Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 68. Núm. 11.
Páginas 1040-1041 (Noviembre 2015)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 68. Núm. 11.
Páginas 1040-1041 (Noviembre 2015)
Carta al Editor
DOI: 10.1016/j.recesp.2015.07.008
Acceso a texto completo
Tras un síndrome coronario agudo, ¿qué bloqueador beta se debería dar, a quién y cuánto tiempo?
Beta-blocker Use After an Acute Coronary Syndrome. Which one, in Whom, and for How Long?
Visitas
...
Alberto Cordero
Autor para correspondencia
acorderofort@gmail.com

Autor para correspondencia:
, Pilar Carrillo, Ramón López-Palop
Departamento de Cardiología, Hospital Universitario de San Juan, San Juan de Alicante, Alicante, España
Contenido relaccionado
Rev Esp Cardiol. 2015;68:585-9110.1016/j.recesp.2014.07.029
Sergio Raposeiras-Roubín, Emad Abu-Assi, Alfredo Redondo-Diéguez, Rocío González-Ferreiro, Andrea López-López, Noelia Bouzas-Cruz, María Castiñeira-Busto, Carlos Peña Gil, José María García-Acuña, José Ramón González-Juanatey
Rev Esp Cardiol. 2015;68:104110.1016/j.recesp.2015.07.020
Sergio Raposeiras Roubín, Emad Abu-Assi, José Ramón González-Juanatey
Este artículo ha recibido
...
Visitas
(Actualización diaria de datos)
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo
Sr. Editor:

Tras leer el artículo de Raposeiras-Roubín et al1, los autores piensan que merece varias consideraciones, ya que los bloqueadores beta (BB) son los únicos fármacos actualmente cuestionados dentro del tratamiento médico óptimo tras un síndrome coronario agudo (SCA). Los autores analizaron el efecto a largo plazo del tratamiento con BB en pacientes dados de alta tras un SCA que presentaban fracción de eyección > 50%, que constituyen un subgrupo de pacientes para quienes no habría indicación clara para este tratamiento. Se encontró una reducción de la mortalidad a 5 años del 36%.

Actualmente se considera que hay tres puntos clave en relación con el tratamiento con BB tras un SCA. En primer lugar, aunque la utilización de BB ha aumentado exponencialmente en la última década2,3, un reciente metanálisis demuestra que en la era de la reperfusión no se observa beneficio del tratamiento con BB tras un SCA4. En segundo lugar, las guías de prevención secundaria de la American Heart Association y el American College of Cardiology5 recomiendan utilizar solo los BB con demostrada mejora de la supervivencia tras un SCA, que son carvedilol, metoprolol y bisoprolol; además, recomiendan un periodo de al menos 3 años, y reconocen que parece lógico mantenerlos indefinidamente aunque no se disponga de evidencia al respecto. Por último, se desconoce cuánto tiempo debe mantenerse el tratamiento, ya que en los pacientes con cardiopatía isquémica crónica estable no parecen aportar ningún beneficio en el pronóstico ni en la recurrencia de complicaciones cardiovasculares mayores6.

En el registro DIOCLES3, se observó que el 81% de los pacientes recibieron BB al alta, lo cual supone un incremento de casi el 20% respecto a lo observado en el registro MASCARA7 (67,8%). Entre ambos registros también se observó un aumento de la revascularización del 636 al 85%2, pero en el estudio de Rasposeiras-Roubín et al1 el intervencionismo no superó el 70%, posiblemente porque se incluyó a pacientes desde 2003, que es un periodo bastante anterior al registro MASCARA7. Por otra parte, ninguna de las publicaciones menciona qué agentes BB se emplearon. Las guías de 2011 de prevención secundaria de la American Heart Association y el American College of Cardiology incluyeron, por primera vez, la recomendación de utilizar únicamente los agentes que han mostrado mejora en la supervivencia, dado que algunos no se han estudiado en el contexto posterior al SCA o incluso no se ha demostrado que tengan efecto beneficioso, como es el caso de atenolol5. En un registro nacional de pacientes con cardiopatía isquémica crónica, se encontró que precisamente los fármacos que recomiendan la American Heart Association y el American College of Cardiology se asocian a buen control de la frecuencia cardiaca en reposo8, dato que se ha correlacionado directamente con la mejora del pronóstico.

Por lo tanto, los autores opinan que el artículo aporta evidencia sólida y clínicamente relevante acerca del empleo de los BB en pacientes con SCA, aunque sigue existiendo en nuestro medio una importante laguna de conocimiento sobre qué BB dar a qué pacientes y por cuánto tiempo tras un SCA.

Bibliografía
[1]
S. Raposeiras-Roubín, E. Abu-Assi, A. Redondo-Diéguez, R. González-Ferreiro, A. López-López, N. Bouzas-Cruz, et al.
¿En la era actual existe beneficio pronóstico del tratamiento con bloqueadores beta tras un síndrome coronario agudo con función sistólica conservada?.
Rev Esp Cardiol., 68 (2015), pp. 585-591
[2]
K.L. Park, R.J. Goldberg, F.A. Anderson, J. Lopez-Sendon, G. Montalescot, D. Brieger, et al.
Beta-blocker use in ST-segment elevation myocardial infarction in the reperfusion era (GRACE).
Am J Med., 127 (2014), pp. 503-511
[3]
J.A. Barrabés, A. Bardají, J. Jiménez-Candil, F. del Nogal Sáez, V. Bodí, N. Basterra, et al.
Pronóstico y manejo del síndrome coronario agudo en España en 2012: estudio DIOCLES.
Rev Esp Cardiol., 68 (2015), pp. 98-106
[4]
S. Bangalore, H. Makani, M. Radford, K. Thakur, B. Toklu, S.D. Katz, et al.
Clinical outcomes with beta-blockers for myocardial infarction: a meta-analysis of randomized trials.
Am J Med., 127 (2014), pp. 939-953
[5]
S.C. Smith Jr., E.J. Benjamin, R.O. Bonow, L.T. Braun, M.A. Creager, B.A. Franklin, et al.
AHA/ACCF Secondary Prevention and Risk Reduction Therapy for Patients With Coronary and Other Atherosclerotic Vascular Disease: 2011 update: a guideline from the American Heart Association and American College of Cardiology Foundation.
Circulation., 124 (2011), pp. 2458-2473
[6]
S. Bangalore, G. Steg, P. Deedwania, K. Crowley, K.A. Eagle, S. Goto, et al.
ß-Blocker use and clinical outcomes in stable outpatients with and without coronary artery disease.
JAMA., 308 (2012), pp. 1340-1349
[7]
I. Ferreira-González, G. Permanyer-Miralda, J. Marrugat, M. Heras, J. Cuñat, E. Civeira, et al.
Estudio MASCARA (Manejo del Síndrome Coronario Agudo. Registro Actualizado). Resultados globales.
Rev Esp Cardiol., 61 (2008), pp. 803-816
[8]
A. Cordero, V. Bertomeu-González, P. Mazón, J. Moreno-Arribas, L. Fácila, H. Bueno, et al.
Differential effect of ß-blockers for heart rate control in coronary artery disease.
Clin Cardiol., 34 (2011), pp. 748-754
Copyright © 2015. Sociedad Española de Cardiología
Idiomas
Revista Española de Cardiología

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.