Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 67. Núm. 11.
Páginas 964 (Noviembre 2014)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 67. Núm. 11.
Páginas 964 (Noviembre 2014)
Carta al Editor
DOI: 10.1016/j.recesp.2014.07.007
Acceso a texto completo
Pericarditis recurrente: ¿la anakinra puede aportar un tratamiento prometedor para adultos con síntomas refractarios? Respuesta
Recurrent Pericarditis: Can Anakinra Offer a Promising Therapy in Adults With Refractory Symptoms? Response
Visitas
...
Massimo Imazio
Cardiology Department, Maria Vittoria Hospital, Turín, Italia
Contenido relaccionado
Rev Esp Cardiol. 2014;67:96310.1016/j.recesp.2014.05.019
Lovely Chhabra, Nauman Khalid, David H. Spodick
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo
Sra. Editora:

He leído con interés la correspondencia de Chhabra et al sobre la cuestión de la pericarditis recurrente refractaria1. Un subgrupo pequeño pero significativo de pacientes (un 5% o menos, en mi experiencia) pueden presentar varias recurrencias a pesar de la polifarmacia y pueden pasar a ser corticodependientes, puesto que todo intento de reducir gradualmente o suspender los corticoides conduce a una recurrencia.

Las alternativas terapéuticas podrían ser los fármacos inmunosupresores, en especial azatioprina, o las inmunoglobulinas humanas intravenosas (IgIVh). Estos fármacos se emplean en dos grandes grupos de enfermedades: inmunodeficiencia y autoinmunidad. Existen publicaciones de presentación de casos y de series pequeñas de pacientes con pericarditis recurrente idiopática que respaldan el uso de IgIVh en dosis de 400 a 500 mg/kg por vía intravenosa durante 5 días y una posible repetición del ciclo terapéutico en caso de recurrencia de la enfermedad.

Anakinra, un antagonista del receptor de la interleucina 1β humano, es un nuevo fármaco biológico prometedor para el tratamiento de las enfermedades autoinflamatorias, como las criopirinopatías, el síndrome periódico asociado al receptor del factor de necrosis tumoral y la hiperinmunoglobulinemia D con síndrome de fiebre periódica, en especial en el contexto pediátrico. El principal problema es que este fármaco requiere una administración subcutánea prolongada y no se conoce la duración exacta del tratamiento. Además, la retirada del tratamiento con estos fármacos con frecuencia se sigue de una recaída.

Los fármacos biológicos se consideran una posible nueva frontera terapéutica en el tratamiento de la pericarditis recurrente idiopática pero, como acertadamente se señala, su utilidad deberá demostrarse en nuevos estudios aleatorizados. Como último recurso, se ha propuesto la pericardiectomía, cuyos principales defensores son expertos estadounidenses de la Clínica Mayo, pero esta intervención es controvertida y no todos los expertos en pericardio la recomiendan. Además, tal como se señala, algunos pacientes pueden sufrir de todos modos dolor torácico y síntomas después de la operación. Por último, la pericardiectomía es una intervención prolongada y requiere la participación de un equipo de cirugía cardiaca experimentado.

Bibliografía
[1]
M. Imazio.
Treatment of Recurrent Pericarditis.
Rev Esp Cardiol, 67 (2014), pp. 345-348
Copyright © 2014. Sociedad Española de Cardiología
Idiomas
Revista Española de Cardiología

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?