Publique en esta revista
Información de la revista
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Carta al Editor
DOI: 10.1016/j.recesp.2020.06.040
Acceso a texto completo
Disponible online el 8 de Septiembre de 2020
Rehabilitación cardiaca basada en el ejercicio en tiempos de COVID-19: un pequeño paso para los sistemas de salud, un gran salto para los pacientes
Exercise-based cardiac rehabilitation in COVID-19 times: one small step for health care systems, one giant leap for patients
Visitas
...
Fernando Ribeiroa,
Autor para correspondencia
fernando.ribeiro@ua.pt

Autor para correspondencia:
, Mário Santosb,c
a Institute of Biomedicine – iBiMED, School of Health Sciences, University of Aveiro, Aveiro, Portugal
b Department of Cardiology, Hospital Santo António, Centro Hospitalar Universitário do Porto, Oporto, Portugal
c Instituto de Ciências Biomédicas Abel Salazar, University of Porto, Oporto, Portugal
Este artículo ha recibido
...
Visitas
(Actualización diaria de datos)
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo
Sr. Editor:

En medicina cardiovascular, tratamos a pacientes con mayor riesgo de contraer una enfermedad grave y de muerte si se infectan con COVID-19, con una tasa de mortalidad que alcanza el 10%1. Al mismo tiempo, los pacientes necesitan tratamientos oportunos, y la morbilidad y la mortalidad aumentarán si no se los proporcionamos.

Este dilema es sumamente preocupante en relación con el entrenamiento físico de pacientes con enfermedad cardiovascular2 porque, a diferencia de otros tratamientos cardiovasculares, la prestación de rehabilitación cardiaca en grupo y en un centro requiere que el paciente se traslade a las instalaciones del hospital varias veces por semana durante unos cuantos meses, lo que aumenta los contactos sociales y, en consecuencia, el riesgo de infección por COVID-19. Al mismo tiempo, los pacientes que han sufrido un infarto de miocardio tendrán un aumento del riesgo de mortalidad cardiovascular y de ingreso hospitalario del 20 al 30% si pierden la rehabilitación cardiaca con ejercicios después del alta hospitalaria3. El riesgo de hospitalización de los pacientes con insuficiencia cardiaca con fracción de eyección reducida aumentará el 40% si no pueden llevar a cabo un programa de rehabilitación cardiaca4.

En muchos países, la propagación descontrolada de la COVID-19ha exigido una respuesta de «hacer lo que sea necesario» que se ha caracterizado por una estricta política de distanciamiento social, lo cual ha generado una ola de cancelaciones de citas médicas, el aplazamiento temporal de intervenciones quirúrgicas programadas no urgentes y la suspensión total de la mayoría de los programas de rehabilitación cardiaca. Las políticas de confinamiento domiciliario podrían prolongarse, sobre todo, para las personas con alto riesgo, como los ancianos y las personas con enfermedades cardiovasculares, especialmente si hubiera que afrontar una segunda ola de COVID-19. Estas consideraciones suponen un reto para los médicos a la hora de sopesar los riesgos y beneficios de detener o continuar los programas de rehabilitación cardiaca y que ello sea aceptable para los pacientes.

Habida cuenta de la imprevisibilidad de los próximos meses y años, se puede esperar grandes desafíos en la prestación de la rehabilitación cardiaca tradicional. Se necesitan con urgencia formas efectivas y sensatas de ofrecer rehabilitación cardiaca mientras se reduce el riesgo de transmisión de la COVID-19, para garantizar la continuidad de la atención a los pacientes con enfermedades cardiovasculares.

Un modo de aumentar la disponibilidad y la accesibilidad de los servicios de rehabilitación cardiaca es implementar y ampliar la oferta de programas domiciliarios. Estos programas contienen los mismos componentes básicos que los programas que se ofrecen en centros, pero los tratamientos se realizan, en su mayoría o en su totalidad, en el domicilio de los pacientes5. A pesar de que se realizan fuera de un centro médico sin observación personal, son tan seguros, viables y efectivos como los programas que se ofrecen en centros5. La incorporación de instrumentos de telemedicina a los programas domiciliarios —como el software de videoconferencia que permite un programa supervisado a distancia y en tiempo real en el domicilio del paciente— podría abordar las desventajas inherentes a la falta de supervisión directa del ejercicio y de socialización. Además de los beneficios directos para la salud al reducir las tasas de reingreso hospitalario y de mortalidad5, los programas de telerrehabilitación también podrían contrarrestar las consecuencias físicas y mentales del aislamiento social.

