Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 65. Núm. 2.
Páginas 187-188 (Febrero 2012)
DOI: 10.1016/j.recesp.2011.04.009
Acceso a texto completo
Quiste hidatídico cardiaco: un enfoque multimodal
Cardiac Cyst Hydatid: a Multimodality Approach
Visitas
...
Mehmet Ozkana, Mehmet Ali Astarcioglua,
Autor para correspondencia
maliastarcioglu@hotmail.com

Autor para correspondencia: maliastarcioglu@hotmail.com
, Altug Tuncerb, Ozan Gursoya, Ahmet Cagri Aykana
a Department of Cardiology, Kosuyolu Kartal Heart Training and Research Hospital, Estambul, Turquía
b Department of Cardiovascular Surgery, Kosuyolu Kartal Heart Training and Research Hospital, Estambul, Turquía
Este artículo ha recibido
...
Visitas
(Actualización diaria de datos)
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Texto completo

Sra. Editora:

Mujer de 29 años de edad evaluada por clínica de disnea y fatiga de 2 meses de evolución. Sus antecedentes incluían una operación por un quiste hidatídico hepático 1 año antes. La radiografía de tórax mostró la silueta de una masa paracardíaca bien definida, situada cerca del ventrículo izquierdo (Figura 1A, flecha). La ecocardiografía mostró una lesión quística no calcificada, con tabicaciones internas en la zona de unión del segmento anterolateral del ventrículo izquierdo, que se extendía hasta el vértice cardiaco, sin deterioro hemodinámico significativo (Figura 1B, flecha). La resonancia magnética (RM) torácica con contraste confirmó la presencia de un quiste de paredes finas y bien definido, con contenido hipointenso para T1 y compartimentado por tabiques hiperintensos. La masa medía 10×10 cm y tenía una fijación amplia al pericardio, pero no causaba derrame (Figura 1C, flecha). Se abordó el quiste a través de una ventriculostomía izquierda y se inyectó en él solución salina hipertónica. Posteriormente se extrajeron los quistes hijos y se extirpó por completo la pared del quiste intrapericárdicamente (Figura 1D). En el postoperatorio, los síntomas se resolvieron y la paciente recibió 6 meses de tratamiento con 400 mg de albendazol oral dos veces al día. La ecocardiografía de seguimiento confirmó la ausencia de contenido quístico en el corazón.

Figura 1. A: se aprecia una deformidad evidente de la silueta cardiaca cerca del ventrículo izquierdo (flecha). B: la ecocardiografía mostró una lesión quística en la unión del segmento anterolateral del ventrículo izquierdo que se extendía hasta el vértice cardiaco (flechas). C: resonancia magnética cardiaca; una imagen del quiste mostraba una adherencia amplia al pericardio (flecha). D: resección quirúrgica del quiste.

La incidencia de afección cardiaca en los pacientes con hidatidosis es de un 0,5-2%, y la implantación en el pericardio es muy infrecuente. Las manifestaciones clínicas dependen del tamaño, la localización y la integridad del quiste, y en algunos casos no hay síntomas1. El diagnóstico puede resultar difícil. Debe sospecharse en la radiografía de tórax, en la que pueden detectarse con facilidad deformidades de la silueta cardiaca, como ocurría en nuestro caso2. La ecocardiografía es la técnica de elección para el diagnóstico de los quistes hidatídicos cardiacos, debido a su amplia disponibilidad, su alta sensibilidad, su gran resolución y su capacidad de analizar al mismo tiempo las consecuencias hemodinámicas. El carácter quístico multiloculado de la lesión y la presencia de quistes hijos se aprecian claramente en la ecocardiografía. La tomografía computarizada multidetector y la RM pueden facilitar la localización exacta de la lesión, la detección de lesiones múltiples, el estudio de las lesiones pulmonares simultáneas y la detección de afección multiorgánica, así como el diagnóstico diferencial y el seguimiento.

Una vez realizado el diagnóstico de un quiste hidatídico en el corazón, la cirugía inmediata es el tratamiento de elección, dado el posible riesgo de rotura y anafilaxis. Los quistes pueden romperse también a la cavidad pericárdica y causar un derrame pericárdico o un taponamiento y la formación de quistes hijos3. En nuestro caso, la paciente fue operada y recibió tratamiento médico con un fármaco antiparasitario.

Autor para correspondencia: maliastarcioglu@hotmail.com

Bibliografía
[1]
Bayezid O, Ocal A, Isik O, Okay T, Yakut C..
A case of cardiac hydatid cyst localized on the interventricular septum and causing pulmonary emboli..
J Cardiovasc Surg (Torino). , 32 (1991), pp. 324-326
[2]
Elorriaga A, Rubio A, Bóveda J..
Quiste hidatídico pericárdico aislado como hallazgo casual..
Rev Esp Cardiol. , 64 (2011), pp. 430-431
[3]
Lainez B, Ruiz V, Berjón J, Lezaun R..
Pericarditis purulenta complicada con taponamiento cardiaco secundario a quiste hidatídico hepático abscesificado..
Rev Esp Cardiol. , 62 (2009), pp. 948-949
Idiomas
Revista Española de Cardiología

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.