, E. Sacanella.
Is a picture worth a thousand words in cardiovascular risk assessment?.
Rev Esp Cardiol., 74 (2021), pp. 1006-1007
[2]
M. Bermúdez-López, M. Martínez-Alonso, E. Castro-Boque, et al.
Subclinical atheromatosis localization and burden in a low-to-moderate cardiovascular risk population: the ILERVAS study.
Rev Esp Cardiol., 74 (2021), pp. 1042-1053
[3]
GBD 2016 Alcohol Collaborators. Alcohol use and burden for 195 countries and territories, 1990-2016: a systematic analysis for the Global Burden of Disease Study 2016. Lancet. 2018;392:1015-1035.
[4]
R.F. Simpson, C. Hermon, B. Liu, et al.
Alcohol drinking patterns and liver cirrhosis risk: analysis of the prospective UK Million Women Study.
Lancet., 4 (2019), pp. e41-e48
[5]
H. Rumgay, K. Shield, H. Charvat, et al.
Global burden of cancer in 2020 attributable to alcohol consumption: a population-based study.
Lancet Oncol., 22 (2021), pp. 1071-1080
[6]
B. Taylor, J. Rehm.
The relationship between alcohol consumption and fatal motor vehicle injury: high risk at low alcohol levels.
Alcohol Clin Exp Res., 36 (2012), pp. 1827-1834
[7]
K.J. Mukamal, C.M. Chen, S.R. Rao, R.A. Breslow.
Alcohol consumption and cardiovascular mortality among U.S. adults, 1987-2002.
J Am Coll Cardiol., 55 (2010), pp. 1328-1335
[8]
A.M. Wood, S. Kaptoge, A.S. Butterworth, et al.
Risk thresholds for alcohol consumption: combined analysis of individual-participant data for 599 912 current drinkers in 83 prospective studies.
Lancet., 391 (2018), pp. 1513-1523
[9]
B. Xi, S. Veeranki, M. Zhao, C. Ma, Y. Yan, J. Mi.
Relationship of alcohol consumption to all-cause, cardiovascular, and cancer-related mortality in U.S. adults.
J Am Coll Cardiol., 70 (2017), pp. 913-922
[10]
R. Goulden.
Moderate alcohol consumption is not associated with reduced all-cause mortality.
Am J Med., 129 (2016), pp. 180-186
[11]
C.S. Knott, N. Coombs, E. Stamatakis, J.P. Biddulph.
All cause mortality and the case for age specific alcohol consumption guidelines: pooled analyses of up to 10 population based cohorts.
Copyright © 2021. Sociedad Española de Cardiología
Idiomas
Revista Española de Cardiología

Suscríbase a la newsletter

Ver histórico de newsletters
Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?