En tiempos de la COVID-19, los beneficios de los programas de telemedicina pueden ir más allá de la rehabilitación y constituir un programa de «prehabilitación» útil, ya que mejora la capacidad de los pacientes de resistir un factor de estrés inminente, como una infección por COVID-19. La prehabilitación abarca varios de los componentes básicos de la rehabilitación cardiaca, como el ejercicio, la nutrición, el abandono del hábito de fumar y el control del estrés. Se ha demostrado que la prehabilitación mejora la reserva fisiológica antes de una intervención quirúrgica mayor y, en consecuencia, mejora la recuperación posquirúrgica, puesto que reduce la tasa de complicaciones posoperatorias y la estancia hospitalaria, sobre todo en poblaciones con alto riesgo6. Además, la intensidad (moderada), el tipo y la duración del ejercicio recomendados generalmente en la rehabilitación cardiaca mejoran la regulación del sistema inmunitario. Esto puede tener repercusiones positivas en la inmunosenescencia de los pacientes ancianos con enfermedad cardiovascular7, que en teoría pueden tener aumentada su protección contra las consecuencias de la COVID-19.

La pandemia de la COVID-19 plantea un desafío al modo en que se ofrece la atención cardiovascular. Los sistemas de salud deben rediseñar los instrumentos con flexibilidad e imaginación, siempre dentro de los límites de la medicina basada en la evidencia. Los programas de rehabilitación cardiaca con ejercicios son tratamientos basados en la evidencia, con importantes beneficios clínicos que no deben minimizarse por nuestro enfoque actual en los problemas de la pandemia. La combinación de programas domiciliarios con las numerosas posibilidades que ofrecen los instrumentos tecnológicos disponibles en general permitirá ofrecer las mejores soluciones a los pacientes y superar los desafíos de la COVID-19.

FINANCIACIÓN

Este trabajo fue subvencionado por la Fundação para a Ciência e a Tecnologia (FCT) de Portugal [PTDC/MEC-CAR/30011/2017] y cofinanciado por los fondos FEDER según el nuevo acuerdo de colaboración PT2020 incluido en el proyecto POCI-01-0145-FEDER-030011.

Agradecimientos

iBiMED es una unidad de investigación financiada por la Fundação para a Ciência e a Tecnologia (UID/BIM/04501/2020) y por los fondos FEDER/Compete2020.

Bibliografía
[1]
Z. Wu, J.M. McGoogan.
Characteristics of and Important Lessons From the Coronavirus Disease 2019 (COVID-19) Outbreak in China: Summary of a Report of 72314 Cases From the Chinese Center for Disease Control and Prevention.
JAMA., 323 (2020), pp. 1239-1242
[2]
I. Ballesta-García, Rubio Arias JÁ, D.J. Ramos Campo, et al.
High-intensity Interval Training Dosage for Heart Failure and Coronary Artery Disease Cardiac Rehabilitation. A Systematic Review and Meta-analysis.
Rev Esp Cardiol, 72 (2019), pp. 233-243
[3]
L. Anderson, N. Oldridge, D.R. Thompson, et al.
Exercise-Based Cardiac Rehabilitation for Coronary Heart Disease: Cochrane Systematic Review and Meta-Analysis.
J Am Coll Cardiol., 67 (2016), pp. 1-12
[4]
L. Long, I.R. Mordi, C. Bridges, et al.
Exercise-based cardiac rehabilitation for adults with heart failure.
Cochrane Database Syst Rev., (2019),
[5]
R.J. Thomas, A.L. Beatty, T.M. Beckie, et al.
Home-Based Cardiac Rehabilitation: A Scientific Statement From the AACPR, the AHA, and the ACC.
Circulation., 140 (2019), pp. e69-e89
[6]
C. Scheede-Bergdahl, E.M. Minnella, F. Carli.
Multi-modal prehabilitation: addressing the why, when, what, how, who and where next?.
Anaesthesia., 74 (2019), pp. 20-26
[7]
R.J. Simpson, H. Kunz, N. Agha, R. Graff.
Exercise and the Regulation of Immune Functions.
Prog Mol Biol Transl Sci., 135 (2015), pp. 355-380
Copyright © 2020. Sociedad Española de Cardiología
Idiomas
Revista Española de Cardiología

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.