Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 67. Núm. 11.
Páginas 965-966 (Noviembre 2014)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 67. Núm. 11.
Páginas 965-966 (Noviembre 2014)
Carta al Editor
DOI: 10.1016/j.recesp.2014.06.022
Acceso a texto completo
¿Los trastornos por cocaína asociados al infarto agudo de miocardio son lo mismo que el infarto de miocardio asociado al consumo reciente de cocaína? Respuesta
Is Cocaine-associated Acute Myocardial Infarction the Same as Myocardial Infarction Associated With Recent Cocaine Consumption? Response
Visitas
...
Miguel Gilia,b,
Autor para correspondencia
mgili@us.es

Autor para correspondencia:
, Gloria Ramíreza,b, Luis Béjarb, Julio Lópeza,b
a Unidad de Gestión Clínica de Medicina Preventiva, Vigilancia y Promoción de la Salud, Hospital Universitario Virgen Macarena, Sevilla, España
b Departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública, Universidad de Sevilla, Sevilla, España
Contenido relaccionado
Rev Esp Cardiol. 2014;67:964-510.1016/j.recesp.2014.06.009
Xavier Carrillo, Eduard Fernandez-Nofrerias, Oriol Rodriguez-Leor, Antoni Bayes-Genis
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo
Sra. Editora:

Coincidimos con Carrillo et al en la importancia del sesgo de información sobre la exposición a cocaína. No obstante, también otros factores explican las diferencias entre nuestros resultados1 y los de su estudio2 en una unidad de cuidados críticos coronarios (UCCC). En un estudio de Gupta et al3 sobre 102.952 pacientes con infarto agudo de miocardio en 364 hospitales del American College of Cardiology Registry de Estados Unidos, solo 924 pacientes (0,9%) de todas las edades dieron positivo en cocaína, definida como consumo en las 72 h previas o su presencia en la orina.

Es problemático extrapolar los resultados de un estudio de 87 hospitales (España) o de 364 hospitales (Estados Unidos) —de casos confirmados de infarto agudo de miocardio en áreas geográficas, tipos de hospitales y de servicios y edades diferentes— a los resultados de una sola UCCC donde se estudió el síndrome coronario agudo en menores de 50 años. Igualmente sería arriesgado hacer una extrapolación de los resultados de una sola UCCC a todos los casos de infarto agudo de miocardio hospitalizados.

Nos llamó la atención la elevada mortalidad de los pacientes de la UCCC con positivo en cocaína. En el de Gupta et al3 y en el nuestro1 no se encontraron diferencias estadísticamente significativas. En el de Hollander et al4, la tasa de mortalidad entre casos positivos en cocaína fue 0. Esto podría deberse a que:

  • 1.

    En el estudio de Carrillo et al2 se hizo un análisis simple, con 2 defunciones entre 24 pacientes positivos en cocaína y 3 defunciones entre 379 pacientes negativos. Si calculamos la odds ratio (OR) y un método exacto para medir sus intervalos de confianza con un 95% de margen (IC95%), obtenemos OR=11,4 (IC95%, 0,89-103,3). Ellos solo valoraron la significación estadística (p=0,03), pero no advirtieron la imprecisión de la OR, que con un IC95% indica que dar positivo en cocaína puede aumentar el riesgo de muerte, pero asimismo presentar nulidad de efecto (OR=1) y también, sorprendentemente, que podría reducir el riesgo de muerte (OR=0,89-0,99).

  • 2.

    En nuestro estudio1 y en el de Gupta et al3 (pero no en el que da origen a esta carta), se hizo un análisis multivariable que incluyó importantes variables pronósticas (edad, sexo, otras adicciones, comorbilidades, complicaciones, analíticas y tratamientos, según el estudio).

Por todo ello pensamos que, para calcular el riesgo atribuible a la cocaína en la mortalidad de pacientes con síndrome coronario agudo en UCCC, se precisaría una muestra con mayor número de casos que garantizara la potencia estadística del estudio, la precisión de los estimadores de magnitud y el control del sesgo de confusión mediante el análisis multivariable de los resultados.

FINANCIACIÓN

Este estudio fue financiado por la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional Sobre Drogas, Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (ayuda n° 2009I017, Proyecto G41825811).

Bibliografía
[1]
M. Gili, G. Ramírez, L. Béjar, J. López, D. Franco, J. Sala.
Trastornos por cocaína e infarto agudo de miocardio, prolongación de estancias y exceso de costes hospitalarios.
Rev Esp Cardiol, (2014),
[2]
X. Carrillo, A. Curós, R. Muga, J. Serra, A. Sanvisens, A. Bayes-Genis.
Acute coronary syndrome and cocaine use: 8-year prevalence and inhospital outcomes.
Eur Heart J, 32 (2011), pp. 1244-1250
[3]
N. Gupta, J.B. Washam, S.E. Mountantonakis, S. Li, M.T. Roe, J.A. de Lemos, et al.
Characteristics, management, and outcomes of cocaine-positive patients with acute coronary syndrome.
Am J Cardiol, 113 (2014), pp. 749-756
[4]
J.E. Hollander, R.S. Hoffman, J.L. Burstein, R.D. Shih, H.C. Thode Jr..
Cocaine-associated myocardial infarction. Mortality and complications.
Arch Intern Med, 155 (1995), pp. 1081-1086
Copyright © 2014. Sociedad Española de Cardiología
Idiomas
Revista Española de Cardiología

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?