Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 65. Núm. 10.
Páginas 965-967 (Octubre 2012)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 65. Núm. 10.
Páginas 965-967 (Octubre 2012)
DOI: 10.1016/j.recesp.2012.02.012
Acceso a texto completo
Tratamiento percutáneo del síndrome de vena cava superior tras implantación de electrodos y/o cirugía de cardiopatías congénitas
Percutaneous Treatment of Superior Vena Cava Syndrome After Pacemakers Electrodes Implantation and/or Surgical Correction of Congenital Heart Disease
Visitas
...
Koldobika Garcia-San Romana,
Autor para correspondencia
koldobika.garciasanroman@osakidetza.net

Autor para correspondencia: koldobika.garciasanroman@osakidetza.net
, Juan Alcibar-Villaa, Roberto Blanco-Mataa, Natividad Peña-Lópeza, Josune Arriola-Meabea, Iñigo Sainz-Godoyb
a Sección de Hemodinámica, Servicio de Cardiología, Hospital Universitario de Cruces, Baracaldo, Vizcaya, España
b Unidad de Arritmias, Servicio de Cardiología, Hospital Universitario de Cruces, Baracaldo, Vizcaya, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Texto completo

Sra. Editora:

El síndrome de la vena cava superior (VCS) es una afección que comprende los síntomas derivados de la disminución u obstrucción del flujo sanguíneo a través de la VCS.

En función de la gravedad de los síntomas y la etiología, el tratamiento puede comprender cirugía, en ocasiones con construcción de un puente venovenoso. Como alternativa a la cirugía convencional, se ha desarrollado la angioplastia simple o con stent.

Desde enero de 1993 hasta diciembre de 2011, en nuestro centro 5 pacientes presentaron este síndrome y todos ellos fueron tratados percutáneamente sin complicaciones: 1 con angioplastia simple1, 1 con stent convencional y 3 con stent recubierto de politetrafluoroetileno. En la Tabla se resumen sus principales características y el tratamiento realizado.

Características clínicas basales y datos angiográficos de los pacientes

 Paciente 1Paciente 2Paciente 3Paciente 4Paciente 5
SexoVarónVarónVarónVarónMujer
Edad1247687410
ClínicaCongestión yugular y circulación torácica superficial severaBAV; edema en esclavina y circulación venosa colateralBAV; congestión facial y circulación venosa colateralBrugada; imposibilidad de implantación de nuevo electrodoEdema en esclavina y circulación venosa colateral
ObstrucciónSubtotalTotal larga (3 cm)Total corta (2 cm)SubtotalSubtotal
Gradiente VCS/AD1771137
EtiologíaDVPPADVPPA; electrodo de MPElectrodo de MPElectrodo de DAIDVPPA
Tiempo desde intervención hasta tratamiento percutáneo6 mesesDesde cirugía 6 años y desde MP 4 meses9 años y 1 mes6 años y 10 meses8 años
Tipo de cirugía/MPApertura de tabique interauricular y tunelización con parcheAmpliación de VCS con parche y drenaje de venas anómalas a través de una CIA; MP DDDMP VDDDAIAmpliación de VCS con parche y apertura de tabique interauricular y tunelización con parche
BalónMatch® 7 × 40Balt® 20 × 50BiB® 18 × 50/9 × 40Maxi® LD 14 × 30Optapro® 12 × 30
StentNoCovered Stent™ Numed 8Z 45 mmCovered Stent™ Numed 8Z 35 mmCovered Stent™ Numed 8Z 45 mmPalmaz® XD 29
Balón de posdilataciónMonofoil 15 × 40Mullins 18 × 30NoMullins 16 × 30 y 18 × 30No

AD: aurícula derecha; BAV: bloqueo auriculoventricular; CIA: comunicación interauricular; DAI: desfibrilador automático implantable; DVPPA: drenaje venoso pulmonar parcial anómalo; MP: marcapasos; VCS: vena cava superior.

En cuanto a la técnica empleada, en los casos con paso anterógrado se procedió vía yugular con catéteres multipropósito de 5 o 6 Fr (Cordis), por el cual se introdujo una guía recta de 0,035” de 260 cm (Boston), que a su vez se capturó en aurícula derecha (AD) mediante catéter lazo Goose Neck® (ev3) de 15 mm, y se estableció un circuito venovenoso para luego proseguir por vía femoral.

En los 2 casos con obstrucción completa, por vía femoral posicionamos un catéter lazo Goose Neck® de 15 mm en la base de AD y, a través del catéter multipropósito, avanzamos una guía coronaria PT Graphix® de 0,014” (Boston) invertida. La guía se progresa, con control angiográfico en dos proyecciones, paralela al electrodo del marcapasos. Una vez atravesada la obstrucción, fijamos el extremo rígido de la guía con el lazo y lo descendemos a AD (Figura). Seguidamente se dilata con balones coronarios Maverick® (Boston) de 2, 3 y 4 mm (Figura) para después avanzar el multipropósito por el túnel creado y sustituir la guía coronaria por una guía de 0,035” que se extrae por vena femoral estableciendo el «raíl yugulofemoral» (Figura).

