Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 69. Núm. 4.
Páginas 453-454 (Abril 2016)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 69. Núm. 4.
Páginas 453-454 (Abril 2016)
Carta científica
DOI: 10.1016/j.recesp.2016.01.010
Acceso a texto completo
La puntuación SAMe-TT2R2 no predice el tiempo en rango terapéutico tras un ingreso por insuficiencia cardiaca aguda en pacientes con fibrilación auricular
SAMe-TT2R2 Score Does Not Predict Time in Therapeutic Range in Atrial Fibrillation Patients After Hospitalization for Acute Decompensated Heart Failure
Visitas
...
José M. Andreu-Cayuelasa, Carmen M. Pucheb, César Caro-Martínezc, Pedro J. Flores-Blancoa, Mariano Valdésa, Sergio Manzano-Fernándeza,d,
Autor para correspondencia
sergiomanzanofernandez@gmail.com

Autor para correspondencia:
a Servicio de Cardiología, Hospital Clínico Universitario Virgen de la Arrixaca, Arrixaca-IMIB, Murcia, España
b Laboratorio de Análisis Clínicos, Hospital Clínico Universitario Virgen de la Arrixaca, Murcia, España
c Servicio de Cardiología, Hospital Vega Baja, Orihuela, Alicante, España
d Departamento de Medicina Interna, Facultad de Medicina, Universidad de Murcia, Murcia, España
Contenido relaccionado
Rev Esp Cardiol. 2016;69:79810.1016/j.recesp.2016.04.010
Carlos Escobar, Vivencio Barrios, José María Lobos, Luis Prieto
Este artículo ha recibido
...
Visitas
(Actualización diaria de datos)
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Tablas (1)
Tabla. Distribución de distintas variables según la calidad de la anticoagulación durante el seguimiento
Texto completo
Sr. Editor:

Se ha propuesto el empleo de la puntuación SAMe-TT2R2 para predecir la calidad de la anticoagulación en pacientes con fibrilación auricular no valvular1, en quienes esta puntuación ha mostrado su utilidad en diferentes cohortes2. Sin embargo, su utilidad en pacientes con insuficiencia cardiaca (IC) recientemente descompensada no ha sido evaluada.

Debido a la frecuente coexistencia de fibrilación auricular e IC, y a que esta última se asocia con un mal control de la anticoagulación1, consideramos que la validación de la puntuación SAMe-TT2R2 en pacientes con IC puede resultar de utilidad clínica. En este sentido, con el objetivo de ampliar la validez de dicha escala, evaluamos su capacidad predictiva y discriminativa en una cohorte de pacientes con fibrilación auricular no valvular en tratamiento anticoagulante con antagonistas de la vitamina K e IC recientemente descompensada.

El estudio se llevó a cabo de acuerdo con los principios de la Declaración de Helsinki. Se realizó un análisis retrospectivo de un registro prospectivo realizado en el servicio de cardiología de un hospital terciario durante el periodo de enero de 2008 a septiembre de 2011. Se incluyeron todos los pacientes con fibrilación auricular no valvular que recibieron tratamiento anticoagulante con antagonistas de la vitamina K tras ser dados de alta por un episodio de IC aguda descompensada. Se excluyeron los que presentaban alguna contraindicación para los nuevos anticoagulantes y aquellos con menos de 2 determinaciones disponibles de INR (International Normalized Ratio) durante los 6 meses siguientes al alta hospitalaria (n=19). En el momento de la inclusión se calculó la puntuación SAMe-TT2R2 en todos los pacientes. El tiempo en rango terapéutico (TRT) se estimó con el método de Rosendaal y se definió como mal control de la anticoagulación un TRT<65%. Para evaluar la asociación entre la puntuación SAMe-TT2R2 y el control de INR se realizó un análisis de regresión logística binaria. La capacidad de discriminación se analizó mediante el cálculo del valor del área bajo la curva ROC (Receiver Operating Characteristic). La calibración del modelo se evaluó con la prueba de bondad de ajuste de Hosmer-Lemeshow.

