Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 61. Núm. 6.
Páginas 657-658 (Junio 2008)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 61. Núm. 6.
Páginas 657-658 (Junio 2008)
Respuesta
DOI: 10.1157/13123078
Acceso a texto completo
Respuesta
Response
Visitas
...
Antonio Bayés de Lunaa
a Institut Català Ciències Cardiovasculars (ICCC). Hospital de la Santa Creu i de Sant Pau. Barcelona. España.
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo
Sr. Editor:

Muchas gracias por la carta de los doctores Alarcón-Duque et al.

Quiero poner de manifiesto que los criterios electro-cardiográficos de infarto Q se refieren a pacientes que han tenido un SCA EST y que en su fase crónica presenta ondas Q o R alta en V1. Nuestro trabajo refleja, gracias a la correlación con la resonancia magnética, que en este tipo de pacientes la presencia de ondas Q de necrosis o imágenes equivalentes (R en V1 con R/S > 1, y/o R ³ 40 ms de anchura) permite localizar dónde está el infarto. En su ejemplo, la anchura de la R es < 4 ms y la relación R/S está alrededor de 0,5. Quiero recordar que una relación R/S ³ 1 es el valor que tiene una especificidad del 100% para infarto lateral.

Lo que queremos ilustrar es que en un paciente con infarto de miocardio tras SCA EST, una R alta en V1, sobre todo si la relación R/S ³ 1 y la anchura R ³ 40 ms, es seguro que la necrosis es lateral y no posterior. No puede ser posterior porque: a) la pared posterior (ahora segmento 4 de la clasificación de Cerqueira: inferobasal) muy a menudo no existe porque el segmento 4 no se curva para arriba; b) aunque existiera, su necrosis no daría una R alta en V1, imagen en espejo de la onda Q de las derivaciones de la espalda, porque se despolariza después de 30-40 ms, cuando ya ha empezado a registrarse la onda R normal, por lo que no puede haber Q en la espalda, y c) porque, en cualquier caso, aunque existiera vector de necrosis, éste se dirigiría hacia V3-V4 y no hacia V1-V2 debido a la posición oblicua del corazón en el tórax.

Naturalmente, ante una onda R alta en V1, es necesario descartar el síndrome de Wolf-Parkinson-White, el bloqueo de rama derecha y el crecimiento ventricular derecho. En su ausencia, nunca en individuos normales la anchura de la R ³ 40 ms y la relación R/S > 1. El ECG presentado por el Dr. Alarcón-Duque et al no presenta ni R ³ 40 ms ni R/S ³ 1.

Agradezco a los autores que hayan puesto de manifiesto la necesidad de correlacionar siempre el ECG con la clínica. También quiero añadir que puede encontrar más información sobre estos datos en otros trabajos nuestros1-4, aparte de los citados por los autores.

Bibliografía
[1]
Bayés de Luna A, Cino JM, Pujadas S, Cygankiewicz I, Carreras F, Garcia-Moll X, et al..
Concordance of electrocardiograhic patterns and healed myocardial infarction location detected by cardiovascular magnetic resonance..
Am J Cardiol, 97 (2006), pp. 443-51
[2]
Cino JM, Pujadas S, Carreras F, Cygankiewicz I, Leta R, Noguero M, et al..
Utility of contrast-enhanced cardiovascular magnetic resonance (CE-CMR) to assess how likely is an infarct to produce a typical ECG pattern..
J Cardiovasc Magn Reson, 8 (2006), pp. 335-44
[3]
Bayés de Luna A..
Location of Q-wave myocardial infarction in the era of cardiac magnetic resonance imaging techniques: an update..
J Electrocardiol, 39 (2006), pp. S79
[4]
Electrocardiography in ischemic heart disease. Oxford: Blackwell; 2008.
Idiomas
Revista Española de Cardiología

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?