Figura. Imágenes angiográficas del procedimiento de desobstrucción de vena cava superior del paciente. VCI: vena cava inferior.

En el caso de la angioplastia simple, utilizamos balones de 7 y 15 mm Balt™ introducidos vía femoral. En los procedimientos con stent, accedimos también por vía femoral y en todos ellos predilatamos con balones de 8 a 15 mm (Figura) para introducir la vaina de Mullins (Cook) de 9 a 14 Fr hasta la VCS (Figura). Se utilizaron tres stents recubiertos de politetrafluoroetileno de 45 mm y 8 Zig® (Numed) y un stent Palmaz® XD 29 (Cordis), que se montaron en diferentes balones propios con relación balón/VCS = 1 (Figura; Tabla). En dos casos, el stent infraexpandido se redilató a alta presión (9 atm) con balón de Mullins (Figura).

En todos los casos se desobstruyó completamente, y a las 24 h se dio el alta hospitalaria a todos los pacientes, con tratamiento antiagregante en los casos 1, 2, 4 y 5 y anticoagulante en el caso 3.

Todos los pacientes han permanecido asintomáticos desde el procedimiento, con un seguimiento medio de 46,6 (9-120) meses; al año se confirmó la permeabilidad del stent recubierto mediante resonancia magnética en el caso 1 y tomografía computarizada torácica en los casos 2 y 3. Los marcapasos de los pacientes 2 y 3 se comprobaron en la unidad de arritmias, que confirmó su buen funcionamiento.

La experiencia existente en el tratamiento de la obstrucción de VCS es escasa, con resultado hemodinámico inicial del 100% en los pacientes tratados con stent y del 78% en los tratados con angioplastia con balón, sin diferencias a largo plazo entre ambas opciones percutáneas2.

En los pacientes que además son portadores de un electrodo de estimulación cardiaca, se plantean tres estrategias: angioplastia simple con balón, con el riesgo de reestenosis por recoil; otra opción es la retirada inicial del cable seguida de la desobstrucción mediante implantación de stent recubierto o no y colocación de un nuevo marcapasos3, 4. De este modo disminuimos el riesgo de reestenosis y de daño del electrodo, pero obliga a implantar un nuevo marcapasos.

Una última medida consiste en implantar un stent sin retirar el cable, que queda atrapado entre la pared venosa y el stent5. Con esta estrategia existe el riesgo de disfunción inmediata del marcapasos debido a la plataforma metálica, aunque ya hay experiencia al respecto que muestra la normofunción de los marcapasos inmediatamente después del procedimiento. Sin embargo, aún se desconocen los posibles efectos a largo plazo producidos porque el electrodo interfiere reiteradamente contra el extremo del stent, ya que el propio movimiento cardiaco podría generar un punto de fatiga porque el cable queda fijado por el stent, además de la dificultad para la extracción en caso de infección/trombosis del cable6. Esta última estrategia puede ser de interés en pacientes en los que la retirada del electrodo sea imposible o muy dificultosa y/o en pacientes muy ancianos o con expectativa de vida corta.

Nuestro grupo propone el empleo de stents recubiertos con el fin de evitar el posible deterioro agudo y crónico del electrodo, dado que el propio recubrimiento podría amortiguar la compresión del cable hasta que se generase la neoendotelización.

Autor para correspondencia: koldobika.garciasanroman@osakidetza.net

Bibliografía
[1]
Alcibar J, Oñate A, Cabrera A, Pastor E, Galdeano J, Inguanzo R, et-al..
Angioplastia de la obstrucción postquirúrgica de la vena cava superior..
Rev Esp Cardiol. , 47 (1994), pp. 195-197
[2]
Sánchez A, Gutiérrez F, Aroca A, Oliver JM..
Tratamiento percutáneo de la obstrucción de vena cava superior tras cirugía de comunicación interauricular tipo seno venoso con drenaje venoso pulmonar anómalo parcial..
Rev Esp Cardiol. , 63 (2010), pp. 748-750
[3]
Chan AW, Bhatt DL, Wilkoff BL, Roffi M, Mukherjee D, Gray BH, et-al..
Percutaneous treatment for pacemaker-associated superior vena cava syndrome..
Pacing Clin Electrophysiol. , 25 (2002), pp. 1628-1633
[4]
Bolad I, Karanam S, Mathew D, John R, Piemonte T, Martin D..
Percutaneous treatment of superior vena cava obstruction following transvenous device implantation..
Catheter Cardiovasc Interven. , 65 (2005), pp. 54-59
[5]
Teo N, Sabharwal T, Rowland E, Curry P, Adam A..
Treatment of superior vena cava obstruction secondary to pacemaker wires with balloon venoplasty and insertion of metallic stents..
Eur Heart J. , 23 (2002), pp. 1465-1470
[6]
Slonim SM, Semba CP, Sze DY, Dake MD..
Placement of SVC stents over pacemaker wires for the treatment of SVC syndrome..
J Vasc Interv Radiol. , 11 (2000), pp. 215-219
Idiomas
Revista Española de Cardiología

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?