Se incluyeron 108 pacientes. La mediana de determinaciones de INR fue de 8 (rango intercuartílico [RIC]: 6,25-10; rango: 3-16). La mediana de la puntuación SAMe-TT2R2 fue de 2 (RIC: 1-2). El 70% (n=76) de los pacientes presentó una puntuación SAMe-TT2R2 ≥ 2. El TRT estimado durante el seguimiento fue de 48±24%. El 73% (n=79) de los pacientes presentó un TRT<65%. Tal como muestra la tabla, entre los componentes de la puntuación no se identificó ningún factor asociado de manera significativa con un mal control de INR en esta población.

Tabla.

Distribución de distintas variables según la calidad de la anticoagulación durante el seguimiento

    TRT 
Variables  Población total
(n=108) 
<65%
(n=79) 
≥ 65%
(n=29) 
Sexo (mujeres)  56 (52)  41 (52)  15 (52)  0,987 
Edad<60 años  9 (8)  8 (10)  1 (3)  0,439 
Comorbilidada  103 (95)  75 (95)  28 (97)  0,723 
Hipertensión arterial  92 (85)  68 (86)  24 (83)  0,667 
Diabetes mellitus  38 (35)  27 (34)  11 (38)  0,717 
Cardiopatía isquémica  36 (33)  25 (32)  11 (38)  0,539 
Arteriopatía periférica  9 (8)  5 (6)  4 (14)  0,246 
Insuficiencia cardiaca sintomática  108 (100)  79 (100)  29 (100)  1,000 
Función sistólica del ventrículo izquierdo ≤ 45%  46 (43)  31 (39)  15 (52)  0,245 
Insuficiencia cardiaca derecha  9 (8)  7 (9)  2 (7)  0,856 
Ictus o accidente isquémico transitorio previo  20 (19)  14 (18)  6 (21)  0.725 
Enfermedad pulmonar obstructiva crónica  21 (19)  15 (19)  6 (21)  0,843 
Enfermedad hepática o renalb  11 (10)  10 (13)  1 (3)  0,282 
Fármacos con interacciónc  25 (23)  19 (24)  6 (21)  0,756 
Tabaquismo activo  13 (12)  10 (13)  3 (10)  1,000 
Raza blanca  108 (100)  79 (100)  29 (100)  1,000 
Puntuación SAMe-TT2R2  2,0 ± 0,9  2,1 ± 1,0  1,9 ± 0,8  0,415 

TRT: tiempo en rango terapéutico.

Los datos expresan n (%) o media ± desviación estándar.

a

Antecedentes de 2 o más entre los siguientes: hipertensión arterial, diabetes mellitus, cardiopatía isquémica, arteriopatía periférica, insuficiencia cardiaca, ictus o accidente isquémico transitorio, enfermedad pulmonar y enfermedad hepática o renal.

b

Enfermedad renal definida como creatinina>2,6mg/dl, trasplante renal o hemodiálisis. Enfermedad hepática definida como cirrosis, bilirrubina elevada más del doble o transaminasas elevadas más del triple del límite superior de la normalidad.

c

Tratamiento farmacológico para el control del ritmo.

La puntuación SAMe-TT2R2 fue similar en los pacientes con TRT ≥ 65% y con TRT<65% (1,9±0,8 frente a 2,1±1,0; p=0,415). El porcentaje de pacientes con puntuaciones SAMe-TT2R2 ≥ 2 no difirió entre los que mostraban TRT ≥ 65% y<65% (69 frente a 75%; p=0,504; figura). La calibración de la puntuación fue buena (Hosmer-Lemeshow p=0,75), si bien el análisis de discriminación indicó un área bajo la curva ROC de 0,54 y un intervalo de confianza del 95% de 0,42-0,66, sin poder establecer un punto de corte para predecir el control de INR.

Figura.

Porcentaje de pacientes con tiempo en rango terapéutico<65% según la puntuación SAMe-TT2R2. IC95%: intervalo de confianza del 95%; OR: odds ratio.

(0,06MB).

