Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 58. Núm. 4.
Páginas 457 (Abril 2005)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 58. Núm. 4.
Páginas 457 (Abril 2005)
DOI: 10.1157/13073905
Acceso a texto completo
Terapia de vacío en la mediastinitis postrasplante cardíaco
Vacuum-Assisted Therapy for Mediastinitis After Heart Transplantation
Visitas
...
Evaristo Castedoa, Emilio Monguióa, Juan Ugartea, Eugenio Lalindeb
a Departamento de Cirugía Cardiovascular. Clínica Puerta de Hierro. Madrid. España.
b Cirugía Plástica. Clínica Puerta de Hierro. Madrid. España.
Información del artículo
Texto completo
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Texto completo

Sr. Editor:

En nuestra serie de trasplante cardíaco, la mediastinitis postoperatoria es poco frecuente (1,4%), pero tiene una mortalidad altísima (42%). Su tratamiento es complejo, obliga a una suspensión temporal de la inmunodepresión y suele requerir la reintubación del paciente debido a la inestabilidad esternal.

La terapia de vacío (VAC, vacuum assisted closure) fue introducida en 1997 en cirugía plástica con resultados espectaculares. Nosotros la hemos empleado con éxito tras el desbridamiento quirúrgico de una mediastinitis postrasplante en un varón de 52 años (fig. 1A). El sistema (VAC®, KCI Clinic Spain, S.L.) consiste en una esponja de poliuretano introducida en el defecto esternal y recubierta por un adhesivo plástico (fig. 1B), que se conecta herméticamente a un sistema de aspiración continua (fig. 1C). La esponja ha de cambiarse cada 48 h. La presión negativa ejercida debe estar entre 125 y 200 mmHg. Una presión inferior resulta ineficaz y una superior suele provocar un taponamiento cardíaco. Las ventajas de esta técnica, que la hacen de elección en un trasplantado son: inducción de granulación y angiogénesis a gran velocidad, rápido control de la infección (fig. 1D), lo que posibilita una reintroducción precoz de los inmunodepresores, y aporte de gran estabilidad esternal, lo que facilita la extubación (fig. 1B) y movilización del paciente durante el tratamiento. En nuestro caso, el VAC se utilizó como puente a una plastia de músculo pectoral mayor izquierdo invertido, que se realizó a los 5 días de haber iniciado la terapia y condujo a una curación definitiva (fig. 1E).

Fig. 1. A: fase de mediastinitis aguda. B: implantación del VAC. C: sistema de aspiración continua. D: fase de granulación, 5 días después de la implantación del VAC. E: curación definitiva, 40 días después del inicio del proceso.

Idiomas
Revista Española de Cardiología

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?