En nuestra cohorte de pacientes con fibrilación auricular no valvular e IC recientemente descompensada, el control de INR fue malo y la puntuación SAMe-TT2R2 no resultó útil para identificar los pacientes con buena o mala anticoagulación con antagonistas de la vitamina K. Estos resultados contrastan con los de un estudio en el cual la IC previa no se asoció de manera significativa a un peor control de INR en pacientes con fibrilación auricular no valvular (TRT<65%: 47,4% en IC frente a 52,6% en el resto; p=0,189)3. Sin embargo, de acuerdo con los autores de este trabajo, creemos que no debe ser el antecedente de IC lo que determine el mal control de la anticoagulación, sino la gravedad de la IC. En nuestro estudio, todos los pacientes tenían IC recientemente descompensada, lo que les confiere un riesgo elevado. Según nuestros resultados, consideramos que este tipo de pacientes deberían ser controlados más estrechamente, o que podrían ser tratados con anticoagulantes orales directos dado el mal control de la anticoagulación con los antagonistas de la vitamina K en la mayoría de ellos. De hecho, en los grandes ensayos aleatorizados de fase III realizados con los anticoagulantes directos comercializados en la actualidad, los pacientes con IC estuvieron ampliamente representados (entre el 32,0 y el 62,5%), y en los análisis de subgrupos no se halló una heterogeneidad estadísticamente significativa de la eficacia ni de la seguridad del tratamiento en esos pacientes4–6. Nuestros resultados ponen de manifiesto la necesidad de estudios de validación adicionales de la puntuación SAMe-TT2R2 en este tipo de pacientes. Entre las principales limitaciones del estudio se incluyen el escaso tamaño muestral y su carácter retrospectivo. El perfil clínico de nuestros pacientes (al igual que en otras series de IC aguda), con valores de SAMe-TT2R2>2 en el 70% de ellos, puede explicar la baja capacidad discriminatoria en este contexto. Finalmente, sería de utilidad clínica el desarrollo de nuevas puntuaciones que permitieran identificar a los pacientes que van a tener un mal control de la anticoagulación con antagonistas de la vitamina K en este escenario.

Bibliografía
[1]
S. Apostolakis, R.M. Sullivan, B. Olshansky, G.Y. Lip.
Factors affecting quality of anticoagulation control among patients with atrial fibrillation on warfarin: the SAMe-TT2R2 score.
Chest., 144 (2013), pp. 1555-1563
[2]
M.A. Esteve-Pastor, V. Roldán, M. Valdés, G.Y. Lip, F. Marín.
The SAMe-TT2R2 score and decision making between a vitamin k antagonist or a non-vitamin K antagonist oral anticoagulant in patients with atrial fibrillation.
Expert Rev Cardiovasc Ther., (2015), pp. 1-11
[Epub ahead of print]
[3]
M. Anguita Sánchez, V. Bertomeu Martínez, A. Cequier Fillat.
Insuficiencia cardiaca, fibrilación auricular no valvular y control de la anticoagulación con antagonistas de la vitamina K.
Rev Esp Cardiol., 69 (2016), pp. 75-76
[4]
S.J. Connolly, M.D. Ezekowitz, S. Yusuf, J. Eikelboom, J. Oldgren, A. Parekh, et al.
Dabigatran versus warfarin in patients with atrial fibrillation.
N Engl J Med., 361 (2009), pp. 1139-1151
[5]
M.R. Patel, K.W. Mahaffey, J. Garg, G. Pan, D.E. Singer, W. Hacke, et al.
Rivaroxaban versus warfarin in nonvalvular atrial fibrillation.
N Engl J Med., 365 (2011), pp. 883-891
[6]
C.B. Granger, J.H. Alexander, J.J.V. McMurray, R.D. Lopes, E.M. Hylek, M. Hanna, et al.
Apixaban versus warfarin in patients with atrial fibrillation.
N Engl J Med., 365 (2011), pp. 981-992
Copyright © 2016. Sociedad Española de Cardiología
Idiomas
Revista Española de Cardiología

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.